JAVIER DE HAEDO

"Novick es una amenaza muy grande para el Frente Amplio"

Fue director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, vicepresidente del Banco Central y candidato a la Intendencia de Montevideo por Alianza Nacional en el año 2009, hoy es el referente económico del empresario Edgardo Novick.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Javier De Haedo. Foto: Archivo El País.

Dice seguir siendo blanco y está convencido de que Uruguay terminará con un sistema bipartidista donde estará el Frente Amplio por un lado y el bloque de la oposición por otro. Además, está convencido de que Novick “no está pescando en la misma pecera” que los blancos y colorados, por lo que aseguró que en breve se irán incorporando frenteamplistas a filas del sector que lidera el empresario.

—¿Qué lo hizo volver a la arena política de la mano del empresario Edgardo Novick?

—De hecho yo había manifestado en la campaña hacia las elecciones municipales, cuando ya (Jorge) Gandini no era candidato y (Luis Alberto) Ney Castillo tampoco, que iba a votar a Novick. Incluso me hicieron alguna entrevista como votante notorio de Novick y él me agradeció y quedó de hablar conmigo. En este momento empezamos a pensar juntos en este proyecto.

—¿Qué le atrajo de la figura de Novick?

—Bueno me atrajo como votante, no lo conocía prácticamente. Sabía de él, pero conocía más a los hijos como hincha de Peñarol. Me pareció una idea muy buena lo de la Concertación. Desde el primer momento dije que esto debería ser algo para todo el país porque el mundo va por el bipartidismo. En Uruguay hay mucho más afinidad entre los bloques de los partidos tradicionales que la que tienen los sectores del Frente y sin embargo la oposición no se ingenió para votar todos juntos porque se mira más la historia.

—¿Quiere decir que en algún momento van a desaparecer los partidos tradicionales?

—No. El Partido Socialista y el Partido Comunista, que son partidos de tradiciones enormes acá y en el mundo, no desaparecieron por votar dentro del Frente. No tienen que desaparecer, la idea es que votemos todos juntos. He visto tuits de notorios políticos de los partidos tradicionales diciendo no a la fusión y esto no implica apostatar de las ideas o las banderas tradicionales. Al contrario, es hacer una coalición como inteligentemente creó (Líber) Seregni.

—Hace poco reivindicó su condición de blanco

—Vengo de una familia de origen wilsonista, no hay que dejar esas ideas, ni esas banderas, ni esos afectos históricos.

—¿Qué le falta al Partido Nacional que hace que se vaya con Novick?

—Yo no voy a decir lo que le falta al Partido Nacional, yo lo que digo es lo que le falta a la oposición en su conjunto, y es unirse. Los últimos balotajes lo demostraron, estar compitiendo hasta octubre y pretender votar juntos en noviembre es una paradoja (...) Tenemos que cooperar entre todos y no pelearnos hasta el día antes del balotaje, se pierden montones de votos entre octubre y noviembre de partidos que se apoyan recíprocamente en el balotaje.

—¿El hecho de que Novick sume dirigentes blancos y colorados a sus filas contribuye al objetivo de sacar al Frente del poder o es funcional porque se está pescando en la misma pecera de la oposición?

—Eso es una mirada mezquina y de corto plazo, las encuestas muestran —y lo demostró la encuesta de Factum— que ya hay frentistas que se inclinan por votar a Novick. Sabemos todos que es mucho más difícil que den el paso los frenteamplistas, pero seguramente se van a sumar frenteamplistas y ciudadanos independientes en los próximos tiempos y no con la idea de pescar en la misma pecera.

—¿Cuáles son los puntos fuertes de Novick?

—Veo el punto fuerte de una persona que viene a trabajar en la política y no a vivir de la política y creo que eso es muy importante. Estamos acostumbrados a ver dirigentes que se eternizan en la política, que son presidentes y quieren volver a serlo. Novick viene a sumar y ése es su gran punto fuerte. Después están las ideas que tiene en materia de educación, de seguridad, de modernización de la función y gestión pública.

—Desde el punto de vista programático ¿dónde se ubica Novick: a la derecha o al centro?

—Mire, en el Uruguay se hace una encuesta y todo el mundo dice que es de centro y clase media, así que eso es muy relativo. Creo que "por sus frutos los conoceréis", hay que dar tiempo al tiempo este es un grupo en formación y se están incorporando personas.

—¿La política económica de Novick será de corte estatista o neoliberal?

—Estas etiquetas también son complicadas, la otra vez el expresidente chileno Sebastián Piñera en un evento que hizo acá en Montevideo dijo una frase muy inteligente con la que me sentí muy identificado: "Cuando el Estado sobra ahoga y cuando el Estado falta angustia"; en el Marconi falta Estado y en la gestión de empresas públicas y de algunas actividades, como hacer perfumes, sobra. Entonces creo que el pragmatismo es la base de esto, no es un tema de todo al Estado o nada al Estado.

—¿En materia económica se puede esperar algo inverso a lo que impulsó el Frente Amplio?

—En materia económica el Frente hizo básicamente lo mismo que los partidos tradicionales. Hay políticas de país en Uruguay, son más parecidas que distintas y en muchas cosas está bueno que sea así porque hemos aprendido de errores del pasado. Pero hay otras cosas de las que no hemos aprendido y seguimos incurriendo en los mismos errores como la política fiscal, que no es buena. Es expansiva en la fase alta del ciclo económico y termina siendo de ajuste cuando la economía se enfría, como ahora.

—¿Cómo evalúa la relación de Novick con el presidente Tabaré Vázquez? Se dice que son muy cercanos

—No, no son muy cercanos para nada; Vázquez lo que hizo fue invitar a todos los dirigentes políticos que tienen significación y claramente Novick lo tiene; sacó más de 200.000 votos en Montevideo.

—¿Se lo quiere mostrar a Novick como más cercano a Vázquez para atacarlo?

—En esas cosas yo no me meto. Eso es un tema de ellos, (José) Mujica ha sido nefasto para el Uruguay; creo que es muy diferente al presidente Vázquez (...) En el gobierno de Mujica había equipo económico paralelo, hoy tememos dos presidentes Vázquez y Mujica.

—Se habla mucho de cuidar la democracia de partidos y se lo ve a Novick como una amenaza a eso

—Novick no viene fuera de todo partido, tiene una trayectoria. Apoyó la campaña de (Jorge) Batlle y a (Luis Alberto) Lacalle, es una persona que ha estado en la vida política de un modo u otro. Las condiciones democráticas son indudables en una persona que estuvo siempre cerca de los partidos.

—¿Por qué Novick genera resistencia?

—Es una amenaza muy grande para el Frente Amplio claramente, es una forma distinta de hacer política que quizás genera incertidumbre o miedo, quizás piensen que pueden perder votos o perder las próximas elecciones.

—¿Qué rol juega la fortuna de Novick en su carrera política ya que muchos especulan con que puede llegar a comprar dirigentes?

—De vuelta son especulaciones que corren por cuenta de quienes las hacen, pero en las últimas elecciones nacionales todos recordamos que hubo acusaciones de compras de dirigentes en un caso notorio. Eso es algo que está muy mal obviamente, pero de ahí a extrapolar a que lo vaya a hacer este sector es un agravio gratuito. No voy a entrar en ese tipo de consideraciones.

—¿Qué le parece la eventual candidatura de Ernesto Talvi por los colorados?

No viene al caso que yo opine en cuestiones internas de otros partidos. En todo caso uno puede tener una opinión personal, yo soy amigo de él, pero no es relevante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)