CIENCIA

Los 10 avances más importantes de este 2020

La lista de Science incluye la vacuna para la COVID-19 y adelantos contra el VIH, calentamiento global, genética, entre otros.

Algunos creen que la vacuna puede estar a fines de 2020. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Para los investigadores biomédicos en la primera línea contra la COVID-19, la carrera para desarrollar una vacuna ocurrió a un ritmo vertiginoso. La revista Science nombró el rápido desarrollo de vacunas efectivas contra el SARS-CoV-2 como el principal avance científico del año, pero también hubo otras innovaciones para destacar.

Vacuna contra la COVID-19.

La rapidez en encontrar una vacuna contra la COVID-19 ha sido una batalla inesperada, más desde aquel 31 de diciembre de 2019 cuando funcionarios de salud en Wuhan, China, informaron sobre un misterioso grupo de casos de neumonía. Hoy, varios países se encuentran en etapa de aprobación o ya en campaña de vacunación.

“Una confluencia de fuerzas impulsó la ciencia de cero a una vacuna a una velocidad revolucionaria. Nunca antes los investigadores habían desarrollado tan rápidamente tantas vacunas experimentales contra el mismo enemigo. Nunca antes tantos competidores habían colaborado de forma tan abierta y frecuente. Nunca antes tantos candidatos habían avanzado prácticamente en paralelo a ensayos de eficacia a gran escala. Y nunca antes los gobiernos, la industria y el mundo académico habían invertido tanto dinero, músculo y cerebro en la misma enfermedad infecciosa”, destaca la publicación.

Tijeras CRISPR.

La técnica que este año obtuvo el Premio Nobel en Química trató con éxito dos enfermedades hereditarias de la sangre: la beta-talasemia, que genera niveles bajos de la proteína hemoglobina que transporta oxígeno; y anemia de células falciformes, una forma defectuosa que da como resultado glóbulos rojos que bloquean los vasos sanguíneos y a menudo causan dolor intenso, daño a los órganos y accidentes cerebrovasculares. Tras el tratamiento, los pacientes no han experimentado ataques ni han necesitado transfusiones.

En la defensa de la diversidad.

A los pocos días de una confrontación racial contra un observador de pájaros negro en Nueva York, los científicos acudieron en masa a Twitter en señal de apoyo. El hashtag #BlackBirdersWeek pronto fue seguido por otros, en disciplinas desde la neurociencia hasta la física, todos con el objetivo de crear una comunidad entre los científicos negros. Science señala que muchos científicos ahora parecen más abiertos a la idea que el racismo sistémico es un problema en su comunidad.

Pronósticos más precisos.

Hace más de 40 años, los científicos climáticos más importantes del mundo se reunieron en EE.UU. para responder a una simple pregunta: ¿qué tan caliente se volvería la Tierra si los humanos siguieran emitiendo gases de efecto invernadero? La respuesta, generada por los entonces limitados modelos climáticos, indicó que si el dióxido de carbono atmosférico se duplicara desde los niveles preindustriales, el planeta se calentaría entre 1,5°C y 4,5°C, un rango que abarcaría lo meramente preocupante y lo catastrófico. Ahora, finalmente han descartado algunos de esos escenarios. Científicos afiliados al Programa Mundial de Investigación del Clima desarrollaron herramientas que permiten hablar de un rango entre 2,6°C y 3,9°C.

El estudio descarta algunos de los peores escenarios, pero casi garantiza un calentamiento que afectará las ciudades costeras, aumentará las olas de calor extremo y desplazará a millones de personas.

Ondas de radio espaciales.

En noviembre pasado, un equipo de astrofísicos identificó un magnetar, una variedad entre las estrellas de neutrones, como la fuente de los misteriosos estallidos rápidos de radio originados en la Vía Láctea. No obstante, todavía no se sabe exactamente cómo los magnetares producen las ráfagas de radio. Podrían provenir de cerca de su superficie, ya que las líneas del campo magnético se rompen y se vuelven a conectar, similar al comportamiento de las llamaradas del Sol. O podrían provenir de más lejos, cuando las ondas chocan contra nubes de partículas cargadas.

La pintura más antigua.

Hace más de 40.000 años, en la isla indonesia de Sulawesi, alguien se aventuró en las profundidades de una cueva y dibujó una serie de fantásticos cazadores con cabezas de animales que acorralaban cerdos salvajes y búfalos. La edad de las pinturas la convierte en el arte figurativo más antiguo conocido realizado por humanos modernos.

IA para entender una proteína.

Durante décadas, los científicos han luchado por resolver uno de los mayores desafíos de la biología: predecir la forma 3D precisa en la que se plegará una cadena de aminoácidos cuando se convierte en una proteína funcional. Este año lograron ese objetivo: un programa de inteligencia artificial predice la mayoría de las estructuras de proteínas con absoluta precisión. Debido a que la forma precisa de una proteína determina sus funciones bioquímicas, el programa puede ayudar a descubrir los mecanismos de las enfermedades, desarrollar nuevos medicamentos e incluso crear plantas tolerantes a la sequía y biocombustibles más baratos.

Controladores de elite para VIH.

Este año, científicos publicaron un estudio en base a 64 personas que sin recibir tratamiento antirretroviral, lograron mantener la enfermedad a raya, sin detecciones en su sangre ni desarrollar el mal. Aunque estos casos representan apenas el 0,5% de los casi 40 millones de infectados en el mundo, investigadores creen que abre una nueva puerta para un modo de controlar el virus en vida, sin que aún pueda hablarse directamente de una cura. Se les llama “controladores de elite”.

Superconductividad.

Los científicos han pasado décadas buscando materiales que conduzcan la electricidad sin resistencia a temperatura ambiente. Este año encontraron el primero, un compuesto que contiene hidrógeno y carbono comprimido a una presión cercana a la del centro de la Tierra. El descubrimiento está iniciando una búsqueda de superconductores a temperatura ambiente que funcionan a presiones superficiales típicas; tales materiales podrían transformar tecnologías y ahorrar la gran cantidad de energía desperdiciada cuando la electricidad se mueve a través de cables.

Aves inteligentes.

Dos estudios publicados este año sugieren que las aves tienen poderes mentales asombrosos. Uno revela que parte del cerebro aviar se parece al neocórtex humano, la fuente de la inteligencia humana. El otro muestra que los cuervos carroñeros pueden ser capaces de pensar de forma consciente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error