Dijo a oficiales que castigará a quien dio información a Trobo

Jefe de la FAU busca a un "traidor" entre su personal

El robo de municiones en la base de la Fuerza Aérea de Durazno en Santa Bernardina ha desatado la ira del comandante de la fuerza, general del Aire Washington Martínez, quien anunció a sus oficiales superiores que será "inflexible" con "los traidores" que sacaron la información del ámbito militar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La base aérea está en el centro de una investigación por el robo de municiones.

Martínez convocó el mes pasado, poco tiempo después de constatado el robo por una denuncia formulada por el diputado nacionalista Jaime Trobo, a todos los oficiales superiores (coroneles y tenientes coroneles) de la fuerza a una reunión obligatoria en la sede del comando, donde se refirió al hecho, del que tomara conocimiento precisamente por la denuncia pública del legislador.

La reunión fue el 14 de julio a las 11:30 horas en la sala de conferencias del comando de la FAU, según el telegrama que Martínez hizo enviar a todos los oficiales. En el mismo, además, se les ordenó concurrir "sin excepción" al encuentro.

Fuentes de la aviación militar indicaron a El País que al comienzo de la reunión Martínez expresó que los problemas "se arreglaban entrecasa", y expresamente dijo que no podían "hacerse públicos".

Luego afirmó que era "inexplicable" que el jefe de la base de Santa Bernardina, un coronel aviador relevado del mando y pocos días más tarde procesado por la Justicia Militar (JM) por el hecho, que no hubiera comunicado este evento del que el mando se enteró por Trobo seis meses después de ocurrido. La comisión de dos delitos militares, uno de los cuales fue ocultar el robo de municiones, fue lo que determinó el procesamiento de ese militar.

En la parte central de su mensaje, según los informantes, Martínez anunció que "se buscará a quienes sacaron la información" del ámbito castrense, y anunció que cuando encuentre a esos militares iba a ser "inflexible" con ellos aplicándoseles "severas sanciones" porque fueron "traidores" que "informaron del tema a Trobo".

El diputado nacionalista, que interpelara al ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro por esta situación, cursó un pedido de informes al comando de la aviación en junio, cuando divulgara el robo de las municiones de la base duraznense, pero aún no ha recibido la respuesta formal.

En la interpelación, el ministro adelantó algunos de los aspectos solicitados por Trobo.

Además de la Justicia Militar, la sede penal de Crimen Organizado a cargo de la jueza Adriana de los Santos está sobre el caso y ya ha citado a declarar a "varios oficiales" de la Fuerza Aérea.

La investigación comprobó robo

Tras conocer la información sobre la falta de 18.000 proyectiles, la Fuerza Aérea hizo un relevamiento en la base de Durazno. En el informe preliminar de la investigación, la FAU admitió que se constató "una importante falta de municiones" calibre 7.62 mm que se utilizan, entre otros, en las ametralladoras de los aviones Pilatus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)