LA HORA DE LA VERDAD

Solo en 11 departamentos se vende desde hoy marihuana

En Montevideo el stock del producto disponible en farmacias podría agotarse hoy mismo.

  •  
TOMER URWICZ19 jul 2017

Si no puede ver el interactivo haga click aquí.

A 1.307 días de promulgada la ley, hoy empieza la venta de marihuana en farmacias. Tras esta dilación, cuatro decretos reglamentarios y el cambio de gobierno de por medio, Uruguay da hoy el paso más novedoso en el proceso de regulación que inició a fines de 2013: la comercialización de cannabis psicoactivo para usos no médicos.

El medio vaso lleno marca que el presidente Tabaré Vázquez cumplió con el mandato de la ley 19.172, aunque pidió expresamente a sus colaboradores que "le bajaran el perfil al asunto", y que hoy solo 16 farmacias tienen a disposición stock de marihuana. El medio vaso vacío indica que la cantidad de puntos de venta deja afuera a buena parte de la población, y que en las zonas de mayor demanda, como Montevideo, el producto puede escasear al cabo de un día.

Más de medio millón de pobladores (565.909, según el último censo) habitan los ocho departamentos en los que, a priori, no hay siquiera una farmacia que comercialice cannabis. Fuentes de Presidencia insistieron con que "hay otras 20 farmacias que estarían para sumarse en pocos días". Pero a la fecha, Cerro Largo, Durazno, Florida, Rocha, Río Negro, Rivera, Soriano y Treinta y Tres no cuentan con un local que ofrezca el cannabis legal.

En Montevideo, donde se concentran seis de cada diez usuarios registrados, existen cuatro farmacias que venderán el producto en Ciudad Vieja, Cordón, Pocitos y Malvín. Es decir: cuatro locales en esos barrios deberán abastecer una demanda que hasta el 16 de julio rondaba los 3.000 adquirentes, los restantes 2.000 son del interior.

Cada farmacia puede obtener hasta dos kilos de marihuana al mes, sin importar de cuál de las dos variantes disponibles se trate. Y cada adquirente puede comprar hasta diez gramos por semana. Si todos los inscriptos en Montevideo desean obtener hoy mismo su cuota, el stock se acabaría en el día y estarían faltando unos 22 kilos.

La cadena San Roque, que iba a aportar 14 farmacias a la venta, se dio de baja en el proceso de registro que se abrió hace un año. Su gerente general, Martín Álvarez, había confirmado a El País que "el hermetismo (del gobierno) no permite sumarse en esta etapa". El encargado de la cadena tildó el proyecto de "desprolijo".

Farmacias que venden marihuana. Foto: Ricardo Figueredo

Stock.

El lunes terminaron de recibir sus pedidos las 16 farmacias habilitadas para vender. Las dos empresas cultivadoras se encargaron de transportar el cannabis hacia cada local. Según la inscripción en los sobres, en cualquiera de las dos variedades la fecha de vencimiento es en diciembre de este año.

Entre las dos compañías con licencia para cultivar llevan cosechados 700 kilos de marihuana. De no incrementarse la cantidad de farmacias que ofrezcan el producto, estas empresas perderán parte de la producción. Es que el cannabis ya recolectado dura poco más de medio año sin degradarse, pero el stock ya disponible, distribuido en los 16 puntos de venta, daría para 22 meses.

De todos modos, las autoridades confían en que la adhesión comenzará a incrementarse con el paso del tiempo, "y se compruebe la seguridad y eficacia del sistema". A nivel tecnológico, los equipos ya fueron chequeados y ahora resta conocerse el funcionamiento cuando compren los adquirentes a partir de hoy.

Aunque desde la sociedad civil imaginaban que la venta de marihuana en farmacias se iniciaría "mucho antes" (hace un año), las ONG mantienen la confianza en que "se va a vender mucho y se va a registrar más gente, lo que es importante para seguir desplazando el narcotráfico", explicó Diego Pieri, integrante de Proderechos.

Algunos militantes de la causa han manifestado que el grado de THC, que es de 2%, hace que el nivel psicoactivo sea bajo —o que "no pegue", como se dice en la jerga. Pero la garantía de la calidad, de la legalidad y el precio ($ 187 los cinco gramos), permiten plantarse con fuerza frente al narcotráfico, señaló Pieri.

Tras el "fracaso" de la política prohibicionista de la marihuana, patente desde hace 88 años, Uruguay arriesga con este experimento. Eso lo convierte desde hoy, como lo definió el Washington Post, en un "Estado dealer".

LA EXPECTATIVA.

"Estamos ante el fin de un tema tabú".

En el pequeño balneario Las Flores, donde hay 241 pobladores permanentes y 527 viviendas que se ocupan solo en verano, está la única farmacia que venderá marihuana en el departamento de Maldonado. Alicia Chavert, la propietaria del local desde 1998, es consciente de ello: en las últimas 24 horas recibió al menos diez consultas sobre si comercializará cannabis legal.

Hace tres años y medio, cuando se aprobó la normativa, "los primeros en consultar sobre si venderíamos el producto eran los extranjeros que veranean en la zona", recordó la farmacéutica. Luego, cuando se corrió la voz de que solo podrían acceder a la compra los uruguayos, la pregunta se redujo a los lugareños y, en especial, a "gente de la ciudad de Maldonado". Y entre todos ellos, la comerciante solo recibió una queja: "el esposo de una clienta me dijo que su señora no vendría a comprar más si vendíamos marihuana... con ese criterio no puede entrar más a un almacén porque venden whisky".

Chavert recibió el lunes los dos kilos de cannabis que solicitó al Instituto de Regulación y Control del Cannabis. "Como no sé qué se venderá más, pedí la mitad de cada variedad", explicó.

Como idónea en farmacias, dijo, "me pliego a la política de gobierno de reducir las bocas y garantizar la calidad". Para ella, la marihuana "es como manejar un producto más. Y concluyó: "Estamos ante el fin de un tabú".

"Farmacias no son el lugar para esta venta".

Los químicos farmacéuticos no cambiaron de opinión, ni siquiera con los hechos consumados.

"Seguimos pensando que la farmacia no es el lugar donde se tiene que vender la marihuana", dijo Virginia Olmos, presidenta de la Asociación de Química y Farmacia del Uruguay.

El gremio considera que las farmacias son "lugares de promoción de salud y la droga para uso recreativo no tiene cabida allí". Es la misma postura que manifestaron cuando el gobierno anunció que los puntos de venta del cannabis serían en farmacias. Sin embargo, tras la discusión con los propietarios de estos locales, los químicos acordaron que iban a recibir un incentivo de diez horas extras por semana y con ello se llamaron, hasta ahora, a silencio.

Los químicos tienen una postura diferente respecto a la venta de marihuana para usos terapéuticos.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.