CARNAVAL 2020

Llega el Desfile de Llamadas y Balelé celebra la inclusión al ritmo del candombe

La primera comparsa inclusiva de Uruguay está pronta para el Desfile de Llamadas.

Foto: Facebook Balelé
Foto: Facebook Balelé

Están los que sueñan con vivir en un mundo sin discriminación, en el que todos y todas puedan disfrutar de las mismas cosas y en el que nadie se quede afuera por ser tildado de “diferente”. Pero también están los que más allá de soñarlo se levantan cada día y trabajan para lograrlo, como es el caso de quienes hacen posible Balelé, la primera comparsa inclusiva de Uruguay.

Esta agrupación fue creada en abril del año 2015 por iniciativa de la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU) y participó por primera vez en el Desfile de Llamadas del Carnaval en 2016.

Foto: Facebook Balelé
Foto: Facebook Balelé

Cada verano, este conjunto brinda un espectáculo lleno de música, color y ejemplos de vida, en un espacio que hace posible que todas las personas puedan disfrutar del candombe. Todas, sin distinción: entre los integrantes de Balelé hay quienes tienen alguna discapacidad visual, quienes no tienen ninguna discapacidad, participantes con síndrome de Down, otros que se deben ayudar de muletas para andar. Pero cuando hay amor por el arte, como en este caso, nada detiene la pasión: por eso se preparan varios meses antes del carnaval con dedicación y esfuerzo. Viven cada desfile como una verdadera fiesta. Una fiesta en la que hay invitación abierta a quien quiera arrimarse.

"Tenemos una comparsa que es realmente inclusiva".

Este año la comparsa Balelé se presentó nuevamente en el Desfile Inaugural de Carnaval que se realizó el 23 de enero pasado, y lo hará también en el Desfile de Llamadas que se realiza hoy viernes y mañana sábado en la calle Isla de Flores, en los barrios Sur y Palermo.

Su turno para brillar en las Llamadas, como ya han demostrado otras veces que saben hacerlo, será sobre las 20 horas del sábado.

Zulma Gorgoroso, una de las directoras de la comparsa, contó a El País que este 2020 en Balelé desfilan entre 85 y 90 personas. Sobre el espectáculo, contó que al igual que hicieron en el desfile inaugural, brindarán un homenaje al toque de Cordón, que es el que hacen ellos en sus presentaciones y cuya particularidad radica en el sonido destacado de los tambores piano y en la velocidad del toque.

Foto: Facebook Balelé
Foto: Facebook Balelé

“Tenemos una comparsa que es realmente inclusiva”, dijo Zulma, orgullosa. Y contó que poco a poco están logrando expandirse, para que también puedan participar personas de otros departamentos de Uruguay y no solamente los que son de Montevideo.

“Los ensayos y talleres son abiertos a todos y eso es importante porque en el interior del país muchas veces los recursos y los espacios que hay para personas que tienen alguna discapacidad son muy pocos”, agregó.

Con energía para "brillar de la mejor forma posible”.

Una de las incorporaciones de Balelé para esta edición 2020, por ejemplo, es una joven de 38 años que vive en el departamento de Treinta y Tres. Se llama Leila, tiene síndrome de Down y baja visión. A cada ensayo y encuentro de la comparsa llega a la capital acompañada por su madre. “Por un tema económico ellas no pueden venir todos los fines de semana, y por eso a veces tratamos de conseguirles algún pasaje para ayudarlas”, dijo Zulma. La directora también contó que la mamá de Leila participa en los espectáculos de Balelé, ya que “la idea es que esto sea un disfrute y un lugar de pertenencia. Ella sale como mama vieja y eso hace que más allá de ser madre e hija cuando están acá, sean compañeras y que cada una pueda tener su independencia”.

La referente dijo que la intención no es que una persona que vive con alguna discapacidad asista a este espacio “porque no tiene otra cosa que hacer”, sino que la idea es simplemente “que le guste el candombe y venga a disfrutarlo”.

El Desfile de Llamadas originalmente se iba a realizar el fin de semana pasado, pero como hubo alerta meteorológica por mal tiempo, se postergó para esta noche y la de mañana.

Estos días de yapa permitieron ensayar un poco más y seguir con los preparativos, porque “siempre hay detalles” que van surgiendo, señaló Zulma, quien contó que viven las horas previas a su presentación “con mucha ansiedad, adrenalina, con el deseo que salga todo bien”.

Además, agregó que también están con “un montón de emociones encontradas”: otra de las directoras, que es quien fundó la comparsa y quien se ocupa de los trajes y las bailarinas, entre muchas otras cosas, no podrá desfilar en la noche del sábado. “Paula Trías no puede estar mañana y ella es una base muy importante para nosotros, por lo que hubo muchas cosas que tuvimos que cambiar y organizar. Hay muchos nervios porque el trabajo que ella hace para la comparsa es admirable. Nos repartimos las tareas para estar más tranquilos”, sostuvo.

Concluyó diciendo que están viviendo la previa “muy ansiosos, pero con linda energía para brillar de la mejor forma posible”.

Los guías y su importancia en la comparsa.

Una tarea muy importante dentro de Balelé es la que llevan adelante los que ofician como guías: quienes tienen problemas de visión desfilan sin bastón y con la ayuda de compañeros que están allí especialmente para apoyarlos en el espectáculo. Formar el grupo de guías cuesta mucho porque es un trabajo voluntario, que implica una gran responsabilidad, cuidar que la persona no se caiga y guiarla.

Zulma contó detalles sobre el rol de los guías: “Nosotros damos talleres donde se enseñan todas las técnicas y cualquiera se puede ofrecer como voluntario”, señaló.

Foto: Facebook Balelé
Foto: Facebook Balelé

Añadió que para ser guía no hay que cumplir con ningún requisito específico, más que tener “ganas y constancia”, porque si bien a veces hay que hacer cambios imprevistos porque algún compañero no puede asistir al ensayo o espectáculo, la idea es que la la persona que desfila siempre tenga el mismo guía, por la confianza que se genera entre ellos.

Balelé hace en talleres una vez a la semana y además ensaya los domingos. Pero no solo ensayan, sino que hacen “de todo un poco”: se juntan para coser sus trajes, por ejemplo. Zulma explicó que no tienen patrocinadores, a veces consiguen alguna colaboración de telas, pero todo lo hacen ellos.

llamadas

Una semana de yapa: hoy y mañana es el desfile.

Las comparsas tuvieron una semana extra para prepararse: el Desfile de Llamadas iba a realizarse el 7 y 8 de febrero, pero por una alerta meteorológica que anunciaba lluvia se postergó para este viernes y sábado a partir de las 20 horas, en la tradicional ubicación: la calle Isla de Flores, en los barrios Sur y Palermo.

A pesar de la ansiedad, en el caso de Balelé, aprovecharon para terminar con esos detalles que suelen surgir a último momento. Esta comparsa comenzó a pensar en los diseños, colores y brillos a mitad de año. “Es un trabajo muy duro porque todo lo solventamos nosotros de diferentes maneras, como por ejemplo vendiendo rifas”, contó Zulma.

“Lo importante es brindar un espacio para reivindicar el derecho de las personas con discapacidad en el ámbito del candombe, porque nunca hubo un espacio en el que puedan participar. Siempre se miró de afuera y lo importante es el disfrute desde adentro, que si hablamos de un derecho para todos, ese derecho se brinde, que no quede en el dicho y que se lleve al hecho”, concluyó una de las directoras de esta comparsa que permite disfrutar del carnaval más largo del mundo a todos por igual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)