Astronomía

Eclipse: Así lo vivió un equipo de astrónomos uruguayos que viajó a Neuquén

Al mediodía del lunes, los uruguayos pudieron en observar el eclipse que se vio de forma parcial; en Argentina, especialistas uruguayos miraron la totalidad del fenómeno.

El eclipse registrado en Neuquén por el equipo de astrónomos uruguayos. Foto: Gentileza: Edgardo Acosta, Ítalo Bove y Gonzalo Tancredi
Así se vio el eclipse en Piedra del Águila (Neuquén)

Durante el mediodía del lunes, un esperado eclipse oscureció el mediodía uruguayo. En las redes sociales, los usuarios publicaron sus fotos en las que se veía cómo la luz aparecía en forma de luna en el suelo.

Con dispositivos caseros y otros un poco más sofisticados, muchos uruguayos se volcaron a los espacios públicos o simplemente desde sus hogares para observar un fenómeno astronómico que no se repetirá en décadas.

Hacia Neuquén –a 1.873 kilómetros de Montevideo–, zona donde el eclipse fue total, se trasladó un equipo de especialistas uruguayos para lograr un registro completo.

“Durante el eclipse estuvimos cerca de Piedra del Águila (localidad ubicada a 240 kilómetros al oeste de la capital neuquina)”, contó a El País, Gonzalo Tancredi, astrónomo de la Facultad de Ciencias e investigador del PEDECIBA Geociencias, quien viajó hasta el lugar con Edgardo Acosta, director del Observatorio Astronómico Los Molinos, y el docente Ítalo Bove de Facultad de Ingeniería, y regresó esa misma tarde hacia Uruguay.

El eclipse registrado en Neuquén por el equipo de astrónomos uruguayos. Foto: Gentileza: Edgardo Acosta, Ítalo Bove y Gonzalo Tancredi
El eclipse registrado en Neuquén por el equipo de astrónomos uruguayos. Foto: Gentileza: Edgardo Acosta, Ítalo Bove y Gonzalo Tancredi

Tancredi señaló que la experiencia fue “muy emocionante”. “Pudimos observar la totalidad del eclipse. Durante dos minutos y nueve segundos se observó el eclipse total en esta zona que abarca unos 90 kilómetros. Fue muy emocionante porque estamos en una situación de incertidumbre y nos tuvimos que trasladar en esta situación de pandemia con las medidas sanitarias y los controles que teníamos en el camino”, destacó en diálogo con El País.

El astrónomo explicó que para trasladarse en el territorio argentino tuvieron que pedir permisos, sortear controles y hacer distintos trámites para llegar al lugar donde la observación fue óptima.

Por otro lado, contó que otro de los factores que creó nerviosismo era el clima: las nubes podrían haber fraguado los planes. Sin embargo, aunque el día fue muy ventoso –de acuerdo con Infobae los vientos alcanzaron los 70 km/h en la zona– el equipo pudo instalar las herramientas y observar el eclipse.

Único

Equipados con lentes solares y prismáticos específicos para la observación del fenómeno astronómico, cámaras fotográficas y telescopios con filtros solares, los tres expertos uruguayos buscaron resguardo del viento y esperaron esos ansiados dos minutos. “Fue una experiencia espectacular. Vi que en Montevideo se pudo observar parcialmente, pero la totalidad es muy diferente. El oscurecimiento que se alcanza en esos pocos minutos es casi total”, relató sobre el evento.

Tancredi destacó que eran las 13:00 horas y pudieron ver a Venus y Mercurio brillando cerca del Sol: “No se hizo la noche, pero sí un atardecer bastante intenso”, agregó.

Sobre las particularidades de la experiencia destacó que “en uno de los registros se llegaron a observar protuberancias, que son esas llamaradas que salen del Sol”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados