HISTORIA

Aguas Corrientes celebra su historia: abre museos y busca restos arqueológicos

Se iniciaron trabajos de recuperación patrimonial de la vieja usina y edificios; se podrá visitar en el Día del Patrimonio

Aguas Corrientes
Casa del Agua en Aguas Corrientes. Foto: OSE

Recordemos la lección de la escuela: los aguateros extraían agua del subsuelo, la trasladaban en carros tirados por bueyes, cargaban baldes sobre sus hombros y vociferaban el producto por las calles del Montevideo colonial. Pero las fuentes de las que se proveían se encontraban lejos de la ciudad y se veían frecuentemente mermadas o contaminadas. A esto había que sumarle las sequías, las epidemias y hasta los levantamientos armados.
La historia del abastecimiento de agua cambió, entonces, con la instalación de la Usina de Vapor, la primera planta que bombeó agua para la capital en 1871 –este año se conmemoran 150 años del primer servicio de las aguas corrientes del Uruguay–, y una tubería de casi 60 kilómetros, que fue responsabilidad de la Compañía de Aguas Corrientes de Montevideo Limitada y años después de la compañía inglesa The Montevideo Waterworks Company. Los obreros que se instalaron a orillas del río Santa Lucía dieron origen a Villa de Aguas Corrientes, que se encarga hasta hoy de enviar agua potable a la capital y su área metropolitana.

Ahora, la residencia del jefe de planta, la usina y demás edificios de la Planta de Aguas Corrientes forman parte de la Red Global de Museos del Agua, asociada al Programa Hidrológico Intergubernamental de la UNESCO, el único sitio patrimonial sudamericano de la lista. Y OSE, con el apoyo de la Cátedra UNESCO de Agua y Cultura de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de la República, inició trabajos arqueológicos y de revalorización de los bienes históricos. Los avances podrán ser vistos por el público durante el fin de semana del Día del Patrimonio.

Aguas Corrientes
Aguas Corrientes. Foto: OSE

“Los edificios que aún pueden verse y visitarse en la Planta de Aguas Corrientes estaban construidos con la piedra colorada del lugar y constituyen un claro ejemplo de la arquitectura de la revolución industrial, en especial su gran Sala de Máquinas, con grandes ventanales y un lenguaje reminiscente del primer renacimiento”, explicó Ingrid Grauert, miembro del Comité de Gestión de Bienes Histórico-Culturales de OSE.

Los diversos niveles y recintos que integran esta sala de máquinas se dividen y comunican a través de escaleras de hierro fundido y de entrepisos hechos del mismo material, todos realizados en Inglaterra.
El público podrá visitar la Casa del Agua, recuperada en 2019, que fue la residencia del Jefe de Planta. Esta fue construida en 1913 por el ingeniero George Nancollas y se trata de una planta cuadrada en torno a un patio con aljibe y que cuenta con una galería de chapa con frente de festón característico de la tradición inglesa. “En ella vivieron todos los jefes de planta hasta 1980”, apuntó Grauert.

En su alrededor hay otras viviendas, un jardín con varias especies de árboles, una fuente de hierro, una cancha de tenis y una piscina.

Aguas Corrientes
Casa del Agua. Foto: OSE

En la Casa del Agua funcionará un centro de interpretación y un archivo histórico. Y actualmente se están iniciando trabajos de mantenimiento en la Usina de Vapor.

El comité, además, está confeccionando los protocolos de mantenimiento y funcionamiento de los edificios históricos no solo en Aguas Corrientes, sino que el objetivo es que el Museo del Agua también contemple las usinas de los departamentos de Salto y Colonia.

Grauert contó sobre la historia del lugar: “Durante varios años la planta bombeaba agua bruta directamente como se extraía del río hasta que a partir de algunos episodios de olor y sabor producidos en 1886 se inició el tratamiento con el primer decantador construido en 1889, del cual mantenemos una parte. Al año siguiente se instalaron los purificadores rotativos Anderson y el canal de acceso a los sedimentadores”.

Aguas Corrientes
Sala de Máquinas en Aguas Corrientes. Foto: OSE

Este punto es relevante porque recientemente fueron encontrados vestigios de este canal. El Comité de Gestión de Bienes Histórico-Culturales de OSE también prevé su recuperación y puesta en valor para que sea visitado por el público. “Sabemos que pueden existir otras piezas de interés a recuperar”, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error