Estado islámico

Destruyen patrimonio histórico en Siria

Un "crimen de guerra", definió ayer la Unesco la destrucción del templo Baal Shamin en Palmira, Siria, cometida el domingo por el Estado Islámico, mientras que la comunidad internacional compartió un coro unánime de condena y de repudio.

"Tales actos constituyen un crimen de guerra y los responsables deberán responder por sus acciones", afirmó la directora general de la Unesco, la búlgara Irina Bokova.

La funcionaria de la agencia de Naciones Unidas para la cultura y la educación, calificó como "una pérdida considerable para el pueblo sirio y la humanidad" la destrucción del templo de Palmira a causa del "vandalismo extremista".

"La destrucción sistemática de los símbolos que encarnan la diversidad cultural de Siria revela las verdaderas intenciones de tales ataques, que privarán al pueblo sirio de su sabiduría, de su identidad y de historia", aseveró.

La directora de la Unesco solicitó a la comunidad internacional "hacer pruebas de unidad frente a la continuación de esta limpieza cultural" en la convicción que "a pesar de los obstáculos y el fanatismo, la creatividad humana prevalecerá".

Palabras similares surgieron del gobierno italiano, que convocó a la acción para proteger el patrimonio cultural en peligro en el Medio Oriente. El Ministerio de Asuntos Exteriores francés sumó su "condena". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)