CLIMA 

Meteorólogo: fenómeno de La Niña "comienza a ser más leve", pero "se retiraría en marzo"

Este fenómeno atmosférico reduce las precipitaciones; a fines febrero o marzo podría normalizarse la situación en el país. 

Playa Mansa de Punta del Este. Foto: Rosana Decima
Playa Mansa de Punta del Este. Foto: Rosana Decima

El meteorólogo José Serra informó a El País que el fenómeno de La Niña podría comenzar a retirarse hacia fines de febrero o marzo, lo que permitiría un aumento de las precipitaciones.

El fenómeno de La Niña, según la ONU, produce un “enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano”. Sus efectos son contrarios a los del fenómeno denominado El Niño.

En América del Sur, este fenómeno trajo lluvias por encima de lo norman en los países al norte del continente, mientras que para el sur se produjeron menor cantidad de lluvias, incluso por debajo de lo normal.

Este fenómeno natural conduce a un déficit hídrico (que en Uruguay está presente desde noviembre de 2019), una merma en las lluvias y una mayor sequía.

La Niña, además, llegó en un período estacional, es decir el verano, donde las lluvias no son tan frecuentes. Esto, sumado al déficit hídrico notorio del 2020,  ha producido una pérdida de alrededor de 370 milímetros de agua, según explicó el meteorólogo. No obstante, espera que “comience a retirarse hacia fin de febrero o marzo”.

¿Qué implica que se retire La Niña?

Hubo una inversión en las temperaturas de las costas del Pacífico “que indican que el fenómeno comienza a ser más leve”, expresó Serra. Por este motivo “podríamos volver a tener un régimen normal de precipitaciones, aunque el déficit hídrico va a continuar".

Para que este déficit se solucione, es necesario tener varios días de precipitaciones consecutivas (cinco o seis días de precipitación leve o moderada) para que pueda infiltrar en el suelo, explicó el meteorólogo. De esa forma, “se pueden restablecer los valores de humead, volver a tener las aguadas llenas, las vertientes que funcionen en forma normal, recuperar los milímetros perdidos a lo largo de este año”, no obstante, puede llevar varios meses, a menos que el fenómeno del Niño llegue en un corto período de tiempo.

El fenómeno del Niño se caracteriza por más humedad y más lluvia. Al igual que La Niña, se ha vuelto más frecuente en los últimos quince años y suele desarrollarse cada un año y medio o dos. El último fue en 2018.

Emergencia agropecuaria

Seis departamentos de Uruguay están bajo emergencia agropecuaria por la sequía, por lo que este debilitamiento del fenómeno resulta positivo para el sector.

En diciembre, presidencia publicó que 6,4 millones de hectáreas tienen déficit hídrico y 4.000 productores familiares fueron afectados directamente por la falta de lluvias en nuestro país.

Pronóstico de Inumet

El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) publicó en noviembre el pronóstico para el verano: caluroso, con pocas lluvias y con probabilidades de que La Niña se intensifique. El informe manifestó que en los primeros días de 2021 el fenómeno se seguiría intensificando, aunque los meses más afectados fueron noviembre y diciembre.

2020, uno de los años más calurosos

El Secretario General de la Organización Mundial de Meteorología (OMM), el profesor Petteri Taalas, explicó, según lo publicado por la ONU, que "La Niña tiene típicamente un efecto de enfriamiento de las temperaturas globales, pero este enfriamiento queda más que compensado por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero".

"Por lo tanto, el 2020 sigue en camino de ser uno de los años más cálidos de los que se tiene registro y se prevé que el período 2016-2020 sea el quinquenio más cálido desde que se iniciaron los registros", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error