LA DESPEDIDA DEL COMPAÑERO DE FÓRMULA

Vázquez mostró firmeza a la interna de su gobierno

El presidente solicitó a sus ministros mirar para adelante y marcar la agenda con proyectos del gobierno.

Tabaré Vázquez. Foto: Fernando Ponzetto
Tabaré Vázquez. Foto: Fernando Ponzetto

Fueron 48 horas claves. El jefe de Estado debió preparar un discurso ante un hecho histórico en el devenir del Uruguay: su vicepresidente había renunciado al cargo. La salida de Raúl Sendic sorprendió al presidente Tabaré Vázquez. No porque el mandatario entendiera que debía permanecer en el puesto de vicepresidente, sino porque las manifestaciones públicas de Sendic en los días y semanas previos iban en otra dirección.

Por eso el sábado 9 cuando se enteró de la decisión "indeclinable" de su vicepresidente, la aceptó. A partir de ese momento reflexionó cómo seguir adelante. Primero pensó en suspender su viaje a Estados Unidos previsto para el sábado 16 de este mes, pero con el paso de las horas el mandatario revirtió su decisión; así se lo comunicó ayer a su gabinete en la reunión que mantuvo en la Torre Ejecutiva.

La continuidad de los hechos le mostró que la amplia mayo-ría del Frente Amplio había llegado al Plenario del sábado con la decisión tomada para sancionar a Sendic; y con un fallo del Tribunal de Conducta política categórico en contra del vicepresidente.

Pero la sorpresiva renuncia del líder de la Lista 711 desacomodó a todos los frenteamplistas, e incluso al propio Vázquez. Sin embargo la institucionalidad del país no sufrió heridas. Así lo consideró el jefe de Estado y todo su gabinete. Ahora Lucía Topolansky aceptó tomar el puesto en la Asamblea General y el presidente manifestó al gabinete que eso le dio tranquilidad para seguir con la "agenda de gobierno" tal como estaba prevista.

Por eso todo el Poder Ejecutivo, y en gran parte también el Frente Amplio, buscan "dar vuelta la página" y adoptar una postura más agresiva en marcar la agenda pública. El presidente trasmitió en el consejo que sí pensó en suspender su viaje al exterior, pero que es necesario "seguir para adelante" y "trabajando con compromiso". "Voy a viajar y la compañera Lucía va a asumir la Presidencia", dijo Vázquez durante la reunión, según comentaron dos participantes a El País.

El vicepresidente ya le había puesto su cargo a disposición un año atrás, cuando se desató la polémica por el falso título de Licenciado en Genética Humana que Sendic decía tener. Pero Vázquez dijo que ese tema no ameritaba dejar su puesto. Por eso lo respaldó.

Sendic siguió en la vicepresidencia, y con el paso de los meses acumuló cuestionamientos. El manejo de las tarjetas de crédito corporativas de Ancap fue clave. El episodio pasó al Tribunal de Conducta Política del partido de gobierno y su fallo fue letal. Sin embargo Sendic decidió mantenerse en el cargo, pasase lo que pasase en el Plenario que discutiría el dictamen.

Los sectores oficialistas negociaron durante más de una semana el nivel de la sanción que se aplicaría al vicepresidente. Lo que no podían era pedirle la renuncia al cargo. En el gobierno esperaban "un gesto de Sendic" y que diese un paso al costado.

La posición de la mayoría de los delegados de base, las coordinadoras de Montevideo y los plenarios del interior fue trascendental. Sendic estaba acorrala-do. Y así fue que decidió renunciar. Incluso, en contra de los consejos de sus compañeros y abogado.

El sábado la situación fue insostenible. Ahora sí Vázquez decidió aceptar la renuncia, y el mandatario no mantuvo una charla para intentar hacerlo cambiar de opinión.

Ayer en la conferencia de prensa el presidente de la República valoró la decisión de Sendic y le dio un apoyo explícito. Re-conoció "la valentía, el compromiso y la responsabilidad de Sendic al presentar su renuncia al cargo".

Pero no se quedó ahí, Vázquez dijo que Sendic fue víctima de "un brutal bullying, un ensañamiento brutal como nunca se ha visto en el país hacia una figura pública; bestial, de una inhumanidad tremenda".

También se quejó de lo que entiende una campaña contra Sendic. Expresó que se niega a "aceptar que a una persona se la esté permanentemente atacando, si ya habían sido marcados los errores. Machacar, machacar y machacar, a veces hasta con impudicia y con alevosía. Sé que esto va a ser objeto de una gran respuesta, (pero) desde el punto de vista humano esto es inaceptable, yo tengo códigos", señaló.

El presidente aclaró que la renuncia de Sendic fue por propia voluntad del vicepresidente. "En ningún momento se lo solicité", aseguró y dijo que la nota publicada por El País el domingo sobre una conversación telefónica entre ambos fue una "tergiversación de la realidad, una vil mentira".

El País volvió a contactarse con los informantes consultados y aseguraron que sí hubo una charla previa y otra posterior al plenario entre ambas figuras.

En la mañana del sábado 9 Sendic entró a la sede del Frente por la puerta lateral de Germán Barbato. Minutos antes sus compañeros de sector —Leonardo De León y Felipe Carballo— estuvieron reunidos charlando allí. Luego formaron la fila sobre la calle Colonia para entrar por la puerta principal.

Ambos ya estaban al tanto de la decisión de Sendic. También lo sabía el expresidente José Mujica desde temprano. "No vamos a decir nada", repitió De León varias veces cuando fue consultado.

En lo político el "caso Sendic" —para el gobierno y el Frente Amplio— está cerrado. Así lo trasmitió Vázquez a su gabinete. Sus palabras sobre la renuncia de Sendic fueron acotadas. Afuera fue mucho más efusivo, comentó uno de los participantes. Adentro el mandatario pidió "pensar para adelante" y marcar agenda con logros y proyectos.

Vázquez dijo que le queda pendiente "una fraterna conversación" con Sendic.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)