PANDEMIA

Vacuna contra el coronavirus: ¿en qué se diferencian Pfizer, Moderna y Sputnik V?

Comparativa de seguridad, conservación, tecnología y eficacia de las tres vacunas que integran el Covax. 

Médica rusa recibe la vacuna Sputink V. Foto: Reuters.
Médica rusa recibe la vacuna Sputink V. Foto: Reuters.

Tres vacunas contra el coronavirus anunciaron en la última semana que son eficaces en más de un 90%: la primera en anunciarlo fue Pfizer, luego lo anunció la vacuna rusa Sputnik V y, por último, la vacuna de Moderna. A su vez también habrá novedades esta semana de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

El avance de estas vacunas es positivo para Uruguay, que integra el Covax, un fondo organizado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que permitirá adquirir diversas vacunas contra el COVID-19 cuando estén finalmente aprobadas.

Ahora bien, ¿en qué se diferencian las tres vacunas que anunciaron una efectividad del 90% o más?

Tecnología

Tanto la vacuna Pfizer como la Moderna utilizan la técnica del ARN mensajero, que introduce cadenas de ARN para que las propias células humanas decodifiquen y produzcan las proteínas que promueven la respuesta inmunológica del organismo al SARS-CoV-2.

La tecnología utilizada en la vacuna rusa es diferente. La Sputnik V es un tipo de vacuna denominada “vector viral”, según informó Giovanni Escalante, representante de la OPS en Uruguay, al programa Puntos de Vista, de Radio Uruguay.

Este método es el más innovador: se transforma y adapta otro virus para combatir el COVID-19. La vacuna de AstraZeneca también utiliza esta tecnología.

Eficacia

La eficacia de la vacuna es la capacidad de prevenir la enfermedad en la población frente a la respuesta al virus de una población no vacunada.

La vacuna de Moderna tiene una eficacia preliminar del 94,5 %, mientras que la de Pfizer llega al 90 % y la vacuna rusa tiene una efectividad de 92%.
 
Este índice de eficacia es alto y comparable a otras vacunas altamente efectivas como las del tétanos o la polio. La vacuna de la gripe común suele tener una efectividad del 45 %, aunque depende del año.

Seguridad

La vacuna de Moderna no ha mostrado problemas de seguridad reseñables, según la farmacéutica. Los efectos más adversos fueron "moderados" y solo en un 2,7% provocaron dolor, en un 4,5 % dolor de cabeza y en cerca del 10% fatiga.

En el caso de Pfizer, algunos voluntarios experimentaron lo que describieron como una "fuerte resaca", según entrevistas realizadas por el canal Fox News. Mientras que la farmacéutica sostiene que los efectos secundarios son moderados y se pasan a los pocos días.

Según lo que se publicó en setiembre, el informe de la vacuna rusa contra el COVID-19 destacba su seguridad, aunque faltaban estudios.

Este tipo de datos son claves para favorecer la aceptación de las vacunas, que debido a su rápido desarrollo y pese a que los responsables y reguladores estadounidenses aseguran que cumplen todos los estándares de seguridad, podrían levantar suspicacias entre la población.

Conservación

La vacuna de Pfizer requiere avanzados congeladores ultra-fríos, que mantiene los viales a 70 grados bajo cero, mientras que la vacuna de Moderna puede almacenarse a temperaturas que pueden mantenerse en congeladores convencionales (-20° C, según Univisión).

Según el medio La Sexta, la conservación de la vacuna rusa es más sencilla. “Se puede conservar a temperatura ambiente porque desarrollaron una técnica que convierte la vacuna en polvo. Se pueden distribuir esas cápsulas de polvo y al llegar a destino disolverlas en agua y obtener la vacuna”, explicó.

Esta variables es clave a la hora de abaratar el transporte y almacenaje de las dosis de la vacuna, especialmente en economías en desarrollo y zonas rurales o de difícil acceso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error