REDUCCIÓN DE COSTOS

Plan de blancos al gobierno para bajar los combustibles

Afirman que con medidas administrativas nafta bajaría $ 6 y gasoil $ 8.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La importación de petróleo no paga IVA, pero si algunos de sus derivados. Foto: R. Figueredo

El Partido Nacional presentó un plan al gobierno para reducir costos y tomar medidas administrativas en Ancap, gracias a las cuales se podría conseguir un abatimiento del precio de los combustibles.

En un documento elaborado por técnicos y el senador Álvaro Delgado (Todos), que fuera enviado al presidente Tabaré Vázquez y a la ministra de Industria Carolina Cosse, los blancos señalan que "los actuales niveles de precios internacionales de crudo y tipo de cambio, sumado a la mejor situación financiera de Ancap, permitirían una rebaja importante en el precio al público de los combustibles en Uruguay".

"Si a esto se le agregan una serie de medidas que se proponen y que requieren únicamente de voluntad política, el precio del gasoil podría reducirse aproximadamente en $ 8 y el de la nafta en $ 6", se señala en el documento, al que accedió El País.

Desde comienzos de junio, el gobierno está estudiando realizar una baja del precio del gasoil, según lo confirmó el ministro de Economía Danilo Astori, en declaraciones que realizó en una recorrida por el departamento de Colonia.

Según recogió radio Uruguay, Astori sostuvo que "estamos en el estudio de una rebaja del precio del gasoil que esperamos dar a conocer en próximos días". Pero desde entonces no se volvió a hablar del tema.

Ahora, la propuesta del Partido Nacional consiste en seis medidas. "Son todas medidas que no requieren leyes, sino que pueden ser adoptadas a través de un decreto del Poder Ejecutivo o incluso por medidas de gestión de Ancap", sostiene el documento.

La primera es una reestructuración del Fideicomiso del Transporte. "A través de un decreto firmado por el presidente Vázquez en septiembre de 2006, se estructuró un fideicomiso con el objetivo de subsidiar al transporte colectivo de pasajeros. Para esto se estableció que una porción del precio del gasoil se destinara al fideicomiso y desde allí se distribuyeran los fondos al transporte colectivo. Con este mecanismo, hay una transferencia de fondos de todos los consumidores de gasoil hacia el transporte colectivo", analiza el documento, que propone en concreto "mantener el fideicomiso pero modificando la fuente de financiamiento del mismo".

La segunda medida sería la eliminación de los topes de deducción del IVA al gasoil. Según el análisis, en 2007 por iniciativa del Partido Nacional, se aprobó una ley que eliminó el Imesi al gasoil sustituyendo la tasa mínima del IVA por la básica. Esto permitió a varios sectores productivos la deducción de la carga fiscal del combustible. Cuando el parque de automóviles de pasajeros era más importante, podía existir una justificación técnica (aunque de no tan clara legalidad) para evitar la deducción de consumos particulares en la liquidación del IVA de empresas. Hoy prácticamente no se venden vehículos particulares a gasoil. Por eso se propone la eliminación de todos los topes vigentes a la fecha, debiendo regirse por los principios generales del Impuesto al Valor Agregado", señalan los blancos.

La tercera medida es llevar la mezcla de biocombustibles a niveles mínimos legales. La ley de biocombustibles en Uruguay prevé una mezcla mínima del 5% de etanol en la nafta y el mismo porcentaje de biodiesel en el gasoil. En 2016 Ancap mezcló aproximadamente un 9% de etanol y un 5,3% de biodiesel. Llevar la mezcla al mínimo implica un ahorro para Ancap de cerca de US$ 35 millones, fundamentalmente en el precio de la nafta", afirma el documento.

La cuarta medida propuesta es la eliminación de la Tasa de Inflamables. "La Intendencia de Montevideo cobra actualmente una tasa sobre el combustible que es despachado por Ancap desde las plantas de Montevideo. Esta tasa ha sido cuestionada por no tener contrapartida y el propio intendente Daniel Martínez ha manifestado la inconveniencia de la misma. Por este concepto la Intendencia recauda más de US$ 10 millones, encareciendo el precio final tanto de la nafta como del gasoil", se analiza.

En quinto lugar los blancos proponen cambiar el sistema actual y refinar crudo en base a la demanda de nafta. "Durante muchos años Ancap ha tenido un desequilibrio entre las cantidades de derivados producidos y la demanda de los mismos, provocando que sea necesaria la importación de gasoil y la exportación de excedentes de nafta", dice el documento. "Si bien en los últimos tiempos no ha sido necesaria la exportación de naftas, es importante la fijación de una regla que asegure niveles de producción que sean eficientes para la empresa. Por eso se propone que Ancap fije una regla donde los niveles de refinación de petróleo estén en función de la demanda de nafta y todo el faltante de gasoil sea importado", explica.

Por último el Partido Nacional propone la separación total de la gestión administrativa, contable y operativa del negocio de Cemento. "El negocio de Cemento Pórtland en Ancap ha perdido más de US$ 230 millones en los últimos 17 años. A esto se deben agregar US$ 300 millones de pérdida por el deterioro de los activos tanto de Cemento Pórtland como de Cal".

Resultado 2017

Analizando los resultados de Ancap en el año 2016 y las perspectivas para 2017, los nacionalistas sostienen en el documento referido que "es posible estimar (prudentemente), que el resultado 2017 no debería estar por debajo de los US$ 200 millones", el mismo monto que la empresa pública tuvo en 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)