ROBAN CAMIONETA EN LA CASA DE UN SENADOR

Los tres poderes del Estado sometidos por la delincuencia

Ministros, senadores y jueces también fueron víctimas de los ladrones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Montevideo, San Carlos y Rivera ocurrieron las muertes en un solo día.

Eran las cinco de la mañana y faltaban pocos minutos para que el senador Álvaro Delgado se levantara. De pronto sintió el motor de su camioneta, bajó corriendo desde su dormitorio y pudo ver como los ladrones se llevaban el vehículo familiar.

El legislador gritó, los delincuentes apretaron el acelerador y se perdieron por Carrasco Norte. Recién al volver a la casa Delgado notó que no solo le habían robado la camioneta. También le habían llevado otras pertenencias como dinero, la Play Station de sus hijos, una cadena de su señora. También habían revuelto su portafolio.

Los ladrones buscaron en la planta baja, a pocos metros de donde duerme la abuela de la señora del legislador que tiene 99 años de edad.

Frente a la casa del senador había un auto abandonado y la Policía confirmó que había sido hurtado la semana pasada de Pinamar. Dentro del vehículo había una mochila. Durante la mañana de ayer efectivos y técnicos de la Policía Científica hicieron un relevamiento en el lugar para encontrar huellas de los ladrones.

Todo indica que para ingresar a la casa de Delgado los delincuentes forzaron una ventana, para lo que utilizaron un gato hidráulico. El legislador no tiene armas y tampoco piensa en ellas. Lo único que hará como consecuencia del robo es contratar un herrero para reparar y reforzar las rejas y el portón de la casa.

No es la primera vez que roban un vehículo de la casa de Delgado. Hace unos cinco años pasó algo similar, en esa ocasión con un automóvil.

La lista.

El robo de la camioneta del senador Delgado es un episodio más de la extensa lista de políticos y miembros relevantes de los poderes públicos que han sido víctimas del delito. El 12 de abril pasado el senador del Partido Nacional, Guillermo Besozzi, se encontró con que un vidrio de su auto estaba roto y le faltaban objetos.

Besozzi, que preside la Comisión de Seguridad del Senado, se preparaba esa mañana para participar de la reunión por la inseguridad con el presidente Tabaré Vázquez.

En tanto, Guillermo Stirling, ex ministro del Interior y también participante en la reunión con Vázquez, fue víctima de la delincuencia el día 6 de abril pasado. En este caso, fue afectada su casa de veraneo en Punta Colorada.

La jueza de Adolescentes Aída Vera Barreto fue robada el 9 de marzo de 2015 cuando regresaba a su casa tras hacer compras. Caminaba por la vereda de Bulevar Artigas, a la altura de la calle Rodó, cuando un individuo en bicicleta pasó a gran velocidad a su lado y le arrebató el monedero con dinero y todos sus documentos.

Al actual vicepresidente, Raúl Sendic, le tocó varias veces. En febrero de 2014, sufrió dos robos del interior de su camioneta. En el primero le sustrajeron la billetera y en el segundo la computadora y una tablet. En enero de 2012, Sendic era presidente de Ancap y encontró la puerta de entrada de su casa dañada. Entró a la vivienda con la Policía y constató mucho desorden en el interior.

El actual ministro de Economía, Danilo Astori, y su señora, también fueron víctimas de los delincuentes. Una vez durante su primera etapa como secretario de Estado, en el año 2008, cuando tres delincuentes lo amenazaron en plena calle. La segunda vez, los malvivientes ingresaron a la casa del líder de Asamblea Uruguay en el barrio Malvín.

Uno de los incidentes más graves fue protagonizado por el senador frentista Rafael Michelini. En la noche del 21 de julio de 2014 el legislador fue abordado por cuatro hombres. Tras resistirse, se escucharon tres o cuatro detonaciones, uno de los disparos alcanzó la pierna derecha del senador.

La chacra "El Arriero" que el senador blanco Jorge Larrañaga tiene en Flores fue asaltada en enero de 2009 y abril de 2011. En ambas ocasiones los ladrones llevaron electrodomésticos y objetos personales.

Durante una mañana del mes de mayo de 2009 el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, concurrió a una entrevista radial y al salir descubrió que habían roto el vidrio de su auto y le habían llevado algunos objetos.

En diciembre de 2013 le tocó al senador blanco Jorge Saravia. Tres hombres armados ingresaron en horas de la noche a la casa del legislador mientras cenaba con su familia. Los delincuentes, que usaban capuchas, hicieron un disparo. Saravia logró llegar a un mueble donde guardaba un arma y se tiroteó con ellos, que huyeron sin poder llevarse nada.

La actual ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz, sufrió un arrebato en julio de 2014 cuando asistía a un acto de la campaña electoral de Tabaré Vázquez en la zona del Cerro.

El hecho ocurrió en pleno acto cuando se realizaba una caravana por el barrio.

En esa semana los ladrones entraron a la casa del senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, por el frente, rompieron la puerta y se llevaron algunos electrodomésticos y una computadora.

Los jerarcas policiales tampoco se salvan. La casa del actual director nacional de la Policía y entonces jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, fue robada en noviembre de 2014. El caso determinó que el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, comentara que el delito había sido cometido por "por gente a la que no le gustó el resultado electoral" de las elecciones nacionales del 26 de octubre en el que el partido de gobierno obtuvo el 47,9% de los votos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)