APOCALIPSIS

Por qué el mundo está a solo 100 segundos de la destrucción total

El Boletín de los Científicos Atómicos avanzó las manecillas del símbolo de la fatalidad global

reloj del apocalipsis 2019
El tiempo se estableció mucho antes de que se intensificaran las acciones militares entre Estados Unidos e Irán.

Prepárese. El fin del mundo se acerca, espoleado por la amenaza de la guerra nuclear y la crisis climática, y se encuentra a 100 segundos, según la actualización de 2019 del “Reloj del Apocalipsis” de los expertos del Boletín de los Científicos Atómicos (BAS, por su sigla en inglés).

El pasado año, la humanidad se encontraba a dos minutos, por lo que la urgencia es aún más perentoria, advirtieron los científicos.

“Ahora estamos expresando lo cerca que está el mundo de la catástrofe en segundos, no en horas o en minutos. Es lo más cerca que hemos estado del fin. Encaramos ahora una verdadera emergencia, un estado de los asuntos globales realmente inaceptable que ha eliminado cualquier margen de error o retraso”, anunció la presidenta del BAS, Rachel Bronson.

Hoy es el peor momento desde 1953, durante una de las etapas más tensas de la Guerra Fría, cuando tanto los soviéticos como los estadounidenses realizaron sus primeras pruebas con armas termonucleares. Ni siquiera la ciencia ficción se ha atrevido a tanto: en el cómic Watchmen, el reloj nunca avanzó más de cinco minutos hasta la medianoche.

“Son realmente malas noticias”, dijo Robert Rosner, astrofísico del grupo, que agregó que lo que dijeron el pasado año “es ahora una realidad alarmante, puesto que las cosas no van a mejor”.

El tiempo se estableció mucho antes de que se intensificaran las acciones militares entre Estados Unidos e Irán y antes de la decisión de Corea del Norte de poner fin a su congelamiento en las pruebas nucleares. En cuanto a la crisis climática, el tiempo responde a que el 2019 fue el segundo año más caluroso registrado, culminando una década que fue la más cálida en la historia registrada, según la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

“Esto muestra que lo que está sucediendo es persistente, no una casualidad debido a algún fenómeno climático: sabemos que las tendencias a largo plazo están siendo impulsadas por los niveles crecientes de gases de efecto invernadero en la atmósfera”, dijo un funcionario de la NASA sobre los hallazgos.

Junto a Bronson compareció el ex secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon, quien expresó su preocupación “ante el fracaso del multilateralismo para enfrentar esta amenaza”.

“Desde la retirada de EE.UU. del Acuerdo (del Clima) de París y del Acuerdo Nuclear con Irán, hasta el punto muerto en las conversaciones de desarme nuclear y la parálisis en el Consejo de Seguridad de la ONU, nuestros mecanismos de colaboración están siendo socavados cuando más los necesitamos”, agregó.

Estudiantes participan de una manifestación contra el cambio climático en Mannheim, Alemania. Foto: Efe.
Estudiantes participan de una manifestación contra el cambio climático en Mannheim, Alemania. Foto: Efe.

Este “Reloj del Juicio Final” o “del Apocalipsis” (“Doomsday Clock”, en inglés) es un símbolo dirigido por un grupo de científicos, entre ellos 13 premios Nobel, creado en 1947, sobre los riesgos que afronta el mundo y que pretende indicar lo cerca que está el fin de la humanidad de ser destruida por el ser humano. El concepto es simple: cuanto más se acerque la manecilla de los minutos a la medianoche, más cerca se estará de una catástrofe.

El reloj no se actualiza en un período de tiempo establecido, sino más bien como lo dictan los eventos. De hecho, este movimiento reciente es solo el número 22 en la historia de 70 años del reloj.

En sus comienzos, la principal amenaza para la humanidad eran las armas nucleares. Eugene Rabinowitch y Hy Goldsmith, ex científicos del Proyecto Manhattan, determinaron que se necesitaba una revista no técnica para concienciar al público de sus peligros. Lo llamaron el Boletín de los Científicos Atómicos y en su primera aparición en la portada marcaba siete minutos para la medianoche.

En 1991, con el final de la Guerra Fría y la firma del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, la hora se marcó a 17 minutos para la medianoche. Pero desde 2007, el reloj ha incluido en sus valoraciones el deterioro del planeta debido al calentamiento global y el cambio climático y el tiempo se ha achicado desde entonces.

Es importante recordar que el reloj no apunta a una precisión total. En cambio, es un símbolo de amenazas globales y una forma de “informar al público sobre las amenazas a la supervivencia y el desarrollo de la humanidad”.

En vez de reducir el riesgo de catástrofe, “en los últimos dos años, hemos visto líderes influyentes denigrar y descartar los métodos más efectivos para abordar amenazas complejas a favor de sus propios intereses estrechos y ganancias políticas internas”, aseguran los científicos en el boletín. A su juicio, los líderes “han ayudado a crear una situación que, si no se aborda, conducirá a una catástrofe, más temprano que tarde”.

El desarrollo de inteligencia artificial para usar en armas “que toman decisiones de matar” y su uso en sistemas de control y comando militar es otra nueva causa de preocupación, dijo Robert Latiff, un general mayor retirado de la Fuerza Aérea de EE.UU.

Igualmente preocupante es el creciente diluvio de “noticias falsas” (y su apoyo por parte de políticos prominentes) y el aumento de imágenes “falsas”: videos manipulados digitalmente que son cada vez más difíciles de distinguir de los reales. Al difuminar las líneas entre la verdad y la ficción, estas tecnologías interrumpen la información y la confianza, introduciendo “una peligrosa inestabilidad global”, dijo Latiff.

“Lo que estamos escuchando”, dijo el exgobernador demócrata de California Jerry Brown, quien es el nuevo presidente ejecutivo de BAS, “es realmente la voz de los profetas de la fatalidad. Hablar de peligro y destrucción nunca es muy fácil. Si dices la verdad, la gente no querrá escuchar, porque es demasiado horrible y te hace sonar como un chiflado”.

Foto: El País
Foto: El País

¿Cómo será el apocalipsis?

“Probablemente no será rápido o definitivo”, escribió el futurista y autor Jamais Cascio en octubre de 2019 para la revista BAS. “Será un ambiente de miseria, no un evento o un punto final”, agregó.

Sin embargo, por grande que sea la amenaza de aniquilación, eso no significa que se haya perdido toda esperanza: “Si no podemos detener el desastre, quizás podamos minimizar el daño. Lo más importante es reconocer la gran resistencia de la humanidad”.

Como explica Rachel Bronson, presidenta y directora ejecutiva del BAS, si los líderes mundiales continúan sin actuar, “los ciudadanos de todo el mundo deberían hacerse eco de las palabras de la activista Greta Thunberg y preguntar: ‘¿Cómo se atreven?’”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)