EL NOMBRE ES LO DE MENOS

Buscan alternativa al TLC con China para evitar veto del FA

El presidente Vázquez está empeñado en ampliar las relaciones comerciales con ese país.

El presidente Vázquez visitó las instalaciones de la China-LAC y visitó varios stands. Foto: R. Figueredo
Vázquez visitó las instalaciones de la China-LAC y visitó varios stands. Foto: R. Figueredo

La sigla "TLC" suena casi a mala palabra en el Frente Amplio. Para algunos dirigentes es casi un insulto a la historia frenteamplista, y dicen que es la fórmula para "vender la patria". Uruguay y China tienen sobre la mesa de estudio la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC). Pero el gobierno de Tabaré Vázquez sabe que todos los esfuerzos que realice en esa dirección serán obstaculizados en el Parlamento por la bancada de su propio partido.

Pero eso no será un inconveniente para que ambos países incrementen los lazos comerciales. "Vamos a fondo. Y ya tenemos estudiadas otras alternativas de acuerdo que no tengan la palabra TLC en los papeles", dijo ayer una importante fuente del gobierno a El País.

En el marco de la cumbre China-LAC, que tuvo como sede Punta del Este, el presidente Vázquez se reunió con el ministro chino Ma Pihua, quien le manifestó gran interés en incrementar los lazos comerciales entre ambas naciones. Dos fuentes del gobierno explicaron a El País que el interés de China es real y concreto: quiere avanzar en acuerdos comerciales "como sea", puntualizó uno de los dos consultados.

El buen clima en el que se desarrolló el encuentro cerrado, que duró unos 20 minutos, le sirvió a las autoridades del gobierno uruguayo para convencerse de que deberán incrementar la agenda de intercambio planeada para el 2018.

El Ejecutivo tiene programadas varias misiones empresariales y oficiales para buscar cerrar un "acuerdo estratégico comercial integral", entre ambos países. Esto por fuera de la agenda que el Mercosur planee desarrollar con China, ya que Brasil ha "enfriado" su interés de avanzar en un TLC con el país asiático.

En los temas internacionales el Frente Amplio no ha sido amigo del gobierno de Tabaré Vázquez. Le frenó un TLC con Estados Unidos en el primer gobierno, y en el actual mandato ya obstaculizó el ingreso de Uruguay al TISA (en inglés Trade in Services Agreement), y ahora tiene encajonado el TLC con Chile.

Roberto Chiazzaro fue uno de los legisladores del oficialismo que más batalla está dando contra los TLC. El diputado socialista —que no quiere aprobar el acuerdo comercial con Chile— ayer participó del China-LAC y destacó a través de su cuenta de Twitter la "gran participación" de empresarios.

Su comentario le sirvió al asesor del ministro de Economía, Gabriel Papa, para recordarle al diputado socialista la importancia de aprobar el TLC con Chile. Papa citó un tuit de Chiazzaro y le recordó que el ex presidente chileno Eduardo Frei dijo que terminar de sellar el TLC entre ambos países otorgará beneficios para Uruguay.

No perder el tren.

El canciller Rodolfo Nin Novoa ha sido el más criticado por el Frente Amplio por la política de relaciones internacionales que defiende. Pero su impronta es la resuelta por el jefe de Estado, quien lo ha respaldado en varias oportunidades.

Ayer dijo a la prensa que la importancia de China para el desarrollo de Uruguay es clave, y que el país no se puede quedar solo en recibir los intereses, sino que tiene que asumir una posición activa de concretar acuerdos comerciales.

"China está liderando un proceso de apertura hacia el resto del mundo que va con la visión que tiene Uruguay del comercio internacional", dijo Nin Novoa, y agregó que se avanzará en "un comercio libre pero con reglas claras".

Al ser consultado por la prensa sobre la situación del TLC con China respondió: "Hay muchas maneras de avanzar en un acuerdo comercial. Más que en un TLC, el Uruguay sigue pensando en elevar aún más la vinculación que tiene con China".

El ministro de Relaciones Exteriores recordó que cada vez más los integrantes del Mercosur están advirtiendo la importancia de este "gigante asiático". "No se puede quedar rezagado frente a otras economías", explicó, "porque países que producen los mismos productos y servicios que Uruguay van a poder ingresar en mejores condiciones".

Sin nombrar al Frente Amplio —su partido político— lo aludió diciendo que él está en una tarea de "convencimiento" para lograr hacer entender que participar y firmar este tipo de acuerdos comerciales entre países es beneficioso para Uruguay que necesita abrir "lo máximo posible", dijo, sus puertas al mundo.

En la apertura del evento Vázquez comunicó que recibió el interés concreto del gobierno chino de promover una zona de libre comercio entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y el país asiático.

En el cierre de su discurso el presidente alentó a los empresarios uruguayos a explorar todas las alternativas posibles que les posibiliten alcanzar acuerdos comerciales que permitan tener beneficios para ambas partes.

Voces​ de los anfitriones

Rodolfo Nin Novoa  - CANCILLER
El canciller Rodolfo Nin Novoa en conferencia de prensa. Foto: EFE
Opciones
"Hay muchas maneras de avanzar en un acuerdo comercial entre Uruguay y China y no descartamos ninguna (...) Nuestro país procura elevar aún más la vinculación con esa nación, y planteamos acceder a una asociación estratégica integral".

 

Liliam Kechichián - MINISTRA DE TURISMO
Ministra Liliam Kechichián.
Conectividad
"China-LAC es un jalón de relevancia para estrechar las relaciones entre nuestros gobiernos, empresas y pueblos". Se trabaja para lograr vuelos directos entre ambos países a partir de marzo, con motivo del 30 aniversario de las relaciones bilaterales.

 

Antonio Carámbula -  DIRECTOR DE URUGUAY XXI
Antonio Carámbula. FOTO: Archivo El País
Oportunidad
"Para Uruguay significa una gran responsabilidad y un reconocimiento participar de la organización de esta cumbre de negocios que es la más importante entre los países de América Latina y el Caribe y China. Al mismo tiempo representa una oportunidad".

  

bid

Dispuesto a ser garante para tren de UPM

Participar en la mayor inversión de la historia del Uruguay es de por sí muy atractivo para cualquier empresario. La posible segunda planta de celulosa de UPM obliga al gobierno a realizar una serie de inversiones en infraestructura claves; la principal es el ferrocarril.

Pero a pesar de ser algo muy atractivo, los inversores extranjeros exigen que el Estado garantice los préstamos que ellos deberían obtener para encarar las obras, algo que el gobierno no está dispuesto a hacer. Por eso el ministro de Economía, Danilo Astori, le pidió al presidente del BID, Luis Alberto Moreno, definir una línea de crédito que funcione como garantía.

Así lo confirmó Moreno a El País tras la reunión con el presidente de la República, Tabaré Vázquez. "Pusimos una especie de menú de opciones que el gobierno tiene que ir mirando", dijo, y aclaró que aún se está en una tapa preliminar. "Me pareció muy interesante la cantidad de proponentes que ya se han presentado", agregó en referencia a las empresas que manifestaron su interés en la licitación del ferrocarril que se presentará el lunes. Moreno dijo que el apoyo del BID al proyecto permitirá generar "mayor apetito" de parte de los proponentes privados. El gobierno definió que el pago de la inversión del tren será por disponibilidad, de forma que no se afecte el resultado fiscal ni la calidad de grado de inversor.

LIFAN

Fabricarán autos eléctricos en Uruguay

Sin combustible, sin ruido, y económicos; su fabricación generará puestos de trabajo en Uruguay. La ecuación cierra por todos lados. “Es una gran noticia. ¡Gran noticia!”, dijo la ministra de Industria, Carolina Cosse, que celebró la iniciativa de la empresa china Lifan de ensamblar autos eléctricos en el país.

La jerarca participó de la reunión que el presidente de la República, Tabaré Vázquez, mantuvo con el número uno de Lifan, Mu Gang. La reunión se dio en el marco de la cumbre China-LAC en Punta del Este. Esta empresa esta instalada en San José desde hace varios años, pero en 2016 interrumpió sus actividades. Incluso llegó a transmitir al gobierno uruguayo su intención de dejar el mercado por dificultades comerciales en la región.

Esta crisis no sólo fue solucionada, sino que ahora Lifan planea ampliar sus inversiones en Uruguay, y desarrollar una línea específica de autos eléctricos.

Cosse explicó a los medios de comunicación que conformará un equipo de trabajo con varios ministerios para analizar la propuesta y trabajar conjuntamente con la delegación de la empresa china, a fin de posibilitar la ampliación del proyecto.

Según comentaron fuentes oficiales a El País que están al tanto de lo conversado en la reunión cerrada con el presidente de Lifan, hubo gran entendimiento entre la empresa y el gobierno para avanzar en nuevas inversiones en el país. A su vez las autoridades de Lifan garantizaron incrementar “significativamente” los puestos de trabajo de la planta en San José, así como también las instalaciones.

A su vez solicitaron al gobierno facilitar la capacitación de la mano de obra, ya que se precisa un alto nivel de tecnificación dado que la construcción de autos eléctricos requieren de una ingeniería distinta a la convencional. La ministra Cosse destacó la posibilidad de desarrollar este tipo de autos desde el punto de vista ambiental y tecnológico.

“Es algo a lo que estamos apostando, al desarrollo de la industria y la del avance tecnológico. Cierra por todos lados”, comentó Cosse.

El presidente Vázquez recorrió el stand de Lifan, que fue el más grande de toda la feria. También la empresa tecnológica Huawei fue otro de los grandes exponentes de la muestra en la que sus principales autoridades mantuvieron contacto con el gobierno uruguayo para analizar posibles inversiones futuras.

“Una vez más estamos poniendo a Uruguay en el mapa de la mejor manera”, resumió la ministra Cosse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)