TECNOLOGÍA

Los vehículos del futuro son ecológicos

Ancap, UTE y el MIEM evalúan plan piloto que tiene al hidrógeno verde como alternativa.

Stand de Ancap en la Expo Innovación en el Antel Arena. Foto: Marcelo Bonjour
El hidrógeno se mezcla con oxígeno para generar un proceso electroquímico que genera energía eléctrica y agua. Foto: Marcelo Bonjour

El stand de Ancap en la Expo Innovación que se realiza hasta mañana en el Antel Arena cuenta con un prototipo de auto cero contaminante que se alimenta a base de hidrógeno verde.

Este es 100% sustentable debido a que se obtiene a partir de oxígeno, agua y energías renovables (solar, eólica o hidráulica), y solo libera de su caño de escape vapor de agua y no otro residuo. Así lo explicó Pablo Barrios, miembro de la comunidad de Innovación de Ancap.

En Uruguay, casi el 100% de la generación eléctrica es renovable y, por este motivo, Ancap, UTE y el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) aunaron esfuerzos para crear el “proyecto Verne”, que consiste en un plan piloto para implementar el uso de hidrógeno en el sector del transporte pesado y de larga distancia (ómnibus y camiones).

“Nos hemos basado en combustibles fósiles que producen dióxido de carbono y nos traen problemas de cambio climático y calentamiento global. Es preciso hacer una transición hacia un sistema basado en energías renovables. La electrificación a batería no alcanza a sectores como el transporte pesado y larga distancia y es ahí donde aparece el hidrógeno”, señala el ingeniero Jorge Ferreiro, líder del proyecto Verne por Ancap.

El experto agrega que esta tecnología cobró protagonismo en el mundo hace un lustro.

Meta.

Ferreiro asegura que el futuro energético descarbonizado es un plan a largo plazo a nivel global y se basará en energías renovables: hidráulica, eólica, solar e hidrógeno. Este último cubre el 70% de la superficie terrestre y se destaca por ser no contaminante: no produce lluvia ácida ni emisiones nocivas ni reduce el ozono. Otra ventaja es que el tiempo de carga es rápido.

Los expertos de los organismos comenzar a abordar el tema de manera formal a fines de 2018 aunque han estado trabajando desde hace tres años. Todavía se está en fase de evaluación de un plan piloto.

“Tenemos que contactarnos con los fabricantes de tecnología para producir hidrógeno y con los usuarios finales -empresas que usan ómnibus de larga distancia y camiones de carga pesada-”, dice Ferreiro.

Prototipo de auto cero contaminante que se alimenta a base de hidrógeno verde. Foto: Marcelo Bonjour
La electricidad se almacena en las baterías para alimentar el motor; el agua, en forma de vapor, se expulsa por el tubo de escape. Foto: Marcelo Bonjour

Otra de las cuestiones pendientes es trabajar en conjunto con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas para formular una futura regulación. La idea es importar vehículos de países líderes en esta tecnología, como lo son Canadá, Japón, Corea, Alemania o China.

“En principio, el costo será superior al vehículo tradicional que reemplaza, pero a medida que se avanza y se produce a gran escala, esos costos bajan”, explica a El País.

El ingeniero Ferreiro asegura que los proyectos de hidrógeno hoy son viables por sí mismos, aunque requieren de subsidio en todos los países del mundo donde se quiere empezar a investigar e implementar estas tecnologías.

“Proyectamos que en cinco o 10 años será totalmente sustentable sin subsidios. Es el futuro que queremos tener en Uruguay”, afirma.

Un ejemplo sustentable vive en Expo Innovación

El pequeño prototipo se exhibirá hasta mañana en el stand que tiene Ancap en la Expo Innovación. El modelo consiste en un auto de hidrógeno verde educativo con el fin de explicar la lógica de funcionamiento. Se trata de un vehículo 100% ecológico: “Toma agua, usa fuentes renovables, y libera vapor de agua como residuo en vez de combustión o humo”, señala Pablo Barrios, encargado de mostrar la dinámica del prototipo.

El sector transporte en Uruguay es responsable del 64% de las emisiones de dióxido de carbono y a los vehículos de carga pesada y ómnibus le corresponde un 36% del total. El hidrógeno jugará un papel clave; por eso el objetivo del proyecto Verne es tener un panorama más claro este año para así decidir los pasos a seguir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados