se cerraron todas las puertas

Grecia entró en default y se encienden las alarmas
Grecia entró en default ayer, cuando las oficinas centrales del Fondo Monetario Internacional (FMI) cerraron sus puertas en Washington y el pago por unos 1.600 millones de euros no se había hecho efectivo. Hubo negociaciones hasta el final del plazo, pero las dos últimas propuestas continuaban alejadas entre sí.
Pulse aquí para volver a la versión mobile.