MEDIO AMBIENTE

El coronavirus, las mascarillas y los guantes: ¿el inicio de un nuevo tipo de contaminación?

Activistas registraron lo que hallaron debajo del mar: gran cantidad de implementos descartables que son usados para evitar el contagio del COVID-19.

Lo que hallaron bajo el mar. Foto: Opération Mer Propre
Lo que hallaron bajo el mar. Foto: Opération Mer Propre

A la problemática de la contaminación por plásticos de un solo uso que se enfrentan los océanos desde hace años, se suman ahora todos los implementos descartables que están siendo utilizados para prevenir el coronavirus.

Así lo denuncia una organización ambientalista francesa que recientemente encontró mascarillas y guantes debajo del mar Mediterráneo.

Distintas publicaciones en las cuentas de redes sociales que maneja la organización Opération mer propere muestran cómo los activistas se sumergen en las aguas para limpiar un área cercana a Costa Azul, en Francia.

Las fotografías que lograron tomar registran los desechos que estas personas recogen del mar y en las imágenes se pueden ver los implementos de protección personal contra la enfermedad que afecta desde hace pocos meses al mundo entero, sobre todo mascarillas y guantes.

“¿Te gustaría nadar con la COVID-19?”, preguntan los activistas en uno de los posteos publicados que muestra cómo actualmente no solo se encuentran botellas de plástico o envoltorios de distintos alimentos debajo del mar, sino que también hay una cantidad importante de mascarillas quirúrgicas y guantes de latex, cuyo uso se incrementó en todos los rincones del planeta a partir de la pandemia.

Fue el fundador del grupo, Laurent Lombard, quien filmó las imágenes debajo del agua y las compartió en la cuenta de Facebook de la organización para alertar sobre esta realidad.

Lombard advierte que ha pasado mucho tiempo desde que se hallaron mascarillas debajo del agua, “ahora vamos a tener miles de millones”, dijo a la par que llamó la atención sobre “los inicios de un nuevo tipo de contaminación”.

El problema no está únicamente en los océanos. Solamente tres días después de que se flexibilizaron las medidas de confinamiento en Francia, por ejemplo, el personal que se encarga de la limpieza de las calles de París llevó a redes sociales su malestar tras haber hallado varias mascarillas en calles y veredas, según informa la cadena BBC.

Por el momento, legisladores buscan impulsar sanciones específicas que apuntan contra las personas que contaminan espacios públicos con mascarillas.

Uno de ellos es el diputado Eric Pauget, quien propone que las multas actuales de unos US$ 75 se eleven a US$ 330.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados