REDES SOCIALES 

Hackearon las cuentas de Twitter de Obama, Gates y Musk para estafa con Bitcoin

Un mensaje publicado en las cuentas contaba con la dirección de la billetera de bitcoin del presunto atacante. La red social no dejó por un tiempo publicar a usuarios verificados.

Bill Gates. Foto: AFP.
Bill Gates. Foto: AFP.

Piratas informáticos "hackearon" el miércoles, entre muchas otras, las cuentas en Twitter del expresidente de Estados Unidos Barak Obama, y los multimillonarios Bill Gates y de Elon Musk para una estafa que ofrecía pagos con Bitcoin.

Además de las de Obama, Gates y Musk, también fueron pirateadas las cuentas del virtual candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden; del propietario de Amazon, Jeff Bezos; del artista Kanye West; y de las compañías Uber y Apple.

Los "hackers" publicaron mensajes parecidos que ofrecían doblar el dinero que usuarios ingresasen en Bitcoin a un monedero virtual de criptomonedas.

"¡Estoy devolviendo a la comunidad! ¡Todo el Bitcoin ingresado a la dirección siguiente serán retornado duplicado! Si mandas 1.000 dólares, te retornaré 2.000 dólares. Solo lo haré durante 30 minutos", afirmaba un mensaje en la cuenta de Biden.

El mensaje, publicado de forma idéntica en todos los perfiles, contaba con la dirección de la billetera de bitcoin del presunto atacante. A su vez, tanto en la cuenta de Musk como de Gates el tuit estaba fijado en la parte superior.

Musk y Gates no fueron los únicos afectados por este aparente ataque masivo a varias cuentas de Twitter, ya que la cuenta Cash App de la firma Square también tuiteó el mismo mensaje. Las cuentas afectadas eliminaron el tuit.

Un mensaje similar en la cuenta de Bezos prometía repartir 50 millones de dólares, mientras que Uber se comprometía con 100. "Debido al COVID-19, estamos devolviendo 10 millones de dólares en Bitcoin. Todos los pagos enviados a nuestra dirección se retornarán doblados", apuntaba el mensaje en la cuenta de la empresa de transporte compartido.

Aunque la mayoría de mensajes fueron borrados rápidamente, según The New York Times al menos 300 personas cayeron en la estafa ingresando más de 100.000 dólares entre todas.

Se especula que este hackeo masivo se produjo por un ataque específico a un empleado de Twitter con acceso al panel de control de usuarios. 

Cuentas verificadas no podían tuitear

Por otra parte, luego del hackeo que sufrió la empresa, a algunas cuentas verificadas se les quitó la opción de poder tuitear. Cuando intentaban hacerlo, aparecía el siguiente anuncio: "Esta solicitud parece automatizada. Con el fin de proteger a nuestros usuarios de spam y cualquier otra actividad maliciosa, no podemos completar esta acción en este momento".

En la cuenta oficial de ayuda de Twitter se publicó: "Es posible que no pueda tuitear o restablecer su contraseña mientras revisamos y abordamos este incidente". Además, informó: "Somos conscientes de un incidente de seguridad que afecta las cuentas". Sí permitía retuitear.

Twitter reconoció la brecha en su sistema de seguridad y aseguró que ha abierto una investigación.

"Somos conocedores del incidente de seguridad que ha impactado cuentas de Twitter. Estamos investigando y dando los pasos para resolverlo", sostuvo la red social a través de un mensaje en una cuenta corporativa.

"Detectamos lo que creemos que es un ataque coordinado de ingeniería social por personas que se dirigieron con éxito a algunos de nuestros empleados con acceso a sistemas y herramientas internos", añade la red social.

También indicó que "la mayoría de las cuentas deberían poder tuitear nuevamente. A medida que continuamos trabajando en una solución, esta funcionalidad puede ir y venir. Estamos trabajando para que las cosas vuelvan a la normalidad lo más rápido posible".

"Internamente, hemos tomado medidas importantes para limitar el acceso a los sistemas y herramientas internos mientras nuestra investigación está en curso. Habrá más actualizaciones a medida que continúe nuestra investigación", precisa.

El "hackeo" fue una demostración de fuerza de los piratas y sus consecuencias podrían haber sido mayores dada la importancia de las cuentas afectadas si sus autores hubiesen tenido otros objetivos más allá de pedir dinero por Bitcoin. 


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados