INN CONTENT PARA MAPFRE

Luciano Supervielle: "Tengo la necesidad de reinventarme todo el tiempo"

El músico participó del ciclo “Universos. Historias que construyen futuro” y habló sobre su conexión con la música, las pérdidas, las mudanzas entre países y su relación con sus hijos

Luciano Supervielle.
Luciano Supervielle

"Componer es una manera de dejar huella”, dice Luciano Supervielle durante su paso por el ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”, coorganizado por MAPFRE y El País. Para el pianista que nació París en 1976 pero que se radicó en Uruguay desde temprana edad, la composición siempre fue el espacio donde logró capturar los momentos clave de su vida. El artista que forma parte del colectivo rioplatense Bajofondo, participó del grupo Plátano Macho y que cuenta con una larga carrera solista, considera que la música tiene un “rol muy necesario” en su vida.

Es una vocación que comenzó con un piano de juguete en una casa inundada de música, y que terminó marcando su camino. Supervielle lo confirmó a los 8 años, cuando empezó a estudiar guitarra —“ya me veía a mí mismo como músico”, afirma—, y se consagraría en su adolescencia, cuando comenzó a estudiar en la Escuela Universitaria de Música. “Por primera vez me confronté con mis limitaciones, pero en esas primeras frustraciones me di cuenta de que de cualquier manera la música iba a estar”, explica.

Supervielle es una de las 10 destacadas personalidades del ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”, donde diferentes referentes de Uruguay dan cuenta de su experiencia y de cómo forjaron su presente.

El pianista considera que el desafío y la diversión son más importantes que el virtuosismo. “Componer tiene que ser entretenido; es un como tirarse a la pileta. Por eso siempre trato de meterme en lugares desconocidos”, explica. “A medida que vas ampliando tu espectro, existe la tentación de utilizar recursos que ya te funcionan, pero asocio el buscar nuevas cosas con el hecho de jugar”, agrega. Y eso es lo que ha definido a la obra de uno de los artistas más versátiles de las últimas décadas: a lo largo de su discografía ha buceado en el hip-hop, la música clásica, el tango y la música electrónica. “Tengo la necesidad de reinventarme todo el tiempo”, resume.

Según explica, esa actitud está ligada a las mudanzas que ha atravesado: antes de radicarse en Uruguay, vivió en Francia y en México. “Necesito volver a empezar todo el tiempo”, asegura. “No solo tiene que ver con los cambios de países, sino con los distintos abordajes de planificar mi vida; nunca tuve proyectos de dos o tres años. Es una incertidumbre que me ha marcado mucho y que tiene que ver con mi trabajo de músico, que te genera herramientas y versatilidad para adaptarte”, añade.

El encuentro fue mediado por Erika Hoffmann y Rodrigo Guerra.
El encuentro fue mediado por Erika Hoffmann y Rodrigo Guerra.

Pero, más allá de la incertidumbre y de su interés por reinventarse constantemente, la música siempre ha funcionado como el espacio donde volcar sus experiencias. En su trabajo es posible hallar una especie de bitácora de su vida. Y hay mucho de eso en “Soltar tu mano”, la canción que publicó en marzo del año pasado. “Hasta ahora es la única letra que compuse, aunque tengo otras en proceso”, comenta. “Tuvo mucho que ver con un momento muy complicado que viví porque perdí a mi mujer hace un año. La escribí dentro del confinamiento y fue una manera de buscar algo nuevo”, detalla el músico.

Soltar tu mano”, que repasa los últimos momentos junto a su pareja —“Quisiste tenerme a flote, sin pedir nada para vos, / Me aferré como un niño triste en un mundo sin compasión”— y la música que compuso para la adaptación de La Tregua a cargo del Ballet Nacional del Sodre, representó “una manera de salir del pozo depresivo y del bloqueo mental”. Supervielle asegura que en la música encontró “un lugar para seguir caminando” y que “las grandes pérdidas generan otro tipo de sensibilidades”.

luciano supervielle

La experiencia con Bajofondo y la influencia en su obra

"Para nosotros Bajofondo es una cosa muy íntima; es una familia", dice Luciano Supervielle sobre su rol en el colectivo rioplatense. "Nos sorprendemos todo el tiempo de tocar en lugares muy lejanos. Mi carrera solista está íntimamente influida por Bajofondo, que tiene un lado experimental y no comercial, y en cada uno de mis discos trato de establecer alguna idea nueva basada en la construcción de discos anteriores y tratando de que tenga mucho que ver con mi identidad", comenta.

El pianista menciona que una de los mayores aprendizajes de Gustavo Santaolalla, una de las caras visibles del proyecto, es el de convencerse de que cada trabajo "va a ser lo mejor del mundo". Luego, aclara: "Puede sonar pretencioso, pero si lo entendés desde el lado de que le estás poniendo todo tu amor y tu capacidad a cada cosa, entonces eso te convierte en un mejor artista. Tenes que hacer las cosas pensando que es lo mejor y, a la vez, también está bueno sabe decir: 'hasta acá llegué'".

supervielle

La música como un espacio de encuentro

Al igual que cuando era niño, la música sigue teniendo un espacio lúdico en su vida. Y eso se ve reflejado en la relación con sus hijos pequeños, Julián —que tiene síndrome de Down— y Nina —que tiene acondroplasia—. “Ambos son muy musicales”, explica. “Julían lo lleva más desde lo corporal, tiene mucha memoria de movimientos y está todo el tiempo bailando; y Nina es más música, le gusta mucho tocar instrumentos”, cuenta.

Para Supervielle, la música representa un espacio de encuentro familiar. “Siempre que estoy tocando son bienvenidos a acercarse para que se diviertan, pero nunca llegué a la instancia de sentarlos frente a un instrumento para que aprendan la disciplina; es un juego”, define.

El pianista de Bajofondo explica que la llegada de sus hijos implicó un replanteamiento de su vida. “Cuando uno es padre cambia el eje y deja de ser lo más importante; te das cuenta de que la vida no gira en torno a vos y que incluso te cuidás más para cuidarlos a ellos”, asegura. “Tener hijos con discapacidades me ha obligado a sensibilizarme de muchas maneras y ha cambiado mi relación con la gente: me llevó a ponerme más en el lugar del otro y entender su punto de vista”, añade.

La paternidad también cambió su relación con su trabajo. “La música no deja de tener un rol muy importante en mi vida, pero hay un punto en que uno negocia;antes mi trabajo era todo, hoy en día ya no. Además soy padre soltero, entonces ha cambiado la ecuación:ahora viajo mucho menos y genero un nuevo equilibrio”, dice.

Pero lo que no ha cambiado en todos estos años es su concepción de la música como refugio emocional. “La música es mi religión y por ahí medito”, asegura.

Durante su paso por el ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”, Supervielle se tomó un momento para hacer repasar uno de los recitales más importantes de su carrera. “Tengo un gran recuerdo de cuando toqué en el Teatro Solís por primera vez. Era bastante joven y fue un desafío muy grande”, dice sobre su presentación del 2005 en la sala más antigua de Montevideo, que quedó registrada en el DVD Supervielle en el Solís

“Fue un desafío muy grande en mi vida porque montamos un espectáculo con Fernando Cabrera, Daniel Melingo y Lágrima Ríos. Fue un trampolín muy grande en mi vida y me hizo entender que se pueden hacer estas cosas, y que cuando que pasás por una situación de enorme responsabilidad es un gran aprendizaje para el futuro. Estoy muy agradecido por esa oportunidad”, concluye.

luciano supervielle

La vida en Uruguay

A lo largo de su vida, Luciano Supervielle vivió en Francia, México y Uruguay. Consultado sobre la posibilidad de volver a radicarse en el exterior, respondió: “Con mis hijos tan chicos es impensable considerar irme a otro lugar, pero nunca digas nunca. Uruguay es donde más me siento cómodo, a nivel de códigos y de cultura. Siento que acá pude interactuar con artistas de otras áreas: gente de lo visual, coreógrafos y trabajar en cine y documentales. Uruguay me ha dado una movilidad más amplia que en países con ciudades más grandes y me servido para ampliar mi sensibilidad musical”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados