FALLO JUDICIAL

Procesan por riña a tres jugadores de Peñarol

Dictamen expresa que podrán jugar por Peñarol o Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A las 15 de ayer, los futbolistas ingresaron a la sede penal. Foto: F. Flores

Los futbolistas de Peñarol, Nahitan Nández, Matías Mier y Lucas Hernández fueron procesados ayer sin prisión por la jueza penal Julia Staricco y la fiscal Gabriela Fossati. Ambas operadoras judiciales coincidieron en que los deportistas incurrieron en un delito de riña durante el partido que los mirasoles jugaron el miércoles 26 con el club brasileño Palmeiras en el Estadio Campeón del Siglo.

El dictamen de Staricco señala que los tres futbolistas deberán cumplir, como medida sustitutiva a la prisión, la prohibición de concurrir a espectáculos deportivos por dos meses, con la salvedad de que podrán jugar para Peñarol o la selección de Uruguay.

El pedido de procesamiento de la fiscal Fossati señala que ocurrieron dos enfrentamientos a puños entre futbolistas aurinegros y de Palmeiras en el campo de juego. Uno de ellos se inició cuando Nández tomó por la espalda al jugador Felipe Melo y generó su reacción. Posteriormente, el brasileño salió corriendo en dirección hacia el rincón de la tribuna donde se encontraban sus simpatizantes.

Melo fue perseguido por 50 metros por Mier, quien declaró en la sede que persiguió al futbolista norteño para reclamarle que se retirara al vestuario. "Tal extremo se valorará dado que no surge que no se haya mantenido a distancia", expresa la fiscal en su dictamen.

Fossati dijo que el otro incidente se produjo cuando Hernández se acercó al golero de Palmeiras y lo golpeó.

Los cinco futbolistas declararon en el Juzgado que habían sido provocados por el jugador Felipe Melo y que este había realizado declaraciones públicas insultantes para ellos días atrás en Brasil.

Aun estando alertados de que podrían ser provocados y que debían actuar como profesionales, los tres futbolistas de Peñarol "se involucraron en la pelea" en el marco de un espectáculo público, lo que derivó en otros incidentes entre otros simpatizantes.

Fossati aclaró que no fue informada de la pelea por la Policía cuando el equipo de Palmeiras aún se encontraba en Uruguay. Por ello, se vio inhibida de solicitar la conducción de los futbolistas norteños a declarar a la sede.

La fiscal advirtió que los deportistas son un ejemplo para muchas personas, sobre todo jóvenes y, por ende, solicitó el procesamiento sin prisión de Mier, Nández y Hernández por incurrir en un delito de riña durante una competencia deportiva. También solicitó a la jueza Staricco que se les imponga como medida cautelar la prohibición a concurrir a cualquier evento deportivo por dos mesed meses. Además pidió la detención de Felipe Melo en caso de que ingrese a Uruguay. "La investigación no se cerró. Se indagarán sobre otros incidentes ocurridos en el estadio", dijo Fossati a El País.

Junior Arias y Yeferson Quintana no fueron procesados.

El abogado defensor de los futbolistas, Jorge Barrera alegó que no existían elementos suficientes para procesar a los deportistas en virtud de que la investigación no se completó porque no fueron indagados los jugadores del Palmeiras. Agregó que existió una agresión física de Felipe Melo a los aurinegros como surge de los videos. Barrera pidió a la jueza que armara un presumario y citara a declarar a Melo y a otros futbolistas de Palmeiras.

Nández, Mier, Hernández y Melo fueron suspendidos por tres partidos, según informó ayer la Conmebol en una comunicación oficial.

Incidentes.

Además de la riña entre los futbolistas, los disturbios ocurridos en el Estadio Campeón del Siglo determinaron la creación de otros dos expedientes judiciales. Una de las investigaciones refiere a una golpiza propinada por dos hinchas de Peñarol —padre e hijo— a un policía antes del partido.

Los dos acusados pretendían ingresar al palco del Estadio Campeón del Siglo y no había lugar, dijeron a El País fuentes del caso. Estas dos personas fueron procesadas sin prisión por Staricco por incurrir en un delito de desacato.

Otro expediente se centra en lo ocurrido en el estacionamiento del estadio de Peñarol donde varios hinchas apedrearon patrulleros.

En la tarde de ayer, declararon seis hinchas mirasoles, uno de ellos fue detenido encima de un ómnibus. En el juzgado penal, ningún policía reconoció ayer a los parciales acusados. "Los seis hinchas, entre ellos mi cliente, fueron detenidos al barrer. La jueza (Julia Staricco) pidió las filmaciones para ver si se ubicaba a algunos de los detenidos. A la jueza se le dijo que las cámaras de los estacionamientos no estaban operativas", dijo ayer a El País el abogado penalista, Rodrigo Martínez, defensor de uno de los hinchas detenidos.

Fuentes policiales señalaron a El País que las cámaras ubicadas en el estacionamiento del Campeón del Siglo filman y permiten detectar si ocurre algún incidente allí pero no graban.

Delito de riña en un espectáculo deportivo.

El artículo 323 bis del Código Penal establece: "El que por motivo o en ocasión de una competencia deportiva u otro espectáculo público que tuviera por objeto recreación o esparcimiento, al ingresar, durante el desarrollo del mismo o al retirarse participare de cualquier modo en una riña, será castigado con pena de tres a veinticuatro meses de prisión". La ley sobre seguridad en el deporte también establece penas para aquellas personas que incurren en delitos durante la realización de partidos de fútbol o de otro deporte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)