ÁREAS PROTEGIDAS

Uruguay reconocido por proteger a murciélagos

Usina de Cuñapirú es el primer sitio certificado en el país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los murciélagos también tiene sus protectores en Uruguay. Foto: Pixabay

La ex Usina de Cuñapirú, en Rivera, fue reconocida internacionalmente como el primer sitio de importancia para la conservación de los murciélagos en Uruguay. La certificación del pasado 20 de julio se debe a que fue probado que allí se alojan colonias reproductivas de miles de ejemplares de una especie migratoria (tadarida brasiliensis o murciélago cola de ratón).

El análisis de la información de campo y nombramiento de este primer Sicom estuvo a cargo de la Red Latinoamericana para la Conservación de los Murciélagos (Relcom), una organización similar a la BirdLife International que ha impulsado a nivel mundial el reconocimiento de áreas de importancia para la conservación de las aves (IBAS por su sigla en inglés o Aicas en español).

El próximo mes se espera que llegue la designación del segundo sitio de conservación: la Gruta de Arequita, en Lavalleja. También hay otros tres lugares incluidos en la lista para ser reconocidos: las Grutas de Salamanca, en Maldonado, Palmares de Caranday en Soriano y Río Negro, y las Islas del Río Uruguay en Artigas.

El Proyecto de Conservación de los Murciélagos en Uruguay, que preside Enrique González, presentará en estos días la documentación correspondiente a las autoridades nacionales y departamentales a los efectos de que estén informadas y tomen los recaudos correspondientes a nivel de las políticas públicas a desarrollar.

En túneles.

En el proyecto de investigación original realizado por un equipo de la Facultad de Ciencias que integraron Mauricio Genta, Mariana Díaz y Germán Botto, se concluía que su objetivo principal era colaborar con la conservación de la especie de murciélago tadarida brasiliensis que habita en forma de colonia en los túneles ubicados en las ruinas de la ex-represa hidroeléctrica de Cuñapirú, declarada Monumento Histórico Nacional y ubicada a pocos kilómetros de Minas de Corrales, en Rivera.

Para lograr ese objetivo se evaluaron los riesgos que corre la colonia así como ciertas características de la especie que no estaban evaluadas con anterioridad en el país.

Gracias a esa trabajo se confirmó para Uruguay el carácter migratorio de la especie, que viaja a Brasil 1.500 kilómetros.

"En la estación fría se encontraron pocos ejemplares en el lugar, mientras que en verano los ejemplares volvieron a la colonia y además utilizan el sitio como colonia de cría, con presencia de hembras gestantes y de crías".

En los refugios de la ex usina, a los murciélagos capturados y después liberados se les colocó un anillo de aluminio numerado y se les tomó una muestra de saliva que será utilizada en un proyecto de desarrollo de un nuevo método (no aplicado hasta ahora en Uruguay) para el monitoreo de rabia silvestre, en cooperación con la Sección Virología de la Facultad de Ciencias.

Los anillos permiten identificar a cada animal y realizar un seguimiento de los movimientos migratorios. Dicho marcaje se realiza en cooperación con el Proyecto de Monitoreo de Murciélagos de Rio Grande do Sul.

Riesgos y beneficios.

Al ser una especie migratoria, el murciélago insectívoro es potencial transmisor de enfermedades como la rabia, que en Brasil es endémica. Pero frente a eso, los especialistas indican que la conservación debe hacerse por una razón ecológica, ya que en cada noche relativamente cálida un solo ejemplar come cientos de insectos, controlando así la población de éstos, que puede ser plaga para los cultivos o peligrosa desde el punto de vista sanitario tanto para el ganado como para el hombre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)