Salud

Telemedicina: creció con la pandemia y llegó para quedarse

Las consultas con médicos desde el hogar y otros servicios a distancia aumentaron durante la emergencia sanitaria y tienen su propia ley.

Telemedicina: una tendencia en crecimiento. Foto: Shutterstock
Telemedicina: una tendencia en crecimiento. Foto: Shutterstock

Hace algunos días, Lorena (35) pidió hora en su mutualista con una dermatóloga para seguir un tratamiento del cuidado de su piel que venía haciendo desde meses antes de que la crisis sanitaria por coronavirus explotara en Uruguay y el mundo. Sin embargo, en un contexto de distanciamiento social, desde la mutualista le comunicaron que la consulta sería por videollamada en lugar de someterse a una consulta presencial.

La situación sorprendió a Lorena; sin embargo, al hablar con sus amigas descubrió que no era la única: médicos generales, psicólogos, psiquiatras y hasta ginecólogos están atendiendo en esta modalidad. Mientras en su caso le pareció una comodidad, algunos de sus amigos recibieron el nuevo formato de consulta con molestia. Se trata de uno de los cambios de paradigma más profundos en la historia de la medicina: un cambio en la relación entre médico y paciente.

En este aspecto trabajan sostenidamente las mutualistas desde hace años cuando comenzaron a incorporar la tecnología en sus consultas, resultados de análisis de laboratorio y el manejo de la historia clínica digital.

Tecnología y servicio.

Fundada por un grupo de emprendedores y médicos uruguayos, Doctari es una plataforma que opera hace cuatro años en Uruguay y la región y que vio incrementada la demanda de sus servicios debido a la situación provocada por la emergencia sanitaria en todo el mundo.

Actualmente, la plataforma es utilizada por centros locales como Casmu, Mapfre, la emergencia médica de Tacuarembó, pero también tiene usuarios en Argentina, por ejemplo. En total, trabajan con ella un millón de usuarios a nivel regional.

“Lo que hemos visto de la pandemia es una aceleración de algo que se estaba gestando y que quizá el tiempo sería más largo para su adopción”, explicó el gerente de tecnología de Doctari,Rodrigo Álvez a El País.

“Se aceleraron varios procesos. Hace poco leí un estudio que decía que se había adelantado una década la transformación digital en el sector de salud debido a la pandemia”, añadió.

Para adaptarse a las necesidades surgidas por una mayor demanda, Doctaris incorporó los servicios de la empresa tecnológica Isbel, como sistema de agencia por WhatsApp, Facebook Messenger, chatbots, entre otros. Además, se incluyeron tecnologías para administrar las citas entre los pacientes y profesionales.

Mauricio Pargman, gerente comercial de Isbel, destacó la importancia de este incremento como una nueva salida para los prestadores de salud: “Antes era bueno tenerlo porque se consideraba que podía ser más eficaz y bajar costos por no trasladar personal al sitio y demás. Pero no se veía como necesario, sino un diferencial. Hoy eso cambió drásticamente y la pandemia se convirtió en la gran revolución de los últimos tiempos”, aseguró.

Pargman sostuvo que, antes, los pacientes ponían algunas barreras que fueron levantadas por el coronavirus y que, por eso, la tecnología pudo permear en muchos sectores, especialmente en la salud.

Cambio cultural. La instalación de la telemedicina es un aspecto sensible tanto como lo fue, atrás en el tiempo, la visita al médico que también fue hasta resistida. Sin embargo, desde Doctari e Isbel entienden que era algo que estaba “latente” y por eso pudo implementarse.

Telemedicina Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

“Como todo cambio cultural que se hace de forma acelerada cuesta un poco al principio, pero cuando se ven las ventajas se produce el cambio de mentalidad. Por eso entendemos que la tendencia se mantendrá en el tiempo”, señaló Álvez.

Por su parte, Pagman advirtió que “el abuso de cualquiera de las herramientas disponibles no está bien”.

El gerente comercial de Isbel hizo énfasis en que si se llama por un ataque cardíaco, por ejemplo, es claro que la tecnología no sustituye la visita al médico, pero que en casos más leves, si en vez de que se agende una consulta para dentro de un mes, se puede hacer al día siguiente, por lo que es más sencillo.

Por otro lado, Pagman señaló que en el actual contexto de pandemia este tipo de métodos ayuda a preservar al personal sanitario ante potenciales contagios.

En Uruguay

 La digitalización de los procesos médicos llegó un poco más tarde a Uruguay que en otras partes del mundo, pero desde hace algunos años viene en crecimiento.

La incorporación y adaptación a los nuevos sistemas fue rápida, señaló el gerente de tecnología de Doctari. “El médico, en general, en Uruguay está muy preparado. En todos los países siempre se habla muy bien de las instituciones salud del país. En temas de digitalización, los profesionales tuvieron que experimentar un cambio acelerado. Creemos que lo han hecho de muy buena forma”, añadió a El País.

Pagman destacó el momento en el que la pandemia encontró a Uruguay en ese sentido: “Creo que nos agarra en un buen momento”. Y explicó: “Capaz que hace unos años nos agarraba un poco relegados, pero creo que la política general del país está ayudando en esto. Eso se ve reflejado en la ley sancionada en el mes de abril qué establece que un cierto porcentaje de las consultas médicas se hagan en canales no presenciales. Este tipo de soluciones aporta mucho y eso lo podemos hacer por temas que tenemos seleccionados a nivel país conectividad y también de estandarización de la historia clínica y demás”, afirmó.

Una ley para regular la telemedicina

El 15 de abril de 2020, el Parlamento publicó la Ley N° 19.869 que regula el uso de Telemedicina en Uruguay. El objetivo es “establecer los lineamientos generales para la implementación y desarrollo de la telemedicina como prestación de los servicios de salud, a fin de mejorar su eficiencia, calidad e incrementar su cobertura mediante el uso de tecnologías de la información y de la comunicación”, describe el texto de la norma.
El abogado Pablo Schiavi, especialista en derecho de la información, dijo a El País que la ley marca un antes y un después en Uruguay. “Por primera vez establecemos un régimen legal y regulatorio para la prestación de servicios médicos a través de plataformas tecnológicas”, destacó.
Que las mutualistas y prestadores de salud logren proteger adecuadamente la información sensible de sus usuarios a través de estas plataformas tecnológicas es clave para el desarrollo de la telemedicina, indicó Schiavi.
“La propia ley se refiere a la importancia que tiene la confidencialidad de la información en la relación médico-paciente, tanto en la medicina tradicional como en telemedicina”, puntualizó el abogado.
Y añadió en diálogo con El País: “El gran desafío que tienen los prestadores es lograr desarrollar una infraestructura tecnológica adecuada para brindar a todo este tipo de información, como historias clínicas, por ejemplo, seguridad”.
Schiavi destacó que actualmente nos enfrentamos a un gran cambio de paradigma: “Antes pensábamos en un sanatorio de 15 pisos y ahora no son necesarios esos 15 pisos, pero si una infraestructura tecnológica que garantice al máximo la confidencialidad de la información que se va a transmitir”, concluyó el especialista.

¿Cómo funciona DOctari?

Con el apoyo de la Agencia Nacional de Innovación e Investigación, Doctari surgió gracias a un equipo multidisciplinario de médicos locales e internacionales, ingenieros y comunicadores.

Se trata de una plataforma cuyo objetivo es conectar a pacientes con médicos, tanto de forma virtual como presencial, pensada especialmente para el contacto entre médico y paciente.

La iniciativa uruguaya opera ya a nivel regional y cuenta con el aporte de los profesionales de la salud Roberto Canessa o Diego Estol.

La plataforma lleva activa desde 2017 y desde entonces ha tenido un crecimiento sostenido.

La pandemia sirvió como empujón debido a que se volvió norma la videoconsulta médica.

Ahora la plataforma sumó el aporte de la tecnológica Isbel que colaboró en el desarrolló de los chatbots del sitio del Ministerio de Salud Pública y el sitio Coronavirus UY.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados