se aprobó con 50 votos en 89

FA vota salvataje de Ancap pero queda con su bancada quebrada

Diputado Darío Pérez pidió remoción de directores; astoristas muy críticos con la gestión.

  •  
VALERIA GIL03 ene 2016

En una sesión insólita, la Cámara de Diputados aprobaba anoche, y solo con los 50 votos del Frente Amplio, el salvataje de Ancap por US$ 622 millones, a lo que se sumará un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) por US$ 250 millones. El debate sirvió para que el oficialismo desnudara sus diferencias por el manejo financiero en Ancap, y la oposición denunciara que la plata que falta en ese organismo fue usada por Raúl Sendic en la campaña electoral. Hubo acusaciones de "corrupción", "ineptitud" y "ocultamiento", y anuncios de que el tema terminará definiéndose en la Justicia. Desde el Frente Amplio, el diputado Darío Pérez, uno de los protagonistas de la jornada, pidió la renuncia del directorio y de los gerentes de Ancap responsables del déficit.

Darío Pérez (Liga Federal), confesó que vota la capitalización de Ancap a "regañadientes" y reclamó un "acto de contrición" a todo el Frente Amplio, que implique un "real arrepentimiento" y la remoción de los directores y gerentes. "Pido que se haga cargo el que tenga que hacerlo y que se remuevan a directores y gerentes, porque cuadro que gana no se cambia, pero cuadro que pierde se le cambia al técnico y a algunos jugadores", expresó el diputado frenteamplista. Además, dijo que quería actuar de tal forma de poder mirarse al espejo todos los días.

La intervención de Pérez mereció la respuesta de la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic. En nombre de la Lista 711, Felipe Carballo dijo que no iba a "agraviar a los compañeros, inclusive a Darío Pérez". "Al señor de los espejos, la imagen que nos devuelve el espejo es la lealtad política", señaló por su parte Saúl Aristimuño.

El ambiente quedó caldeado en la bancada de gobierno, al punto que Pérez encaró a Carballo en el ambulatorio, y luego contó en sala lo que le dijo: "A mí nadie me puede agraviar porque tengo el traste limpio y por mí el Frente no pasa vergüenza".

La miembro informante por el Frente Amplio, Lilián Galán (MPP), sostuvo que Ancap "con sus finanzas y por razones fundadas que se adoptaron en ámbitos superiores de gobierno, contribuyó con el Estado". Galán sostuvo que es "moralmente injusto" hablar de capitalización de Ancap, si no de "resarcimiento". Habló de la importancia del rol social de las empresas públicas, y dijo que la eficiencia "no es sólo dar ganancias en el corto plazo". En el caso de Ancap, aseguró que no se subieron los precios de los combustibles para "beneficio de toda la sociedad".

El también frenteamplista Alfredo Asti (Asamblea Uruguay) dio una visión muy diferente sobre el déficit de Ancap, y hasta se permitió cuestionar la gestión del hoy vicepresidente Sendic en el ente. "Lamentablemente tengo que decir que si el informe que se hizo por parte del Frente hubiera estado escrito, obviamente hubiera tenido salvedades a la hora de firmarlo porque hay cosas que no las comparto (…) No coincidimos con algunas de las causas que se expresaron de esta situación. Es público y notorio que no estamos de acuerdo con la formulación que dice que las causas del déficit son el no reconocimiento de costos por parte del Ministerio de Economía", sostuvo el diputado en respuesta a la posición del MPP y la lista 711 de Sendic. Además destacó los "cientos de millones de dólares" que representaron las gestiones del Ministerio de Economía para saldar las deudas con la venezolana Pdvsa.

"En enero de 2015 fueron reconocidos costos de distribución, y sin embargo Ancap vuelve a perder. Defendemos la gestión de las empresas públicas, pero también la buena gestión. Las empresas bien administradas pueden dar buenos resultados económicos y pueden transferir al Estado", enfatizó Asti.

En la misma línea, el diputado Gonzalo Mujica, exaliado al MPP y reciente incorporacíón de Asamblea Uruguay, calificó al debate sobre Ancap como "incómodo". "Tenemos juicios distintos sobre esto, y no hemos dado esta discusión encerrados en un cuartito", admitió.

En tanto, la lista 711 salió en bloque a defender la gestión de su líder Sendic en Ancap. José Querejeta señaló que la comisión investigadora del Senado "no encontró nada", y afirmó que la oposición "miente" cuando "intenta sembrar dudas" sobre la gestión de Ancap.

"Bienvenidos a la temporada de circo 2016 en el Parlamento, donde algunos caretean y hablan sin saber. El equipo económico hizo un manejo contra la inflación, con el cual estamos de acuerdo (…) Las cuentas país cerraron, la gente vive mejor. Las empresas públicas están al servicio de todo el país y esto no es un tema de (José) Mujica o de Astori, es de todo el Frente Amplio", sostuvo.

Corrupción.

"Lo que empieza mal, termina mal". La frase es de Astori y fue empleada ayer por el nacionalista Jorge Gandini para asegurar que la capitalización de Ancap deteriora las cuentas públicas.

El legislador dijo que con el tiempo se sabrá si con parte de la plata de Ancap se financió la campaña de Sendic para las internas de junio de 2014, cuando la lista 711 fue la más votada dentro de la coalición de izquierda. El también nacionalista Nicolás Olivera habló del pasaje "del huracán Raúl" que dejó un déficit de US$ 800 millones en Ancap.

Inmediatamente, Felipe Carballo (lista 711) salió a responder a las acusaciones y reclamó "ser cuidadoso" en el manejo de los nombres. "La sesión será larga, y si entramos en esa cancha podemos salir embarrados y nos veremos obligados a decir cuáles fueron los dirigentes de primera línea del Partido Nacional, tanto de Alianza como del Herrerismo, que anduvieron recorriendo despachos para colocar a sus mujeres en las empresas públicas", amenazó.

El Partido Colorado habló de que Ancap es una empresa "técnicamente quebrada" y "fundida", y al igual que toda la oposición reclamó la remoción del directorio. "No podemos poner plata si no se cambia quienes están al frente de la gestión", aseguró el colorado Conrado Rodríguez.

Iván Posada, del Partido Independiente, dijo que "no tiene parangón que una empresa monopólica enfrente una situación de quiebra. Para que pase eso se necesitan dos ingredientes: ineptitud y corrupción. Lo ha dicho Mujica, "la chamboneamos", y solo chambonean los chambones".

Eduardo Rubio (Unidad Popular) cuestionó a los que dicen defender a las empresas públicas y lo que hacen es "priorizar carreras políticas personales", en referencia a Sendic. "Hablamos de ineptitud, despilfarro y corrupción", concluyó.

El perfume que embriagó el debate en Diputados.

Enamorada, Exótica, Libre y Radiante son los nombres de las cuatro fragancias del perfume "Alma Mía" que produce Ancap por medio de Caba Sociedad Anónima, una de sus empresas subsidiarias. Los cuatros frascos de diferentes colores, fueron llevados ayer por el diputado colorado Horacio de Brum a la sesión de la Cámara de Representantes que votó la capitalización del ente.

De Brum dijo que mientras el Frente Amplio "buscaba a su diputado 50" (en referencia al socialista Enzo Malán que se encontraba de vacaciones en Cuba), él salió a comprar las fragancias que le costaron $ 179 cada una en una estación de servicio de Ancap. Lo que no pudo conseguir fue la línea de repelentes también fabricado por el ente. "Esto no es de izquierda, esto es un abuso de poder, es un exceso producir esto, cuando lo que tiene que hacer es producir combustible y lo más barato posible", dijo.

La semana pasada, durante el debate del proyecto de capitalización de Ancap en el Senado, el nacionalista Luis Alberto Heber denunció que el ente destinaba US$ 700.000 al año en su línea cosmética, la cual generaba pérdidas.

Los comentarios del diputado colorado y la exposición de los perfumes en la Cámara, no pasaron desapercibidos en el Frente Amplio. Pablo González (lista 711) dijo que la producción del perfume "Alma Mía" es competencia de Ancap. "El producto contiene 80% de alcohol y 20% de fragancia, por lo tanto tiene que ver con la finalidad de Ancap, pensar que el grupo Ancap debe hacer solo refinación de petróleo es reducir su competencia a la mínima expresión", dijo González.

De Brum volvió a pedir la palabra. "Si esto tiene 80% de alcohol recomiendo que el que se lo ponga no salga a manejar por las dudas", ironizó el colorado. Por lo general, las líneas de perfumes en el mundo tienen una concentración de esencias aromáticas del 15%; el resto es alcohol.

PASTILLAS DEL DEBATE POR ANCAP.

Gandini se acordó del sindicato.

Con mucha ironía, el diputado nacionalista Jorge Gandini saludó a la Federación de Ancap que "colma las barras defendiendo a las empresas públicas". Enseguida agregó: "La Barra de Maldonado, la Barra del Chuy y algunas otras barras, porque estas están vacías. Diferente actitud a la que han tenido en otros tiempos. De un silencio cómplice y amarillo de un sindicato que debió estar en pie de lucha porque hoy la empresa Ancap está fundida y quebrada". Durante todo el debate, que comenzó a la hora 10 y se extendió por casi 12 horas, las barras de la Cámara de Diputados estuvieron vacías. La bancada del Frente Amplio rechazó la ironía de Gandini.

"Pondría Ya mi cargo a disposición".

Mientras se desarrollaba la sesión en la Cámara de Diputados, algunos legisladores del Frente Amplio se mostraron muy activos en las redes sociales. Fue el caso de la senadora Daniela Paysée, del sector Asamblea Uruguay que lidera el ministro de Economía, Danilo Astori. "No es para vanagloriarse tener que votar la capitalización de Ancap. Es imprescindible; pero en este marco ésta deberá ir acompañada de cambios profundos en la planificación de inversiones, en la reestructuración de los planes de negocios, en el reperfilamiento de la deuda. Y... si yo estuviera en el Directorio, pondría YA mi cargo a disposición", escribió Paysée en su Facebook.

Negocios con amigos y familiares.

El nacionalista Jaime Trobo opinó que el Frente Amplio convocó a una sesión para el 2 de enero "porque quiere que este tema pase entre gallos y medias noches para que nadie se entere", y calificó al hecho de una "fantasmada". En un momento, mirando a un frenteamplista, Trobo consideró que algunos legisladores tenían vinculaciones con los negocios con Ancap, y afirmó que se hicieron negocios "con amigos y familiares". El frenteamplista José Querejeta (de la lista 711) se sintió aludido por Trobo, aunque este no había identificado a nadie, y tres horas después aclaró que no sólo no tiene negocios con Ancap, sino que ni siguiera tiene la "tarjeta de puntos" del ente.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.