14 DE FEBRERO

Hoy es el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas: una jornada para concientizar

En Uruguay cada año nacen unos 450 bebés con cardiopatías congénitas y en la mayoría de los casos necesitan intervenciones quirúrgicas antes de cumplir un año de vida.

Foto: Facebook Fundación Corazoncitos
Foto: Facebook Fundación Corazoncitos

Como cada 14 de febrero, este viernes se conmemora el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas, una de las primeras causas de muerte neonatal en Uruguay, un país en el que cada año nacen unos 450 bebés con este problema.

Los pequeños que tienen este tipo de afecciones necesitan una atención personalizada y en la mayoría de los casos requieren cirugías antes de su primer año de vida.

Hay muchas investigaciones sobre qué es lo que causa esta anomalía, pero ninguna es concluyente: no se sabe a ciencia cierta por qué surge. Lo que sí se sabe es que con una detección temprana y un tratamiento adecuado se puede aumentar sensiblemente la sobrevida y la calidad de vida de estos niños.

Por eso la Fundación Corazoncitos es una de las agrupaciones que trabaja en Uruguay desde 2010 para mejorar el porcentaje de detección precoz de las cardiopatías congénitas y los procedimientos médicos que la tratan.

Conformada mayoritariamente por padres con niños que tienen o tuvieron una cardiopatía congénita, esta fundación intenta generar mayor conciencia social sobre estas afecciones y también ponen el foco en cuidar la calidad de vida tanto de los pacientes como de sus familias.

Con su ya tradicional evento del Mega Strogonoff solidario, que se hace anualmente en noviembre, juntan fondos con los que logran cumplir importantes metas. Algo que tienen muy presente es que hay 35 condiciones congénitas al corazón, lo que sumado a la baja población que tiene Uruguay, hace que las especializaciones en diferentes tratamientos sean complicados de conseguir. Por eso, apuestan por la capacitación de los médicos locales en el exterior.

Este 2020, por tercera vez consecutiva, gracias a lo recaudado con el mencionado evento, un grupo de médicos uruguayos viajó a Estados Unidos a capacitarse.

Carolina Porta, vocera de la fundación, contó a El País que esta semana partieron del Aeropuerto de Carrasco con destino a Texas nueve médicos: “Fueron cirujanos, instrumentistas, anestesistas, de varias especialidades”, dijo.

El programa permite a los profesionales seleccionados capacitarse durante tres semanas, asistiendo becados al encuentro número 23 de Actualización Anual sobre la Enfermedad Cardiovascular Congénita y Pediátrica, que se realiza del 12 al 16 de febrero en Orlando, y realizando una visita de observación al Hospital de Niños de Texas en Houston, un centro de referencia a nivel mundial en el tema de las cardiopatías congénitas.

Un día para celebrar la vida.

Porta sostuvo que este 14 de febrero es un día “para celebrar la vida”. Agregó que desde la fundación lo toman como una jornada para hacer difusión: “Es una buena oportunidad para llevar el tema a las familias” ya que esto es algo que “le puede pasar a cualquiera”, destacó.

Una de las actividades que están realizado por estos días es la campaña en redes sociales que invita a la gente a tomarse una foto con un cartel que tenga el hashtag #YoMePrendo en el marco su trabajo para visibilizar estas afecciones entre la población uruguaya.

“En mayor o menor complejidad son 450 los bebés con estas afecciones que cada año nacen en Uruguay. Es un número importante que hay que tratar de apañar con diferentes acciones”, sostuvo Porta.

Porta dijo que en comparación a otros países, en Uruguay aún falta mucho por mejorar: “En los últimos cinco años pasamos de tener un 5% de detección precoz a tener un 30%, se viene mejorando, pero estamos lejos de lo que es a nivel mundial sin dudas. Pero hay que seguir trabajando, instruyendo a los médicos”, sostuvo.

Ayudar a los niños y a sus familias.

La Fundación Corazoncitos cuenta con el apoyo de otras fundaciones de distintas partes del mundo y juntos lograron publicar un material informativo pensado para padres y niños con cardiopatías congénitas, cualquiera sea la etapa y el momento que estén pasando.

Porta contó además que en Uruguay hay un grupo de voluntarios que forman parte de la fundación y visitan semanalmente los dos Institutos de Medicina Altamente Especializada (IMAE) de Uruguay, “en busca de las familias que necesitan ayuda. Brindamos manuales que tienen una lectura fácil, hecho para alguien que no es médico y que no entiende algunos términos. Se explica qué es una cardiopatía, qué es lo que tengo que tener en cuenta, qué cuidados tengo que tener en mi casa, qué me tiene que llamar la atención, y cosas que a veces uno no capta en la consulta con el médico”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)