SALUD

Expertos advierten sobre los efectos de fumar marihuana en el embarazo y en la lactancia

Los médicos destacan la importancia de conocer los efectos asociados al consumo de cannabis en estas etapas y la necesidad de identificar vacíos de conocimiento en relación al tema.

Mujer embarazada. Foto. Shutterstock
Si una mujer consume cannabis durante su embarazo, los médicos señalan que puede ocurrir que el bebé tenga bajo peso al nacer. Foto. Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Para responder a preguntas tales como qué efectos puede provocar en un bebé que su madre haya fumado marihuana en el embarazo, qué sucede si la mujer la consume en el periodo de lactancia o si es fumadora pasiva, Antonio Pascale y Amalia Laborde, médicos del departamento de Toxicología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, realizaron un artículo que fue publicado en la revista de Pediatría y que recopila información difundida por expertos a nivel mundial sobre el tema.

Las investigaciones no son concluyentes: Pascale explicó a El País que uno de los motivos es que “en muchos estudios existen otros factores de riesgo relacionados a la situación biológica de la madre y/o su contexto social, como, por ejemplo, el policonsumo de sustancias”.

Sin embargo, hay estudios que evidencian una clara relación entre el consumo de marihuana en el embarazo y la lactancia y efectos en los bebés.

Pascale detalló que “si bien hay estudios que no han demostrado un mayor riesgo de algunas complicaciones en el embarazo”, lo que sí se demostró es “una asociación entre el consumo de marihuana en el embarazo y un bajo peso al nacer, fundamentalmente en el caso de la marihuana fumada”.

El experto sostuvo que durante la lactancia se han reportado efectos en el lactante, como depresión de conciencia y alteraciones del tono muscular debido al pasaje de los principios activos del cannabis a la leche materna. “También se ha reportado una disminución de la secreción de prolactina que puede ocasionar una reducción de la producción de leche”, añadió Pascale a El País.

Recabar datos no es sencillo: la identificación del consumo de marihuana durante el embarazo puede tener un subregistro, asociado a la “ausencia de pautas específicas de actuación” del equipo de salud y a la negación del consumo de la madre por temor a ser culpabilizada. “En entornos de consumo ilegal se presenta el temor a perder la tenencia de los hijos”, señalan los médicos en el artículo.

Además, al igual que otros problemas de salud en el embarazo y la lactancia, hay que tener en cuenta los contextos socioambientales: “La malnutrición, la presencia de enfermedades infecciosas, la edad materna, la comorbilidad psiquiátrica y la violencia de género pueden formar parte de los problemas de salud de la embarazada que consume cannabis”.

De todas maneras, justamente como las investigaciones sobre el tema no son concluyentes, los médicos destacan la importancia de conocer los efectos asociados al consumo de cannabis en estas etapas y la necesidad de identificar vacíos de conocimiento en relación al tema.

Consecuencias.

Si una mujer consume cannabis durante su embarazo, los médicos señalan que puede ocurrir que el bebé tenga bajo peso al nacer, así como una mayor posibilidad de ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. También puede haber trastornos en el neurodesarrollo por afectación de la agudeza visual; alteraciones de razonamiento, en la expresión y comprensión verbal y en la memoria a corto plazo. Es posible que haya además alteración en la percepción visual y en habilidades de lecto-escritura, así como alteraciones en las escalas de impulsividad e hiperactividad.

“El impacto sobre el neurodesarrollo en una ventana crítica de vulnerabilidad como es el período intrauterino, tal como ocurre en la exposición a otros tóxicos; expone al niño a algunas alteraciones cognitivas que pueden diagnosticarse en la primera infancia o incluso en la adolescencia”, explicó Pascale.

Embarazada fumando un cigarrillo. Foto: Archivo
Embarazada fumando un cigarrillo. Foto: Archivo

Y completó: “Lo que ocurra luego del nacimiento es también un factor relevante para la persistencia y/o agravación de dichas alteraciones”.

En relación a los efectos que puede provocar en el niño el consumo de cannabis por parte de su madre durante el periodo de lactancia, los expertos indican que está comprobado que los cannabinoides “pasan a la leche materna y que los lactantes están expuestos a través de esta vía”.

Existen cannabinoides con efecto psicoactivo como el delta 9-tetrahidrocannabinol (THC) y otros con efecto no psicoactivo (como el cannabidiol o CBD). Hay estudios que muestran que atraviesan la placenta y se excretan por la leche materna, por lo que el feto o el recién nacido/lactante pueden verse expuestos.

Varios médicos a nivel mundial han mostrado cómo puede verse afectado el normal crecimiento del niño y su desarrollo cerebral en sus primeros años de vida a causa de esta situación. Durante el periodo de lactancia, si la madre consume cannabis, el niño puede tener efectos neurológicos como depresión de conciencia, disminución de tono muscular o dificultad en la succión.

El artículo señala que, de todas maneras, la mayoría de las madres que consumen cannabis en ese período también lo han hecho antes del nacimiento del niño, por lo que es difícil atribuir este efecto negativo únicamente al período posnatal.

¿Qué sucede con el consumo pasivo?

¿Qué sucede cuando la mujer es fumadora pasiva de cannabis? Para que haya algún efecto en la mujer y que tenga consecuencia en el feto o en el bebé, la exposición debe ser repetida y prolongada.

Antonio Pascale explicó que “en el caso de una exposición involuntaria al humo de cannabis, el impacto que esto pueda tener dependerá de la magnitud de la exposición, del ambiente en el que ocurra como, por ejemplo, si es un ambiente cerrado”.

Y sostuvo: “Lo que sí está claro -siguiendo el mismo principio en relación a los ambientes 100% libres de humo de tabaco- es que hay que evitar el consumo de marihuana en un ambiente donde hay una mujer embarazada. Así como hay un riesgo de exposición al humo de segunda mano cuando se fuma, también lo hay cuando se fuma cannabis”.

El artículo realizado por Pascale y su colega Amalia Laborde establece que “no es posible establecer, con la evidencia actual, dosis seguras para el feto durante el embarazo, aunque se puede estimar que un consumo más intenso conlleva mayores riesgos”.

En el texto se advierte que el consumo de sustancias en esta etapa puede conducir a daños irreversibles, que son 100% prevenibles si se plantea y se le ofrece a la mujer atención para mantener la abstinencia durante el embarazo.

El ensayo de los médicos uruguayos explica, además, que los efectos del consumo de cannabis dependen de su vía de ingreso. En el caso de que el consumo sea inhalado, fumado o vaporizado, la absorción es rápida. Y también hay absorción en el caso de que sea por vías digestivas a través de la ingesta de aceites o extractos de cannabis y comestibles como tortas o brownies. Otro tipo de consumo es a través del uso de jabones o cremas, que es la de menor riesgo.

La edad en que más se consume es la reproductiva.

El artículo, divulgado en junio en la revista de la Sociedad de Pediatría, busca actualizar la información científica sobre los efectos del consumo de cannabis y derivados durante el embarazo y la lactancia, además de destacar las situaciones que impliquen un riesgo para la salud materna, fetal y neonatal. Los expertos aclaran que la información sobre prevalencia de consumo de cannabis en mujeres durante el embarazo y la lactancia es limitada, tanto a nivel nacional como internacional.

Dentro de los datos que se conocen, se sabe, por ejemplo, que en Uruguay el consumo de marihuana en la población en general se ubica en cuarto lugar después de otras sustancias de uso legal como lo son el alcohol, el tabaco y los tranquilizantes (estos últimos con y sin prescripción médica).

La edad en la que se consume más marihuana es en la etapa reproductiva, por lo que los médicos subrayan la necesidad de saber más acerca de los efectos sobre la madre y el niño durante el embarazo y la lactancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)