RADIACIÓN

El lugar más peligroso del mundo ya no es Chernóbil: son las Islas Marshall

Las bombas atómicas que lanzó EEUU hace más de 60 años contaminaron 1.000 veces más que el accidente en la planta nuclear ucraniana

bomba islas marshall
Wikipedia

Algunas de las Islas Marshall en el Océano Pacífico, como los atolones de Bikini y Enewetak, son aún más radiactivas que Chernóbil y Fukushima, aunque han pasado más de 60 años desde que Estados Unidos probó allí armas radioactivas, según un estudio reciente de la Universidad de Columbia en Estados Unidos. 

Al analizar el suelo en busca de plutonio-239 y -240, los investigadores de la Universidad de Columbia encontraron que algunas de las islas tenían niveles entre 10 y 1.000 veces más altos que los de Fukushima (donde un terremoto y un tsunami provocaron el colapso de los reactores nucleares) y aproximadamente 10 veces más alto que los niveles en la zona de exclusión de Chernóbil.

La población de las Islas Marshall es relativamente pequeña: un poco más de 75.000 personas.

Pruebas

Después de lanzar bombas atómicas en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en 1945, Estados Unidos decidió probar más armas radioactivas en las Islas Marshall, una cadena de islas entre Hawái y Filipinas que en ese momento era un distrito del Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico, dirigido por Estados Unidos en nombre de las Naciones Unidas.

Las primeras dos bombas, llamadas Able y Baker, se probaron en el atolón de Bikini en 1946. La primera prueba de bomba de hidrógeno, con el nombre en clave Ivy Mike, se probó en Enewetak en 1951. La prueba de bomba de hidrógeno más grande ocurrió en el atolón de Bikini: la bomba Castle Bravo de 1954, que era más de 1.000 veces más poderosa que Little Chico, el arma de uranio que diezmó a Hiroshima. A lo largo de 12 años, se probaron 67 armas nucleares.

Además de la contaminación de los atolones de Bikini y Enewetak, los investigadores también señalaron que las lluvias nucleares originadas por las pruebas enfermaron a las personas que viven en los atolones de Rongelap y Utirik (también parte de las Islas Marshall).

Más secuelas

De acuerdo con el estudio, los niveles de radiación gamma externa se elevaron significativamente en el atolón Bikini, en la isla Enjebi en el atolón Enewetak y en la isla Naen en el atolón Rongelap, en comparación con una isla en el sur de las Islas Marshall que los científicos utilizaron como control.

Los investigadores dijeron que los niveles en las islas Bikini y Naen eran tan altos que superaban el límite máximo de exposición que Estados Unidos y la República de las Islas Marshall acordaron en la década de 1990.

Los investigadores también encontraron que las islas de Runit y Enjebi en el atolón de Enewetak, así como en las islas de Bikini y Naen, tenían altas concentraciones de ciertos isótopos radiactivos en el suelo. Estas cuatro islas tenían niveles de plutonio radioactivo que eran más altos que los encontrados en Fukushima y Chernóbil.

En un segundo estudio, los investigadores trabajaron con buceadores profesionales que recolectaron 130 muestras de suelo del cráter Castle Bravo en el atolón Bikini. El nivel de algunos de los isótopos (plutonio-239 y -240, americio-241 y bismuto-207) registraron una magnitud más alta que los niveles encontrados en otras Islas Marshall.

"Estos hallazgos son importantes porque la medición de la contaminación radiactiva del sedimento del cráter es un primer paso para evaluar el impacto general de las pruebas de armas nucleares en los ecosistemas oceánicos", escribieron los investigadores en el estudio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error