EMPRENDEDORES

Tacuarembó emprende, con convicción y perseverancia

Cuatro testimonios de participantes del programa Sembrando en Tacuarembó; cómo apostaron a crecer en plena pandemia y no bajaron los brazos.

El programa Sembrando llegó a Tacuarembó. Foto: Sembrando
El programa Sembrando llegó a Tacuarembó. Foto: Sembrando

Emprender no es sencillo y mucho menos en plena pandemia. Pero si se cree en la idea y se persevera, el camino se hace más corto. En Tacuarembó hay muchos emprendedores que en los meses pasados lograron mantener su negocio a pesar de las adversidades y hay otros que incluso pusieron las cartas sobre la mesa y comenzaron con ese sueño que venían teniendo hacía tiempo.

El País habló con cuatro de ellos que, a pesar de desempeñarse en diferentes áreas, compartieron la experiencia de participar en las capacitaciones que el programa Sembrando llevó a Tacuarembó hace en noviembre de 2020.

En todo Uruguay.

En el mes de noviembre el programa Sembrando, que busca dar asesoramiento a emprendedores para mejorar o desarrollar sus proyectos de negocios, visitó el departamento de Tacuarembó, en el marco de un recorrido que lo lleva por todo el país y con el que ya atendió a más de 2.500 emprendedores. Durante dos días emprendedores locales participaron en talleres y también en posteriores mentorías con profesionales.

El que pasó fue un año complejo, pero Fiorella y su esposo siguieron trabajando para que su emprendimiento de leña ecológica siga creciendo.

Johana, una diseñadora textil, se las ingenió para pasar la peor época de la pandemia creando tapabocas y no bajó los brazos, por lo que hoy sigue en pie con su atelier.

Ariel, que es profesor de Geografía, estaba por lanzarse con otras de sus pasiones cuando llegó la pandemia. Pero eso no lo detuvo y aprovechó para formarse y aprender más sobre el mundo de emprendedores.

Sofía, por su parte, se dedica a la confección de vestidos de novia desde hace 15 años y hace un tiempo exportó por primera vez una prenda suya para un casamiento que se hizo en Alemania. Sus planes son seguir por ese camino.

Aquí, cuatro de tantas historias de emprendedores que ante los tiempos difíciles no tienen pensado bajar los brazos.

Fiorella y Guillermo
Leña ecológica
Fiorella y Guillermo. Foto: Fiorella Bruschiani

Fiorella Brusciani y su esposo Guillermo llevan adelante Eco briquet, un emprendimiento que ofrece leña ecológica en Tacuarembó. Se trata de un material que se hace a partir de residuos de la industria agro-forestal de forma sustentable.

“Comenzamos en 2017, cuando investigamos cómo funcionaba en Brasil, un país en el que la usan mucho. En 2018 adquirimos dos máquinas para hacer este producto a partir del aserrín. Ahora estamos a la espera de otra máquina que también permite hacerlas a partir de la cáscara de arroz”, comentó Guillermo a El País.

La pareja contó que en 2019 recibieron el apoyo de la Agencia Nacional de Desarrollo (Ande) y detalló algunos de los beneficios de este material. En primer lugar, resaltaron que es 100% amigable con el medioambiente. Se lo puede almacenar y transportar de manera más sencilla que la leña y tiene un mayor poder calórico que la misma.

La leña ecológica posee, además, un menos porcentaje de humedad que la madera. “Quisimos aprovechar el hecho de que Tacuarembó y Rivera son los departamentos en los que se procesa la mayor cantidad de madera del país. Y un problema grande que hay es que los aserraderos a veces no pueden expandirse por la cantidad de residuos que tienen.

Entonces esto también es una solución para eso”, explicó Guillermo, quien agregó que, si bien hay otros productores de briquetas, es un producto que recién se está empezando a consumir en Uruguay.

Fiorella contó que en 2020 comenzó a seguir al programa Sembrando de Presidencia de la República a través de las redes sociales y cuando vieron que las capacitaciones llegarían a Tacuarembó no dudaron en inscribirse. “Hubo seminarios muy buenos, por ejemplo el de marketing y otro que hubo con un abogado que explicó cuestiones relacionadas a las pequeñas empresas. Nos gustó mucho también que otros emprendedores expusieran y hablen de sus experiencias”, señaló.

Eco briquet está en Facebook, su dirección de correo electrónico es [email protected] y su teléfono de contacto es 092 868 882. 

Johana Forapagliero
Diseño de prendas exclusivas
Johana Forapagliero

Johana Forapagliero es diseñadora textil y en 2013 abrió su propio atelier en Tacuarembó, departamento al que se mudó cuando se casó. “Ese año me decidí y me tiré al agua”, contó a El País.

“En Montevideo hacía diseños para agencias de publicidad; cuando me fui Tacuarembó alquilé un local, compré tela, e hice una cápsula para probar”, agregó la emprendedora.

Cosa mía atelier ofrece ropa casual, hecha a medida y con telas y materiales uruguayos. “Son prendas únicas, diseños exclusivos, trabajo con talleres de modistas independientes y si bien comencé con ropa casual, con el tiempo me fueron pidiendo ropa de fiesta y empecé a incursionar en prendas más elaboradas”, señaló Johana a El País. Hoy en día tiene clientas de todas las edades: desde niñas hasta abuelas.

La llegada de la pandemia la obligó a cerrar por un tiempo y salió adelante haciendo tapabocas: “Hice barbijos, con diseños y telas buenas y llegué a hacer para empresas incluso”, detalló. Luego, en pleno invierno, se preguntó qué hacer: “¿Me largo a producir la colección de verano?” Y dijo que, por suerte, lo hizo y le está yendo muy bien.

A Sembrando llegó luego de haberle mandado una prenda de regalo a Lorena Ponce de León, líder del programa Sembrando, quien como respuesta y agradecimiento la invitó a participar en las instancias que el programa realizó en Tacuarembó.

Además, contó Johana, la primera dama también se hizo clienta del atelier. “Con las capacitaciones del programa de Sembrando lo que me pasó es que me vi muy reflejada con otros participantes y en muchas cosas, cuando los escuchaba contar cómo habían empezado o cómo están empezando. Una chica, por ejemplo, dijo que uno tiene que creer en el producto que hace y ofrece y eso me pasó a mí desde el principio, yo creí en lo que iba a hacer. Yo disfruto, hasta el día de hoy, estar en el atelier y cuando no estoy por unos días ahí lo extraño”, añadió la emprendedora.

Cosa Mía atelier está en Instagram , en Facebook y su teléfono de contacto es 099861562.

Ariel Severo
Fotografía y filmaciones con drones
Ariel Severo. Foto: Ariel Severo

Ariel Severo es profesor de Geografía, pero desde noviembre de 2019 también lleva adelante Drones del Norte, un emprendimiento que comenzó “con todas las ganas de trabajar en este tema de fotografía y filmaciones aéreas con drones, que es una tendencia que hay en el mundo hoy en día, pero que acá en Uruguay es bastante nuevo”, contó en diálogo con El País. Y agregó: “En todas partes del país hay empresas que están trabajando en esto, pero igual sigue siendo algo novedoso y sobre todo acá en el norte, en Tacuarembó, donde si bien hay drones, no hay empresas que trabajen con ellos, sino que son personas que los tienen y los usan para cosas personales o algo muy específico”.

En marzo de 2020 llegó la pandemia de coronavirus a Uruguay y muchos emprendimientos se vieron frenados y algo así pasó con Ariel, aunque supo aprovechar el tiempo para formarse y seguir adelante con el proyecto. “Mi idea en aquel momento era empezar a trabajar en eventos y fiestas, pero tuve que recapitular un poco por la situación. Entonces ahí apareció Sembrando. Yo supe del programa a través de los medios y me anoté. A las semanas me llamaron y tuvimos contacto con tutores de distintas áreas”, contó el emprendedor a El País.

En estas instancias tuvo una guía en materia de marketing digital, también lo contactaron con profesionales que desde hace tiempo son referentes en el área de fotografía o con drones, aprendió sobre planes de negocios, sobre aspectos jurídicos y muchos detalles que hay que tener en cuenta para emprender.

“Por la pandemia tuve que recapitular, pero aproveché el año que pasó para participar en Sembrando, para hacerme conocer también en el medio”, señaló Ariel, quien sigue dando clases de Geografía en un liceo en Tacuarembó, pero supo enfocar su pasión por la fotografía y los drones en un emprendimiento que recién comienza.

Drones del Norte está en Facebook, en Instagram y también en YouTube. Su página web es dronesdelnorte.org y su dirección de correo electrónico es [email protected]

Sofía Carluccio
Vestidos de novia para todo el mundo
Sofía Carduccio. Foto: Sofía Carduccio

Sofía Carluccio es de Montevideo, donde estudió diseño, pero hace unos 10 años vive en el departamento de Tacuarembó. Se dedica a hacer vestidos de novia desde hace 15 años y hace unos meses le llegó un pedido muy particular. Una uruguaya que vive en Alemania quería hacerse con ella el vestido para su casamiento.

La diseñadora contó a El País que hacer un vestido a tantos kilómetros de distancia de la novia “fue todo un desafío”, pero gracias a eso se le ocurrió una idea para innovar en su emprendimiento.

El vestido lo hicieron por videollamada: una vez pasadas las medidas y los gustos de la futura novia, la diseñadora compró las telas, fueron discutiendo las mangas, el largo, el escote y, llegado el momento, el atuendo quedó pronto en tiempo y forma. El desafío, entonces, era hacerlo llegar a Alemania.

Hubo muchos detalles que Sofía fue aprendiendo sobre la marcha.
El paquete salió de Tacuarembó el 5 de agosto, llegó a Alemania el 15 de agosto y se lució en la boda el 5 de septiembre. El camino fue largo: el vestido viajo desde Uruguay, pasando por Chile, Lima, Panamá, Miami, antes de llegar a destino.

Fue en ese momento en que Sofía pensó en “por qué no hacer vestidos para exportar” y repetir la experiencia con otras novias de otras partes del mundo. Se enteró del programa Sembrando y se puso en contacto, logrando así que la guiaran en los distintos pasos que debería gestionar: cómo hacer envíos, los permisos y todo lo relacionado a la exportación. Luego de estos contactos las capacitaciones llegaron a Tacuarembó y según cuenta la diseñadora estos encuentros “fueron muy motivadores, porque hablaron emprendedores locales que al escucharlos te das cuenta de que sí se puede emprender, de que el dinero no lo es todo, porque si bien el dinero ayuda, igualmente hay que tener una buena idea y perseverar en la vida, en lo que sea que hagas”.

El emprendimiento de Sofía se puede encontrar en Instagram, también en Facebook y su teléfono de contacto es 098 925 748.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados