POCA INVERSIÓN, GANANCIA ALTA

El auge de las ferias de diseño

Un circuito en crecimiento para que jóvenes diseñadores puedan exhibir sus creaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En los últimos años el fenómeno ha ido aumentando. Foto: Marcelo Bonjour

Son jóvenes profesionales que tienen entre 20 y 30 años; la gran mayoría, egresados de las carreras de diseño y emprendedores que decidieron arriesgarse y cumplir el sueño de todo diseñador: crear su propia marca. Su principal estrategia de promoción y forma de venta son las redes sociales, donde muestran sus productos, hacen sorteos y anuncian descuentos. Por lo general, tienen sus showrooms en sus propias casas, donde las personas pueden ir, probarse y comprar lo que les guste. Invertir en una tienda propia no es una prioridad o es un lujo que aún no pueden o no quieren darse.

La gran oportunidad de expandir sus negocios y poder llegar a más público sin necesidad de realizar una gran inversión, vino de la mano con el surgimiento de las ferias de diseño. Este tipo de eventos, que reúne a profesionales de la moda, de los accesorios y también de la decoración, suele desarrollarse entre dos y cuatro veces al año y no se limita únicamente a la exhibición y venta de productos sino que se ha transformado también en un espacio de entretenimiento.

Durante el fin de semana en que se desarrollan estas ferias, las organizaciones contratan DJs, pasan música y crean un circuito gastronómico donde los asistentes pueden comer y tomar algo. En algunos casos, ofrecen cervezas gratis.

La Feria Máxima surgió en 2005. En ese momento, según cuenta Natalia Carril —una de las creadoras de Máxima junto a Josefina Álzaga—, no había ese tipo de eventos. La intención de crearlos era "lograr agrupar a todos los diseñadores locales en un mismo lugar y brindarle a la gente la posibilidad de comprar productos de diseño realizados en Uruguay".

"En esa época, cada diseñadora vendía en su showroom, que solía ser su propia casa, y la promoción se manejaba por el boca a boca. La opción de las ferias les permitió llegar a un público masivo", explicó Carril.

Una de las diseñadoras que comenzó a dar sus primeros pasos junto con la Feria Máxima fue Caro Criado. Hoy, 12 años después, cuenta con cuatro locales propios en Uruguay (dos en Montevideo y dos en Punta del Este), además de una tienda en Chile.

Vidriera.

Los stands de exhibición en la Feria Máxima cuestan alrededor de $ 12.500. El año pasado realizaron 7 ediciones (algunas en Carrasco y otras en un hotel de Punta Carretas), "para poder darle más oportunidades a aquellas marcas que quedaban afuera". Aproximadamente 6.000 personas asistieron a cada uno de los eventos.

En muchos casos, dice Carril, las diseñadoras que recién surgen, toman las ferias como una vidriera. No intentan desquitar lo que invirtieron en el stand, sino "comenzar a hacerse un nombre y que el público las conozca".

Son cada vez más las personas que eligen mostrar sus productos en estas ferias. Eso se refleja en la cantidad de espacios de muestra que han tenido que ir sumando a lo largo de los años. "Cuando recién empezamos teníamos 25 stands y realizamos la feria en el Hotel Rivera. Con el paso del tiempo cada vez más personas se vieron interesadas en mostrar sus productos. Hoy hay cerca de 110 stands y debimos mudarnos al LATU porque teníamos mucha demanda y en el Hotel Carrasco —donde hicimos algunas ediciones— ya no podíamos agrandarnos más", explicó Carril.

MoWeek.

Hace 9 años, a Carina Martínez le tocó, por trabajo, asistir a la semana de la moda en Buenos Aires, un acontecimiento que iba a pasar a convertirse en su inspiración y referencia. Un año después creó MoWeek, la semana de la moda en Montevideo. Hasta ese momento, una aventura de esas características ni siquiera se creía que pudiera tener éxito debido al escaso desarrollo que tenía la industria de moda local. Pero Martínez veía que había cada vez más jóvenes que estudiaban diseño en el país y no había en Uruguay un mercado desarrollado en esa área.

"Lo que nos propusimos fue comenzar a desarrollar una plataforma para que todos esos diseñadores tuvieran un lugar, una vidriera donde presentarse y contactarse con el consumidor final", contó Martínez.

Pocos años después MoWeek pasó a convertirse en uno de los sucesos referentes de la moda local, donde las marcas más importantes quieren participar (hay incluso una larga lista de espera). Hoy parece lejana aquella primera edición en el predio de la Rural del Prado, en la que según las palabras de Martínez, tuvieron que buscar a las seis diseñadoras que participaron "hasta debajo de la tierra".

En la actualidad cuentan con 86 stands de distintas marcas (cada uno cuesta 25 mil pesos) y durante la última edición de MoWeek asistieron 14 mil personas y se vendió por 18 millones de pesos, únicamente teniendo en cuenta las compras realizadas con tarjetas de crédito.

De acuerdo a Martínez, la feria le ha dado la posibilidad a las marcas de "generar picos de ingresos muy importantes. Durante los tres días que dura el evento, algunas venden el equivalente a dos meses", aseguró.

Otras de las más conocidas es la Feria Diseñarte que surgió hace 7 años y congrega a más de 100 marcas en el Hotel Cottage. Allí venden indumentaria, decoración y artesanías. En algunas ediciones, para disponer de un lugar se debe reservar con más de 4 meses de anticipación.

Otros eventos similares, como la Feria Belmont y Nuestro Camino, entre otras, participan de este fenómeno que crece año a año.

Variedad.

Indumentaria, collares, caravanas, zapatos, plantas para huertas, artesanías y comida, son algunos de los productos que se exhiben en las novedosas ferias de diseño. En los últimos años el fenómeno ha ido en aumento, y surgen más espacios que le ofrecen a jóvenes diseñadores uruguayos un lugar donde mostrar sus creaciones, sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero. Los costos de los stands oscilan entre 12 mil y 25 mil pesos dependiendo de la feria de la que se participe. Suelen extenderse durante todo el fin de semana.

OTROS RUBROS.

Se realizan entre 10 y 12 ferias cada año.

La Cámara de Diseño del Uruguay no cuenta con datos oficiales de la cantidad de ferias que se desarrollan al año, debido a que es de reciente creación y no tiene "una institucionalidad que le permita regular ese tipo de eventos", contó el presidente de la cámara, Agustín Menini. A pesar de ello estiman que hay entre 10 y 12 ferias al año que incluyen, además de las de diseño de moda, las referentes a interiorismo y mobiliario. La cifra, según predicen, irá en aumento. "Cada vez surgen más ferias. Yo creo que hay un mayor énfasis en el gasto de diseño y la gente está buscando cada vez más propuestas diferentes, originales y que a la vez sean de una marca local", opinó. Menini explica que el aumento de las ferias guarda relación con que el número de emprendedores ha crecido considerablemente en los últimos años. En cuanto a las razones del auge del fenómeno, Menini sostuvo: "Poner un stand en una feria es una inversión chica si se compara con tener un local. Tal vez sea una forma de probar en las ferias para luego —dependiendo de cómo les va— poder abrir un local propio. O tal vez nunca se establezcan sino que toman las ferias como principal canal de ventas, debido a que asiste un público muy variado".

Concluye la Expand Design en el LATU.

Hoy se está llevando a cabo en el LATU, y por primera vez en Uruguay, la Expand Design, una feria de indumentaria que apunta a la venta al por mayor y que reúne a proveedores y comercios de toda América

Latina. La actividad cuenta con más de 150 expositores de los cuales 70% son de Uruguay, pero también hay marcas de Argentina, Paraguay, Chile y Guatemala.

Otras de las ferias nuevas que se instalará por primera vez será MOLA (Moda Latinoamericana), que está basada también en la indumentaria "pero con un foco más de sustentabilidad", explicó Agustín Menini, presidente de la cámara de diseño del Uruguay (CDU).

Además de indumentaria, han surgido a lo largo de los años las ferias de mobiliario e interiorismo que incluyen marcas consolidadas pero también diseñadores emergentes, donde muestran las últimas novedades en el rubro. ExpoHogar, Casa, Arte

y Diseño y CasaDeco (de los mismos creadores que MoWeek), son algunas de ellas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)