VEA EL VIDEO

Sirios en Juan Lacaze: encontraron la paz

El 13 de diciembre una prolífica familia de refugiados sirios se instaló en una amplia casa de Juan Lacaze. Llegaron a Uruguay en octubre, junto a otros compatriotas, huyendo de la guerra civil en su país.

—Bienvenido —dice una y otra vez, como un mantra, Merhi Alshebli, un sirio de 50 años que espera al visitante bajo el pequeño alero de la puerta principal de su vivienda.

Casi no conoce el idioma, pero repite ceremonioso: “Bienvenido”.
Con su esposa y 12 de sus 18 hijos habita una vivienda nueva, hecha a medida por el Plan Mevir, con varias habitaciones distribuidas a ambos lados de un largo corredor, como las celdas de un convento.

Ibrahim y Mohammed, dos jóvenes, dicen que entre todos, consultándose, logran entender preguntas; y que, entre todos, consultándose, pueden responderlas.

Ya han recorrido de cabo a rabo la ciudad sobre el Río de la Plata, el viejo Puerto Sauce de la industria textil y papelera, y concurren a fiestas callejeras. Se integran y los integran.

No les gustan mucho las comidas típicas de Uruguay, admiten.

—¿Qué les gusta del país?

—La gente —responden con rapidez Ibrahim y Mohammed con sonrisas de oreja a oreja.

—¿Qué le disgusta de Uruguay

—Antel, Internet —dice el padre de familia y señala hacia arriba. —Siempre mañana, mañana, mañana…

Los más jóvenes sonríen por la forma en que se expresa su padre. El idioma es todavía una barrera casi infranqueable para conseguir trabajo.

Cultivan una pequeña huerta en su predio y cuenta con gallinas y gansos, y debaten con el visitante sobre la mejor manera de obtener leche fresca para la familia. Mohammed dice que una oveja puede dar dos litros de leche por día, su madre prefiere la cabra, que rinde cinco, y el visitante habla de las ventajas de la vaca.

Merhi Alshebli, el padre de familia, sabe que en Uruguay la vaca es Dios.

(Lea el informe completo en la edición impresa de El País o suscríbase aquí a la edición digital)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)