Resto de ministerios obligado a generar ahorros y hacer un gasto eficiente

Nuevo presupuesto prioriza a la educación y seguridad

Ajustar el gasto al máximo dentro de cada ministerio es la consigna que guía la elaboración del nuevo presupuesto quinquenal. Solo habrá incremento de recursos para Educación, Seguridad y objetivos específicos como en Sistema Nacional de Cuidados, mientras que el resto de los incisos deberá manejarse con igual o menor cantidad de dinero, por lo que su capacidad de maniobra quedará condicionada al uso eficiente de lo que reciban.

La orden de invertir bien hasta la última moneda parte de la premisa de que hay gastos innecesarios y es consecuencia de una valoración política y otra práctica, dado que el escenario económico para el corto plazo será "complejo".

Desde el punto de vista político la intención es distanciar al gobierno de la imagen que dejó la gestión de José Mujica, muy cuestionada por el déficit, las pérdidas en los entes e iniciativas "generosas" con fondos públicos como el Fondes.

Tabaré Vázquez elige la vereda de enfrente para identificar a su gestión con la prudencia y pone el acento en el recorte de los viajes, consciente de que en el imaginario popular existe la creencia (aunque así no sea) de que los funcionarios viven en los aeropuertos. "La gente necesita una señal", dijo a El País una fuente del gobierno. "Hay dinero público que no se gasta de manera eficiente, hay espacio para ajustar. Esto tiene que ver con una buena práctica de administración pero también con la necesidad", explicó.

Desde que asumió el gobierno el 1° de marzo pasado hasta el 12 de junio, según se publica en el sitio de compras estatales, la Administración Central adquirió pasajes por 280.000 dólares. El 65% del gasto en más de cien pasajes aéreos fue a cuenta de Cancillería. Le siguió Defensa (fundamentalmente la Armada) con gastos por más de 55.000 dólares y el Ministerio de Educación y Cultura con unos 20.000 dólares.

En el ring.

No obstante, son las razones prácticas las de mayor peso a la hora de imponer el ajuste. La negociación del Presupuesto quinquenal se asemejará a un ring de boxeo, ilustró a El País una fuente del gobierno. En un rincón el ministerio de turno, en el otro los representantes de Economía, Planeamiento y Presupuesto y, por primera vez, Servicio Civil. Son tres rounds y va corriendo el primero, que se limita a la presentación de las aspiraciones por parte de los ministerios en base a un instructivo que recibieron hace un mes y les impone metas. Cada reunión tiene una duración de entre tres y cuatro horas. Esta primera fase ya fue cumplida por los ministerios de Desarrollo Social, Turismo, Defensa y Educación y Cultura. Mañana lunes comienza otra tanda. Una vez terminada la primera ronda comenzará la segunda para discutir una nueva propuesta con "los deberes hechos" y la tercera será para concretar el mensaje que se enviará al Parlamento.

Hasta ahora las reuniones terminan siempre igual, con los ministerios obligados a volver con un nuevo borrador que incluya ajustes a la baja en materia de contrataciones, compra de insumos, refacciones edilicias, etc.

Fuentes del gobierno consultadas por El País que participan de la negociación se cuidan de utilizar la palabra crisis, pero admiten que la directiva de llevar al máximo los recortes, generar ahorros y potenciar la eficiencia responde a la necesidad de preparar las cuentas públicas para un escenario económico complejo.

A modo de ejemplo, el Presupuesto global de la Administración Central para 2015 —que fue votado por el anterior gobierno— asciende a 329.440 millones de pesos, equivalentes a un 23,4% del Producto Interno Bruto. Educación dispone de 56.874 millones de pesos (4% del PIB) y Seguridad Pública 20.532 millones de pesos (1,45% del PIB).

El futuro presupuesto para Educación y Seguridad aumentará, según las directivas impuestas por Vázquez. También habrá partidas especiales para el Sistema Nacional de Cuidados y otros proyectos muy específicos, pero la mayoría de los ministerios deberá manejarse con un presupuesto igual o menor al que tienen actualmente. Para cumplir sus nuevos objetivos deberán generar ahorros porque la torta no crecerá. Una de las claves es el llenado de las vacantes, lo que explica la presencia de Servicio Civil en las reuniones.

"El criterio de reducción del gasto lo define cada jerarca, lo que incluye el llenado de vacantes, pero lo importante es el ajuste", dijo a El País el director de Servicio Civil, Alberto Scavarelli. Precisó que se irá a fondo en todo lo que sea necesario pero sin resentir las funciones de cada unidad ejecutora.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, dijo a El País que las restricciones en el nuevo presupuesto impedirán satisfacer toda la demanda en infraestructura, por lo que la estrategia de su cartera apuntará a la participación del sector privado.

Todo sirve.

El ajuste también alcanza a recursos que son como un grano de arena en el presupuesto global pero permiten afianzar esa imagen de gobierno prudente.

Días atrás, Rossi, se acercó a una ventanilla de su ministerio para devolver el sobrante de viáticos recibidos. La funcionaria quedó desorientada, no sabía cómo proceder, no tenía claro cómo registrar el ingreso de dinero por devolución de viáticos. El ministro ordenó mejorar ese procedimiento y cumplir con los controles previstos cuando se entrega un viático porque, según dijo a El País, "ese dinero no es un complemento de salario" y la liquidación "debe presentarse y controlarse".

En las últimas semanas Salud Pública y Educación y Cultura firmaron un acuerdo con la Dirección Nacional de Impresiones y Publicaciones Oficiales (IMPO). Ya no contratarán imprentas para sus publicaciones. "Estamos en condiciones de darles el mismo servicio, en algunos casos más barato, y la plata continuará circulando dentro del Estado", dijo a El País el director del IMPO, Gonzalo Reboledo. También puso como ejemplo de la falta de eficiencia en el gasto público que la mayoría de los ministerios contratan a privados una base de datos con decretos, resoluciones y normativas que el IMPO ofrece en forma gratuita. "Muchas veces ni el propio Estado sabe lo que ofrece", indicó.

El subsecretario de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, dijo a El País que están al corriente de la orden de reducir gastos y así se ha procedido en todos los incisos del Ministerio, lo que incluye a la Fuerzas Armadas.

"Estamos ajustando el gasto en todo el Ministerio en la medida en que es posible", explicó Menéndez. Con respecto a los viajes dijo que el Ministerio tiene un amplio relacionamiento internacional, pese a lo cual se acatará la directiva recibida. En los últimos cien días, el Ministerio pagó veinticuatro viajes al exterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)