Liliam Kechichian

"El turismo gay es una oportunidad para el país"

Con la presencia del ministra de Turismo, Liliam Kechichian, Uruguay se presentó al mundo la semana pasada en la Expo Milán 2015. Lo hizo a ritmo de batucada y con un concierto de Jorge Drexler. Hubo largas filas en el pabellón que el país tiene dentro del enorme predio, y en el cual se promueve la trazabilidad de las carnes que se consumen y exportan.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Queremos demostrar que siendo tres millones podemos venderle alimentos a 50 millones", dijo.

En Milán, en entrevista con El País, Kechichian destacó que “las reglas de juego claras” son un atractivo para los inversores extranjeros y también adelantó nuevas campañas que apuntan al turismo gay, náutico y de congreso y eventos, este último de la mano del futuro Antel Arena.

—En el marco de la Expo Milán 2015, ¿cómo cree que está posicionado Uruguay para venderse al mundo?

—Esta feria está hecha a la medida de Uruguay, puesto que tiene como centro a la alimentación y al ser humano. Nuestro lema es La vida crece en Uruguay. Queremos mostrar que siendo tres millones de habitantes, le vendemos alimentos a 30 millones y tenemos capacidad para venderle a 50 millones. Desde el Ministerio, tenemos mucha experiencia en este tipo de ferias, y si bien el modelo puede tener mejoras, creo que sigue siendo un lugar de promoción muy importante. Por la Expo Milán han pasado millones de personas y al pabellón de Uruguay ya vinieron 200.000. Le mostramos que las carnes uruguayas tienen trazabilidad, ven un video y después pasan al restaurante donde con una tablet y una aplicación pueden ver no solo de qué parte del país es la carne que están comiendo, sino también la cara del productor. Con alimentos de calidad vamos a poder competir siempre.

—¿Se han acercado inversores gracias al pabellón?

—He tenido una reunión para explicarles cuáles son los atractivos de nuestro país. También aproveché a transmitir las características de la ley de inversiones. Sé que él canciller, que vino antes, también tuvo varias reuniones. El presidente del Banco República, que también viajó a Italia, tuvo unas cuantas entrevistas. Este es un ámbito propicio. Uruguay tiene un buen posicionamiento a nivel mundial. Más allá de que cada uno de los uruguayos queremos más y más, queremos mejor, y sabemos que tenemos que mejorar; en el ámbito del contexto latinoamericano somos un país que nos destacamos.

—En el discurso que dio en la Expo, destacó la existencia de "reglas de juego claras" para los grupos inversores. ¿Eso es un plus para Uruguay en el marco del contexto latinoamericano?

—Sí, en un mundo de hoy, que es muy desafiante en lo que respecta a los negocios, saber que se le da a un inversor extranjero el mismo trato que a uno nacional, y que las reglas están bien establecidas, es una ventaja. Esto posiciona a Uruguay en el contexto latinoamericano. Uruguay y Chile son los países con mejor puntaje de América Latina.

—Jorge Drexler expresó que para él, los extranjeros ven a Uruguay como la Holanda de América Latina, ¿cree que esto es así?

—Lo que creo es que hay que ser cautos. La crisis duró muchos años en América Latina y todavía no hemos podido salir. Si bien hemos dado pasos de gigantes, todavía hay muchas zonas de la sociedad y muchas áreas en las que hay que seguir mejorando. No me gusta compararme con otros países, porque eso tiene sus debilidades. Pero Uruguay es también lo que hizo Drexler, un país donde cada uno expresa lo que siente con absoluta libertad.

—El pabellón de Uruguay más allá de promocionar principalmente la calidad de sus carnes, hace hincapié en otros aspectos: se destaca su historia futbolística, el Plan Ceibal y también algunas políticas de derechos, como el matrimonio igualitario. ¿Este último también es un canal para vender el país al mundo?

—En América Latina somos el país más amigable para el turismo gay friendly, porque realmente ellos miran los lugares donde se ha avanzado en los derechos. Buscan esos lugares y creo que ahí hay una oportunidad. Hay una mesa de turismo friendly en el conglomerado de Montevideo. Ahí tenemos, como en el turismo náutico, el turismo en espacios de naturaleza, y el idiomático, nuevos productos que nos van a permitir abarcar nuevos mercados. El turismo gay friendly es una gran oportunidad para nosotros. Seguiremos trabajando termas, sol y playa, cruceros, y congresos y eventos. Acá voy a hacer un énfasis muy especial sobre el Centro de Convenciones de Punta del Este y el Antel Arena, que desde mi punto de vista son dos infraestructuras necesarias, para que Uruguay pegue un salto.

—Cuando usted promociona a Uruguay en el mundo, ¿ya habla del Antel Arena?

—Sí, ya quedó confirmado que después de la licencia de la construcción en 2016 se va a continuar. No hay dudas de que se va a hacer y terminar en este período de gobierno. Para el Ministerio de Turismo es una infraestructura más que necesaria.

—¿Está conforme con el presupuesto que le fue asignado a su cartera?

—Sí, vamos a tener el mismo piso del 2014 más la inflación. Son unos 12 millones de dólares. Se van a invertir fundamentalmente en promoción.

—¿Ya se sabe qué tipo de campaña se va a llevar adelante? ¿A qué tipo de turistas va a estar enfocada?

—Estamos terminando de diseñarla. No va a haber una campaña, sino unas cuantas. Va a haber una para el turismo interno, otra específica para Brasil, otra para Argentina y otra que cubre todos los cables internacionales. Queremos trabajar más fuertemente con Colombia, México y Perú. No va a haber una figura conocida como se ha hecho en los anteriores años, sino que vamos a apuntar a dar a conocer justamente los nuevos productos turísticos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Tags relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)