PARA PARLAMENTARIOS

Manual a legisladores sobre colectivos gays y lesbianas

Uruguay es sede esta semana de congreso mundial de LGBTI.

Un manual para parlamentarios sobre la promoción de derechos humanos y la inclusión de las personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex) fue presentado ayer en el Palacio Legislativo en un seminario sobre igualdad y no discriminación.

El texto es producto de una iniciativa de la organización Parlamentarios para la Acción Global, una red no gubernamental integrada por 1.200 legisladores. La delegación uruguaya en esta organización está integrada por los diputados Bertha Sanseverino (Asamblea Uruguay), Gloria Rodríguez (Partido Nacional) y Daniel Radío (Partido Independiente).

La guía aborda temas como el derecho internacional y la identidad de género, el rol de los parlamentarios en la promoción de igualdad y la no discriminación de los individuos sin importar su orientación sexual e identidad de género.

El manual apunta a proporcionar información, herramientas y estrategias para que los parlamentarios puedan cumplir con sus responsabilidades garantizando la igualdad y la no discriminación de todos los individuos en sus países, independientemente de su orientación social o sexual.

La guía, a la que accedió El País, indica que en el mundo cinco países tienen la pena de muerte por los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo. Además en 70 países los actos sexuales entre homosexuales son ilegales.

En 62 países prohíben la discriminación en el empleo por razones basadas en la orientación sexual y 31 países han prohibido la incitación al odio por motivos de orientación sexual.

Además se describen las vulnerabilidades a las que están expuestos los LGBTI como: la discriminación en el empleo y dificultades para el acceso a la vivienda, la educación y la salud. Así como la persecución que sufren en espacios públicos, detención arbitraria, la brutalidad policial, la tortura y malos tratos y hasta el extremo del asesinato.

Por otro lado se recomienda la adopción de leyes, como por ejemplo la inclusión de los crímenes de odio en el Código Penal y otras normas que mejoren la promoción y defensa de los derechos humanos y eviten la discriminación de los homosexuales. También se pide revisar la legislación nacional relativa a la no discriminación con el objetivo de "armonizar esto con los tratados internacionales".

"Como representantes del pueblo los parlamentarios somos campeones naturales y aliados esenciales en la defensa de los derechos humanos y debemos promover legislación desarrollada en colaboración con las comunidades a las que está destinada a impactar", señala el manual.

Uruguay es sede esta semana de la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos de las personas LGBTI, copresidida con Holanda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)