DONACIONES

Donar leche materna: la cuarentena no detiene a las madrinas anónimas de bebés

Estar más en casa favorece a las mamás donantes, que siempre son necesarias.

bebé amamantar
Foto: Pixabay

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los bebés los nutrientes que necesitan para crecer saludablemente. Pero aunque la mayoría de las mujeres pueden amamantar, algunas veces el volumen de leche que producen no es suficiente. Para apoyar a estas madres en Uruguay hay tres bancos de leche humana que trabajan en la promoción, protección y apoyo a lactancia materna y se encargan de la recepción de leche humana de mujeres que están en etapa de lactancia y con un excedente en su producción.

En el contexto de la cuarentena por el COVID-19, se podría pensar que las donaciones corrían riesgo de disminuir, pero lo que sucedió “fue todo lo contrario”, dijo a El País Mara Castro, directora del Hospital de la Mujer del Centro Hospitalario Pereira Rossell.

La doctora explicó que anualmente cuentan con unas 1.450 donantes, “y si comparamos, en este momento tenemos más donantes y más volumen. Pensamos esto se debe a la necesidad de quedarnos en casa que trajo la pandemia. Porque a veces no es tan fácil donar desde el lugar del trabajo, por el estrés laboral y muchas otras condicionantes que hacen que la leche disminuya y que tengas leche solo para tu propio hijo”.

El Banco de Leche Humana del Centro Hospitalario Pereira Rossell fue el primero en inaugurarse a nivel nacional: funciona desde 2003 y es el más grande del país. Los otros dos funcionan desde 2004 en el Hospital de Tacuarembó y desde 2008 en el de Salto, respectivamente.

Para tener una idea de la importante tarea que estos centros realizan, en 2019 el banco que funciona en el Pereira Rossell logró recolectar 3.600 litros de leche que permitieron alimentar a 2.435 recién nacidos, internados en cuidados neonatales tanto del sector público como del privado. Se trata de bebés en instituciones de todo el Sistema Nacional Integrado de Salud. El año pasado fueron de departamentos de Montevideo, Paysandú y Maldonado y es sistema es independientemente del prestador en el que se encuentran, explicó a El País Mara Castro, directora del Hospital de la Mujer.

En los bancos de leche humana trabajan todo el año incentivando a las madres a convertirse en donantes, ya que estas colaboran durante un tiempo medio de solo tres meses luego de dar a luz. “Cada tres meses tenemos una renovación de estas mujeres que forman parte de ese proceso tan lindo, que es como yo digo ser madrina en el anonimato de niños que requieren de leche humana, ya sea porque su madre no la tiene o porque hay que completar lo que la mamá está produciendo”, sostuvo Castro.

Desde que comenzó a funcionar en 2003, el banco cumple con estrictos cuidados para que el producto llegue al bebé de manera segura. Hoy en día, en el marco de la pandemia, estos cuidados se extreman. Castro explicó que es vital mantener la cadena de frío y, por eso, los funcionarios que pasan por los hogares a recoger la leche cumplen con un riguroso protocolo que implica, entre otras cosas, el uso de equipamiento personal adecuado (mascarillas, túnica, etc.). “Mantenemos siempre las distancias, haciendo la recepción de la leche en el domicilio y trayéndolas en las heladeras, manteniendo la temperatura por debajo de los 5°C”, señaló Castro.

Además, resaltó el cuidado que piden desde el momento del ordeñe, cuando la leche debe ser guardada en recipientes especiales que proporciona el mismo banco. Se hace hincapié en el lavado de manos previo al momento de la extracción, en evitar conversar mientras se realiza la misma y el uso de mascarillas. Son recomendaciones que siempre se hicieron pero actualmente se intensifican por el COVID-19.

“Una vez que llega al banco, la leche está congelada. Luego, hay un proceso de pasteurización y estudios bioquímicos, para que llegue de forma adecuada al recién nacido”, señaló la doctora.

Para comunicarse con el Banco de Leche Humana del Hospital Pereira Rossell está el teléfono 27066050 o el mail [email protected] El del Salto tiene disponible el teléfono 47332155 int. 295 o el mail [email protected], y el de Tacuarembó, el teléfono 46324433 y el mail [email protected]

Un eslabón en el cuidado de los embarazos.

Cualquier mamá que esté en etapa de lactancia, que se encuentre sana y que tenga un excedente de producción de leche para su propio bebé, puede ser donante.

Castro resaltó la importancia de que la mujer se haya realizado controles durante el embarazo “porque el Banco de Leche Humana forma parte del eslabón en el proceso de cuidado de los embarazos y porque esto hace que tengamos los exámenes que la mujer se hizo en el embarazo y que ayudan a saber cuál es su estado de salud”.

Los bancos de leche materna garantizan la calidad del alimento cuidando la manipulación del mismo en todo momento, desde la extracción hasta el traslado y los procesos que le realizan antes de llegar al recién nacido.

Para el momento del ordeñe, por ejemplo, parte del protocolo implica que la mujer debe hacerlo en un lugar limpio, tranquilo y lejos de animales. Se pide que la mamá se ate el cabello y también que evite conversar durante el proceso, y en lo posible que use una mascarilla para cubrirse la nariz y la boca. El lavado de manos y antebrazos con agua y jabón es esencial en la previa a la extracción.

La extracción se puede realizar haciendo masajes suaves y circulares en las mamas. Es la forma más higiénica. También hay otros métodos de extracción como las pezoneras y las ordeñadoras eléctricas: ambos requieren de una higiene estricta. 

Los bancos de leche humana en Uruguay.

Uruguay cuenta con tres bancos de leche materna, todos ellos instalados en hospitales que tienen CTI infantil.

El que está instalado en el Pereira Rossell fue inaugurado el 23 de diciembre de 2003. Luego, en septiembre del año 2004 comenzó a funcionar el el segundo banco de leche, que está ubicado en el Hospital de Tacuarembó. En octubre del año 2008 se inauguró el tercero, que funciona en el Hospital de Salto.

El banco que trabaja desde el Hospital Pereira Rossell de Montevideo es el centro de referencia a nivel nacional y el año pasado recibió unos 3.600 litros de leche, con los que ayudó a alimentar a 2.435 bebés recién nacidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados