COMERCIO FRONTERIZO

Expectativas por llegada de free shops brasileños

Habilitarán comercio libre de impuestos frente a Uruguay.

Brasil bajará a US$ 150 el monto que sus ciudadanos pueden comprar. Foto: Archivo
Los dueños de negocios del lado uruguayo esperan que mejore la dinámica. Foto: Archivo

Mañana jueves será una jornada clave para el comercio fronterizo. La Receita Federal, un organismo brasileño análogo a la DGI uruguaya, recibirá los comentarios de los empresarios de free shops que operan en las ciudades fronterizas con Uruguay.

Se trata de una instancia que tendrá lugar en Brasilia, previo a la habilitación de ese tipo de comercios del lado brasileño. El organismo del país vecino realizará una consulta pública sobre la última normativa que queda para aprobarse antes de que se concrete la habilitación.

Desde hace meses se vienen produciendo análisis económicos y legales sobre el proyecto, lo que ha generado una gran expectativa en ambos lados de la frontera terrestre.

Brasil maneja un plan que permitiría a ciudadanos uruguayos y brasileños comprar productos por hasta US$ 300 sin pagar impuestos. A esto se agrega que la lista de productos a comercializar es mucho más amplia que la ofrecida por el régimen legal uruguayo.

El abogado Carlos Loaiza Keel, secretario general de la Cámara de Empresarios de Free Shops del Uruguay, señaló que la organización se encuentra trabajando para generar una legislación similar en todos los países del Cono Sur.

"Debería generar mayor movimiento de personas y flujo de la actividad comercial. Estamos procurando que los gobiernos del Mercosur adopten una normativa equilibrada. Brasil inserta esta iniciativa en el concepto de tienda libre, similar al de puertos y aeropuertos pero en la frontera", dijo Loiza Keel.

Varias cadenas comerciales brasileñas anunciaron su interés en participar del nuevo sistema de free shops.

Chuy.

La Asociación de Free Shops de Chuy aguarda expectante los anuncios que pueda realizar el gobierno de Michel Temer. El presidente de la asociación comercial local, Carlos Javier Calabuig, advirtió que Uruguay debe prepararse para esta instancia, la que podría revitalizar el comercio y el flujo de turistas en la frontera.

"Nosotros estamos con la expectativa de siempre, teniendo el cuidado de saber cuál es la reglamentación que van a tener. En ese sentido le pedimos a nuestro gobierno la modernización que nos hace falta en el sistema nuestro, que exista un poco un espejo al último modelo de sistema que va a suceder en Brasil", indicó Calabuig.

Para el empresario, la llegada de los free shops brasileños no sería perjudicial para los negocios uruguayos. "Es algo positivo para la zona, va a traer beneficios. Si nosotros nos modernizamos y competimos con altura, tenemos un esquema bastante moderno, las estructuras están prontas", dijo.

Ocupan a más de 2.000 personas

A lo largo de la frontera con Brasil funcionan 98 empresas habilitadas bajo el régimen de free shop. Durante los meses de baja temporada trabajan unas 2.500 personas, según dijo el empresario Carlos Calabuig. En la ciudad de Chuy hay 650 personas ocupadas de manera directa. Hay free shops en Chuy, Rivera, Aceguá, Rio Branco y Bella Unión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)