Publicidad

Perciavalle y Jimmy se comprometieron bajo las estrellas rodeados de amigos: intimidades de la ceremonia

El rey del café concert y su futuro marido sellaron su amor en una increíble noche de luna llena en su chacra en Laguna del Sauce. El País fue testigo de esta íntima celebración.

Compartir esta noticia
Carlos Perciavalle y Jimmy Castilhos se comprometieron en Punta del Este.
Foto: Ricardo Figueredo

Una noche mejor no les podía tocar: Carlitos Perciavalle y Jimmy Castilhos se comprometieron este martes 26 de diciembre bajo un cielo estrellado, con la luna llena como testigo y rodeados del amor de sus amigos. Abrieron las puertas de su chacra El Paraíso, en Laguna del Sauce, para sellar un romance que comenzó hace menos de un año, aunque llevan casi 25 años adorándose como amigos y trabajando juntos.

Un paisaje de película, con el sonido de los pájaros de fondo, la laguna de frente, los cerros al fondo y un magnífico sol fue el escenario para empezar a recibir a los invitados, que estaban invitados a partir de las 19.

Uno de los primeros en arribar fue Fernando Cristino de pantalón, camisa, saco y gorro blanco y un llamativo detalle: termo y mate de oro. Se vio mucha mujer de capelina que le repetía a Carlitos: “Todas nos producimos para vos”. “Están divinas”, le contestaba él a sus amigas. Y cada vez que caía un nuevo invitado se fundía en un abrazo.

La ceremonia fue sencilla, íntima y bien familiar. Tenían previsto 20 invitados pero se fueron sumando allegados y llegaron a los 50. Entre ellos estaban dos amigos íntimos de la pareja: la comunicadora Laura Martínezy Fabián Esperón (manager de Charlotte Caniggia).

A las 20 empezó a sonar la música en vivo. Yuniesky Pérez con guitarra en mano se metió entre la gente a cantar Sin lado izquierdo, de Marco Antonio Solís, Vivir mi vida de Marc Anthony, y La vida es un carnaval. Al ritmo de este clásico de Celia Cruz, sin previo aviso, los novios sorprendieron a los invitados con un improvisado el ritual de compromiso a las 20:14.

Entre sonrisas, miradas cómplices y tiernas, la pareja intercambió alianzas de plata, se juró amor eterno y se fundió en un pasional beso.

“Ahora ya estamos comprometidos así que a comer y a chupar. A divertirse señores, gracias por estar, estamos felices”, dijo Jimmy con su anillo en mano.

Carlos Perciavalle y Jimmy Castilhos.
Foto: Ricardo Figueredo

“Vivan los novios”, corearon todos los invitados. Y empezó a sonar un bandoneón a puro tango.

No faltó el blooper de la noche: se pusieron los anillos al revés. El error fue de Jimmy que bromeó entre risas, “soy el novio joven pero no tan joven”. Y contó a El País que estas de plata son las alianzas de compromiso, pero para la boda las cambiarán por unas de oro y diamantes.

El mega acontecimiento tendrá lugar el 19, 20 y 21 de febrero: el primer día será el civil, luego la ceremonia religiosa y por último tirarán la chacra por la ventana para celebrar su amor.

Carlos Perciavalle y Jimmy Castilhos.
Foto: Ricardo Figueredo

Minutos más tarde, Jimmy pidió cortar la música para decir unas emotivas palabras: “Estamos felices, que estén ustedes acá y sean testigos de esto nos encanta. Es un encuentro de amigos, abrimos las puertas de nuestra casa para que estén con nosotros y disfruten: que coman, que tomen, que bailen y se diviertan”, dijo. Y así fue.

No faltó comida, bebida ni música. El catering abrió con una mesa de sushi de Drako, luego se sirvió un delicioso asado apto para veganos, ya que también incluía verduras, a cargo del Gordo Achura y la noche se coronó con una espectacular mesa de postres.

Hubo shots de maracuyá, lemon pie, mousse de chocolate y dulce de leche, mousse de rosas (una novedad que Medialunas Calentitas del Puerto estrenó en esta especial velada), una gran torta de chocolate. Y un infaltable a pedido de Jimmy: arroz con leche.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad