SOLIDARIDAD

Un desafío doble, un logro doble: el trabajo de la Casa Ronald McDonald´s Uruguay

El 23 de octubre será el Gran Día y lo recaudado irá para la casa Ronald McDonald’s Uruguay alberga gratis a padres y madres de niños internados, y para el liceo Impulso.

Cuando Máximo estuvo internado sus padres estuvieron cerca gracias a la casa Ronald McDonald´s. Foto: Asociación Ronald McDonald´s
Cuando Máximo estuvo internado sus padres estuvieron cerca gracias a la casa Ronald McDonald´s. Foto: Asociación Ronald McDonald´s

La pandemia del coronavirus sacudió al mundo entero y provocó muchos cambios. Trabajar desde casa, distanciamiento social, nada de fiestas ni grandes reuniones, más cuidados a la hora de salir a la calle, se cancelaron los viajes al exterior y mucho más.

Aunque pueda parecer que la situación paralizó el mundo por un tiempo, por supuesto que hay ciertas labores que nunca pararon la marcha en estos meses, sobre todo las vinculadas a la salud en general.

Una que no paró ni un solo minuto es la que realiza la casa Ronald McDonald’s Uruguay en Montevideo y Tacuarembó que alberga gratis a padres y madres de niños internados.

Se trata de niños hospitalizados en el Pereira Rossell o en el Hospital de Tacuarembó, pequeños que están en tratamiento médico; también se brinda asistencia a las embarazadas de riesgo. En las casas, donde se quedan madres y padres, tienen artículos de limpieza, comestibles, ropa de cama y lo necesario para que se sientan como en su hogar.

Ricardo Méndez, presidente de la asociación, dijo a El País que la pandemia afectó a todos los que llevan adelante proyectos dentro de hospitales. “Fue todo un desafío porque teníamos la intención de seguir brindando este apoyo, pero teníamos que hacer un trabajo muy cercano y articularlo con los directivos de los hospitales. No fue sencillo, pero seguimos trabajando con las casas. Eso nos genera mucha satisfacción; seguimos apoyando a todos los que llegaron a nosotros”, señaló.

Pero para cumplir con el protocolo y minimizar la circulación de personas en las casas debieron hacer algunos cambios. “Nosotros damos muchos talleres y capacitaciones en las dos casas. El año pasado hicimos más de 350 y este año, a partir de que empezó la pandemia, esas actividades las tuvimos que cancelar”, lamentó.

Sandra Marcos, directora ejecutiva de la Casa Ronald McDonald´s Uruguay, agregó que, si bien tuvieron que hacer varias adaptaciones para cumplir con los protocolos sanitarios, “poder seguir ayudando a estos padres que llegan con niños con afecciones severas fue un gran logro, porque para ellos el problema era doble”.

Y relató: “Tenían un niño enfermo y en el medio de una situación de pandemia, con toda la incertidumbre, las preocupaciones. Entonces haber podido dejar las casas abiertas y ayudarlos en un momento doblemente difícil fue muy importante. Siempre es importante, pero en un momento de pandemia fue un doble desafío y un doble logro”.

Otro cambio que tuvieron este año estuvo relacionado a la comunidad de voluntarios. Normalmente son unos 100 distribuidos entre las dos casas, la de Montevideo y la de Tacuarembó.

“Ha sido un desafío mantenerlos sin venir porque es gente súper comprometida, muy motivada y que quiere el proyecto. Algunos de ellos están desde el principio, son muchos años. Lo que hicimos fue cuidarlos y, a pesar de que no vienen, que sigan en contacto, que se sigan involucrando con la casa, pero sin venir”, explicó Marcos.

La directora destacó el trabajo que realiza la comisión directiva y todo el personal que está detrás del proyecto: “Tenemos un equipo estable muy fuerte y motivado y eso también hizo la diferencia”.

En diálogo con El País desde Tacuarembó, Marcelo Secco, vicepresidente de la asociación, añadió que en el interior del país la pandemia no llevó a tantos cambios: la movilidad de la gente prácticamente no ha cambiado, pero “los problemas siguen estando”, y por eso resaltó la importancia de que estos proyectos sigan ayudando a las familias.

Señaló que “el desafío de ayudar es más importante que en Montevideo porque las opciones de este tipo de contención en el interior son pocas”.
Marcos resaltó que pese a que “es un año complejo para todos, seguimos recibiendo la solidaridad de la gente”. Y añadió: “Esta institución existe con una gran red solidaria que sostiene todo lo que hacemos. Así como están los voluntarios, hay mucha gente que colabora de manera individual con donaciones, hay empresas que también colaboran con donaciones, servicios o insumos. Y este año que fue muy especial para todos, tanto en lo individual como en lo empresarial. Seguimos teniendo ese respaldo, el de los que siempre nos han ayudado y de mucha gente nueva que se ha sumado”, sostuvo.

Marcos, directora ejecutiva de la Casa Ronald McDonald´s Uruguay, concluyó: “Esto es muy importante porque habla de la adhesión al proyecto, de las ganas de colaborar, de la solidaridad. En los momentos más complicados de la pandemia seguimos recibiendo llamadas de gente preguntando en qué podían ayudar con la institución. Somos una gran red, un rompecabezas de solidaridad, hay mucha gente que forma parte de esto”.

El 23 de octubre será el Gran Día, con algunas novedades.

El viernes 23 de octubre se realizará una nueva edición del Gran Día y la recaudación por las ventas de las hamburguesas Big Mac en todos los locales será destinada a la asociación y al Liceo Impulso.

Habrá algunos cambios para cumplir con el protocolo sanitario. Una de las opciones será la posibilidad de comprar un cupón que ya está disponible en cualquiera de los locales para luego retirar su Big Mac entre el 23 y el 29 de octubre. También ya pusieron a la venta los tradicionales “corazones” que salen $10 y luego se pegan en las vidrieras.

Quienes compren ese cupón a través de Mercado Pago, en este caso, la empresa duplicará la donación. Además, mediante envíos por delivery a través de Rappi o Pedidos Ya, el envío de la Big Mac durante la jornada del 23 de octubre será sin costo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error