LOS RECURSOS PARA LA SALUD

Mutualistas advierten déficit si bajan cápitas

10 de 11 sufrirán desequilibrio financiero, señalan empresas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mutualistas enviaron una carta con planteos al Poder Ejecutivo. Foto: F. Ponzetto

Representantes de todas las mutualistas de Montevideo se reunieron ayer para analizar la situación en que se encontrarán si se cumple con el plan del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y del de Salud Pública (MSP), de bajar entre 1,5% y 2,5% el dinero que reciben los prestadores privados por concepto de cápitas.

Las mutualistas concluyeron en que si se concreta la medida, 10 de 11 instituciones "van a tener un déficit operativo", según señalaron a El País fuentes que participaron de la reunión. Además, allí se admitió que ya 8 de las 11 empresas están en una situación de "desequilibrio financiero".

Una comisión técnica con miembros de cada uno de los ministerios y la Junta Nacional de Salud (Junasa) consideró que está "sobrevaluado" el dinero que se les entrega a las mutualistas que están dentro del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS). Las instituciones, en tanto, señalan que "el sistema requiere de un ajuste al alza de un 4%", según advierten en una carta que enviaron el miércoles pasado al Poder Ejecutivo, a la cual accedió El País.

"Esta diferencia de aproximadamente 6,5% en el valor de cápitas puede estimarse en una cifra ubicada entre los 70 y los 80 millones de dólares anuales", manifiesta la misiva de las mutualistas.

"Si bien el MEF, el MSP y la Junasa informaron que plantean establecer un cronograma para retirar recursos del sector salud —asegurando que no se trataría de una quita abrupta—, la brecha entre las estimaciones de las partes amenaza con generar importantes desequilibrios en el sistema que repercutirán, inexorablemente, en los servicios asistenciales", añade.

Las mutualistas concluyen que en los últimos tres años la población Fonasa se incrementó un 14,4% y que cada vez los usuarios demandan más asistencias. Con esto, según sus balances, desde 2012 a 2015 se generó un déficit de 30 millones de dólares anuales. El 65% del dinero que manejan las mutualistas sale del Fonasa.

Las fuentes de las mutualistas han advertido que no tienen margen ni intención de cubrir el dinero que dejarán de cobrar con una suba de los tickets, ya que el precio de estos está topeado por el MSP y además por el temor a que eso implique que en la apertura del corralito mutual algunos socios opten por pasarse a la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). Con este panorama, advierten, la medida del gobierno terminará en recortes de puestos de trabajo.

Incluso, en la reunión del día de ayer también se acordó el armado de una "comisión técnica financiera". Esta se encargará de hacer una evaluación sobre el golpe a nivel de recursos humanos que podría generar la medida que se dispone llevar adelante el gobierno.

Las mutualistas esperan por la respuesta a la carta que enviaron al Poder Ejecutivo, paso que decidieron dar tras las cinco reuniones que mantuvieron con la Junasa, el MSP y el MEF.

Por tanto, evalúan generar "una alianza con otras instituciones" —no especificaron cuáles—, para "estar más fuertes en la negociación con el gobierno". El recorte previsto también le fue informado a la Federación Médica del Interior (FEMI), que aún no se ha pronunciado sobre el tema.

La medida tomada por el Poder Ejecutivo se da en momentos que el déficit que deja el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) es de 377 millones de dólares.

Recursos.

Las mutualistas además se encuentran en una lucha con la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), que reclama lo acordado en la negociación salarial, donde las empresas se comprometieron a pagar cursos de capacitación para los 50.000 empleados que trabajan en estos centros.

La puja entre las partes se da porque el sindicato se niega a que los cursos sean por Internet, advierten que se quieren hacer capacitaciones en áreas que no tienen que ver con las tareas que desempeñan los trabajadores y al mismo tiempo exigen que en caso de que las capacitaciones se hagan fuera del horario laboral se les pague ese tiempo como horas extras.

Las empresas sostienen que es inviable llevar adelante el plan con las condiciones exigidas por la FUS. En un documento que las mutualistas entregaron al MSP, y al que tuvo acceso El País, estas señalan que las "20 horas de capacitación para 50 mil personas en cuatro meses es algo que ni una universidad puede cumplir. Totaliza 1 millón de horas, 250 mil horas de capacitación/hombre por mes", lo que afecta en forma "sustantiva lo asistencial, lo operativo y lo administrativo".

El 16,8% del sistema lo paga Rentas Generales.

La diferencia entre el dinero que entró al Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y el que salió, fue el año pasado de 10.286 millones de pesos, que se traducen en 377 millones de dólares. La cifra equivale a un desfasaje de 16,8%, el cual fue cubierto, como prevé la ley, por Rentas Generales.

Los datos de la Junta Nacional de Salud (Junasa) dan cuenta de que el déficit crece año a año desde 2010. Esto se explica por el ingreso de nuevos colectivos al sistema (53.000 jubilados y pensionistas lo hicieron el año pasado y 120.000 en este mes).

Los pagos realizados a los prestadores, ya sea la Administración de Servicios de Salud del Estado, mutualistas o seguros por la cuota salud, metas asistenciales, sustitutivos de tickets, sobrecuota de inversión y Fondo Nacional de Recursos equivalieron en 2015 a una cifra récord de 61.116 millones de pesos, unos 2.241 millones de dólares. En tanto, los aportes de los usuarios fueron de 50.829 millones de pesos, unos 1.864 millones de dólares.

En 2014 Rentas Generales giró 375 millones de dólares para el Fonasa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)