AHÍ ESTUVE

Márama habló con El País tras su regreso: planean gira por Argentina y nuevo disco

"Queremos romperla otra vez", le comenta Pablo Arnoletti a El País. Tras la salida de "Ya no llora", el grupo adelanta sus próximos planes y confirma que se presentará en el Gran Rex.

El regreso de Márama en el Teatro Movie. Foto: Estefanía Leal.
El regreso de Márama en el Teatro Movie. Foto: Estefanía Leal.

En el mínimo intervalo de su seguidilla de entrevistas, los músicos de Márama aprovechan la ocasión para sumergirse en las pantallas de sus celulares. Están entusiasmados y no dejan de sonreír. Son las 21.40 del martes y hace unos minutos publicaron “Ya no llora”, la canción que confirma su regreso tras cuatro años de separación. “Ya son 300.000 visitas en YouTube. ¿A vos qué te aparece?”, le pregunta el percusionista Pablo Arnoletti a Agustín Casanova, el frontman del grupo. “No, me acaban de decir que ya son 400.000 porque podemos ver la cifra en tiempo real”, responde. La sorpresa se adueña del apretado camarín del Teatro Movie.

“No pasó ni una hora”, le comenta, exaltado, Casanova a El País. “Nuestro récord es ‘Lo intentamos’, que generó 700.000 visitas en 24 horas. Es una locura”. Pero eso no es todo. Hace más de cinco horas que Márama es tendencia en Twitter y, por si fuera poco, 25.000 fanáticos vieron la transmisión por Instagram del minishow de media hora que el quinteto ofreció en el Teatro Movie.

Sin embargo, en los pasillos del Montevideo Shopping parece que nadie es consciente de lo que sucede. La gente camina con bolsas de tiendas de ropa, la seguridad está atenta al uso de los tapabocas y la música pop suena por los parlantes como en cualquier otra jornada. Lo mismo sucede con todos aquellos que están esperando, con pop en mano, entrar a una de las salas del Movie para ver la segunda entrega de No Respires. Sin embargo, un banner que muestra al grupo en la playa rompe con la monotonía del martes cualquiera. “#VolvióElVerano”, reza la imagen.

Pero dentro del Teatro Movie, al igual que en las redes sociales, la expectativa es casi asfixiante. Los productores corren con un walkie-talkie, las trabajadoras del cine le insisten a los invitados que tomen asiento y las cámaras de los noticieros se abalanzan sobre un costado del escenario para capturar la mejor toma. Es que, unos minutos después de las 20.00, Márama, protagonizará uno de los regresos más esperados del año.

Márama confirmó su regreso. Foto: Estefanía Leal.
Márama confirmó su regreso. Foto: Estefanía Leal.

Apenas se apagan las luces y la cantante Soledad Ramírez termina su entrevista con Rafa Villanueva para Súbete a mi moto, se escucha el grito de los fanáticos. Luego de un breve video que recopila los momentos más icónicos de la corta pero vertiginosa historia del grupo de cumbia pop —aparecen imágenes de su show del 2017 en Viña del Mar y recitales en Argentina y Uruguay—, los músicos salen a escena. “¡Buenas noches, público! ¿Qué tal mis amores?”, grita Casanova mientras suenan los primeros acordes de “Bronceado”, uno de los máximos hits del grupo. “¡Quiero escucharlos! ¿Cómo dice?”, lanza antes del estribillo y no hay tapabocas que amortigüe el canto a todo volumen.

“Si hay buena energía en el escenario, eso se empieza a transmitir”, le comenta el cantante a El País cuando termina el show. “La gente empieza medio tímida y después termina cantando”. Y el jurado de Got Talent Uruguay, que ya conoce la clave para meterse al público en el bolsillo, está en lo cierto. Sobre el final del recital, los gritos del puñado de fanáticas que bailan en sus asientos al ritmo de “Te amo y odio” y “Era tranquila” son tan agudos que ensordecen.

“La gente nos volvió a escuchar como antes”, comenta luego mientras un seguridad le pide a una trabajadora del Movie que espere unos minutos para que su hija pueda tomar una selfie con el cantante. “Estos años fueron como un descanso del oído musical porque llegó un momento en que Márama estaba en todos lados. Nosotros pensábamos lo mismo porque al tener tres shows al día se perdía el disfrute. Ahora es diferente porque lo sentimos como una alegría inmensa”.

Y eso se nota porque las sonrisas del escenario son las mismas que dominan ese diminuto camarín. El entusiasmo por la repercusión de “Ya no llora” y el anuncio del show del 17 de diciembre en el Antel Arena, deja salir unos cuantos chistes internos y varias felicitaciones. “Parece que no nos hubiéramos separado porque seguimos haciendo las mismas guasadas que cuando teníamos 20 años. Eso sí, estamos más profesionales”, aclara de inmediato.

Le adelantan a El País que ya están pensando en su nuevo disco. "Planeamos hacer canciones para sacar videoclips, que a la gente le gusta mucho eso y que funcionan como singles, pero queremos que Márama tenga otro disco. Con el primero tuvimos mucho éxito en su momento: fue doble platino en Uruguay y en Argentina también rindió mucho", adelanta Casanova.

El músico se refiere a Todo comenzó bailando, de 2015, incluía que incluía una seguidilla de éxitos ("Nena", "Loquita", "No te vayas", "Bronceado" y "Noche loca"), que los llevó a convertirse en los máximos referentes de la cumbia pop, el género que llegó a su cúspide en 2016. Tras algunos años en que los grupos comenzaron a investigar otras sonoridades más cercanas a la música urbana y el trap, la cumbia pop está renaciendo tras el enorme éxito de "Y si me tomo una cerveza", de los argentinos Migrantes. Parece que es el momento justo para el regreso de la banda.

"No te digo que sea planeado, pero lo pensamos", advierte. "Sabemos que la cumbia pasa un poco pero no pasa de moda, porque en el boliche te ponen a La Champions Liga y cantás como si fuera un himno. Al uruguayo y al argentino nos encanta el ritmo", dice.

A su vez, comentan en noviembre van a girar por el interior argentino y hasta están planeando un Gran Rex para el 2 de diciembre. La vuelta de Márama promete bastante. “Queremos romperla otra vez”, le comenta Arnoletti a El País. Y, por lo que reflejan las redes, el furor en torno al grupo ya está de regreso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados