UN PROBLEMA EN TODA LA CIUDAD

Pozos que merecen un cumple

La fiesta del Cordón causó envidia en vecinos de otros barrios; piden globos y cornetas.

Vecinos celebraron un año del pozo de La Paz y Magallanes. Foto: @martinelgue / Twitter.
Vecinos celebraron un año del pozo de La Paz y Magallanes. Foto: @martinelgue / Twitter.

A una vecina le llamaba la atención que después de un año, tres balizas aparecieran siempre rodeando un pozo ubicado en La Paz y Magallanes. Enojada con esta situación se lo comunicó a Martín Elgue, un diputado del Partido Nacional, quien ideó una manifestación "irónica" para buscar una solución a este problema: festejar un cumpleaños en torno al pozo que sigue sin ser cubierto.

El lunes a la tarde los vecinos realizaron una celebración: compraron globos, gorros, banderines, cornetas y pintaron en un cartel: "Mi primer añito". Muchos curiosos de la zona se sorprendieron por este festejo, algunos se sumaron a la movida y se fotografiaron en el pozo.

Elgue, el coordinador de la iniciativa, dijo que es una "metodología de manifestación diferente" y que "no tiene ideología política".

"No quemamos cubiertas, no cortamos el tránsito y es algo novedoso en Uruguay", manifestó el diputado.

Carlos, un empleado de un service de electrodomésticos ubicado justo en frente al pozo, contó a El País que el agujero era más chico. Pero la Intendencia intervino en el lugar en las últimas semanas efectuando un recorte en el pavimento, para rellenarlo con asfalto.

Entonces, quedó un desnivel imponente, una pileta de cuatro metros de largo por dos de ancho, rodeado por balizas y una red. Desde que existe, Carlos ha observado dos choques contra las balizas. Todos fueron de pequeña magnitud, pero cada uno provocó que el tránsito se enlenteciera.

Michael González, encargado de un taller mecánico de la zona contó que muchos autos rebotaban en el pozo y provocaban ruidos que escuchaba desde su casa, ubicada justo arriba de su lugar de trabajo. "Ahora, desde hace ocho días que la Intendencia no lo toca", manifestó, expectante.

Ayer de tarde, dos autos frenaron al lado del pozo, y tres hombres descendieron de los vehículos para fotografiarse. "¡Llegamos tarde al cumpleaños!", comentó uno de ellos, lo cual desató la risa de los otros dos acompañantes.

Más cumpleaños.

Luego de subir a las redes sociales fotografías del "cumpleaños", Elgue recibió a través de su cuenta de Twitter más de 25 pedidos para realizar estas celebraciones. "Lo que prendió en la gente fue lo absurdo del formato de manifestación", señaló Elgue.

Las respuestas en muchos casos fueron públicas. "Acá en Atahualpa tenemos otro que cumple un añito, paso fotos de varios meses del año, ¡va para dos veranos!", escribió José Pedro Arocena.

En Sayago alertaron de pozos en Elías Regules y Bell y en Bell y Ariel. En La Blanqueada, en Avenida Garibaldi y Montecaseros; en Paso de la Arena, en Camino Tomkinson y Camino Cibils. Uno de los barrios desde donde se enviaron más reclamos fue Atahualpa.

Desde Florencio Escardó y Avenida Burgues un vecino denunció cinco pozos en esa cuadra, rodeados por 15 balizas.

Con el objetivo de buscar una solución a uno de los problemas viales de la ciudad, Elgue prometió sumarse a la organización de por lo menos tres cumpleaños más.

Los otros deberán correr por cuenta de los vecinos o de otros colegas del legislativo nacional o del comunal.

Otros reclamos.

El 38% de las calles de Montevideo tienen un estado "malo", según datos de 2016 divulgados por El Observador. El 24% es "regular", el 20% es "bueno" y el 18% "muy bueno". La División de Vialidad de la comuna reconocía que la ciudad tenía un "retraso" en esta problemática.

El tema de los pozos es uno de los asuntos viales más reclamados por los vecinos en la Intendencia de Montevideo. Una de las vías favoritas para hacerlo es la red social twitter.

Dos días antes del "cumpleaños" del pozo del Cordón, fue creada la cuenta @SoyUnPozo, que en clave de humor denunciaba una situación similar descubierta en Enrique Martínez, entre Burgues y Ramón Cáceres.

"Gracias a los vecinos que me dan de comer", decía la cuenta, ilustrada con una foto con residuos. El reclamo fue escuchado y ayer de mañana una cuadrilla de la Intendencia llegó al lugar para cerrar el pozo y retirar las balizas.

Otra de las vías elegidas para que los reclamos tengan una solución es la aplicación Por mi barrio. Este servicio está conectado con el Sistema Único de Reclamos (SUR) de la comuna capitalina.

Desde el 1º de enero de 2017 hasta ayer, los montevideanos han realizado 178 reclamos por problemas viales: 109 de esos reportes fueron por pozos, llamados "baches" en esta aplicación. Le siguieron los problemas provocados por desniveles (34), grietas (17), baches con agua (13) y desniveles con agua (5 casos).

El 57% de estas denuncias están "abiertas": eso significa que el ciudadano lo reportó en la plataforma y todavía la Intendencia no lo registró como un inconveniente a solucionar.

El 27% mereció arreglos, el 10% está "en progreso" y el 6% restante está rotulado como "no se puede arreglar".

Otra plataforma elegida para hacer estos reportes es Oincs, una vía colaborativa con más de 150.000 usuarios registrados.

En los últimos días, por ese canal se reportaron pozos en Luis de la Torre y José María Montero, Carlos Maggiolo y Benito Nardone y Juan Manuel Blanes y San Salvador.

(Producción: Bruno Scelza).

Sin solución.

En La Paz y Magallanes los vecinos "festejaron" el cumple de un año de un pozo. A través de la ironía reclamaron a la Intendencia de Montevideo una solución urgente . Algunos habitantes de la cuadra confesaron que en realidad lleva más de tres años de existencia. Ayer de tarde los globos y banderines continuaban en el lugar. Mientras tanto, en el barrio Atahualpa, en Florencio Escardó entre Reyes y Cubo del Norte, hay varios pozos denunciados. Uno de ellos fue fotografiado por un vecino que alertó que hace dos veranos viene haciendo registros en el mismo sitio. En más de un barrio de Montevideo habrá más fiestas antes de que finalice el año.

Testimonios de vecinos.

 Carlos - Trabaja en un local frente al pozo.

"Desde que trabajo acá hace un año ha habido un par de accidentes, que se dieron contra las balizas. Como es muy angosta la calle, hay quienes se dieron contra algunos de los barrotes. Nunca se vio algo muy grave, pero sí se ha trancado el tránsito".

Cristina - Dueña de almacén en la calle La Paz.

"Pensé que era el cumpleaños de algún vecino, no pensé que era por el pozo. Mi hijo me preguntó a través de un mensaje por whatsapp, porque escuchó algo en las redes, si había ido al cumpleaños del pozo. No vi un accidente por este tema".

 Ornella - Empleada de tienda de extintores.

"El pozo era más chico, no era tan grande. Hace dos semanas lo abrieron, se ve que para arreglarlo del todo. Pero fue hace más de un año que está así. Se ve que había vecinos que se quejaban y siempre le ponían un pinito. Vos pasabas y siempre veías un pinito".

Denuncian pozo frente a Casa de Galicia.

A un paso de la entrada a la emergencia de la mutualista Casa de Galicia de Millán y Raffo, perdura la huella de lo que fue un pozo gigante. La cobertura de este solo se hizo con pedregullo, no hay contrapiso y por lo tanto el hundimiento del material deja ver un peligroso desnivel que ya ha provocado tropiezos y caídas a más de una persona, sobre todo adultos mayores, con bastones o andadores, varios de los cuales entraban o salían del centro asistencial, o bien se encaminaban hacia la cebra pintada en la calle, frente a una óptica, en línea con la calle Eduardo Pondal.

Heber Solari, al frente de otro comercio de la zona, dijo a El País que hace dos años hizo la primera denuncia en el Centro Comunal 13. Para su sorpresa, el mismo día el pozo gigante fue rodeado por cuatro o cinco balizas y más adelante llegaron para hacer reparaciones en cañerías de saneamiento.

Pero hecha esa obra hubo que recurrir a otras denuncias en el Comunal Zonal hasta que en noviembre de 2015 llegó un camión para volcar el pedregullo. Pronto este comenzó a hundirse, hubo más reclamos y expedientes extraviados sin que la acera sea mejorada. El Defensor del Vecino tampoco respondió a la denuncia.

Las balizas le cuestan US$ 400.000 a la IMM.

La colocación de balizas en torno a los pozos le cuesta solo a la IMM unos US$ 400.000. Esto se debe a que mayormente las divisiones de Vialidad y Saneamiento contrata todos los años cerca de 400.000 balizas u otras señales luminosas aún más caras.

Cada 24 horas que una baliza permanece parada en la calle (o acostada si fue derribada) quien la alquiló debe pagar US$ 1.

Las tres balizas colocadas en La Paz y Magallanes representan por lo menos US$ 1.080 en un año.

El precio del arrendamiento de las señales puede variar según el tiempo contratado, la cantidad de elementos solicitados, el riesgo de hurto, y las empresas que se presentan a las licitaciones (cuando quienes solicitan las balizas son, por ejemplo, organismos del Estado como OSE o UTE o intendencias). Para un evento puntual, el precio aumenta y, si se trata de grandes licitaciones, disminuye. Un 20% de las balizas son robadas o destruidas, sobre todo las más livianas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)