Publicidad

La revancha de Luis Miguel, que regresará a Montevideo a 12 años de un fracaso y a casi 25 de su última visita

El último recital del Sol de México en la capital uruguaya fue en 1999. En 2012, el recital que lo iba a traer de vuelta fue cancelado por baja venta de entradas. Ahora, prepara el regreso para 2024.

Compartir esta noticia
luismi.jpg
Luis Miguel en vivo, 2023.
Foto: Difusión

Lleva, su nombre, cuatro días consecutivos entre los temas tendencia de Twitter, la red social rebautizada X y que se ha convertido en el parámetro actual de los temas de conversación. Si Luis Miguel está firme en el selecto y tan cambiante listado, al menos desde que comenzaron sus esperados shows en Argentina, es porque acapara miradas, genera polémica, acumula rumores. El último, alimentado por el periodista de farándula Luis Ventura, habla de que hay tres dobles que llevan adelante la gira regional en su lugar. Sobre eso, ahora, se imponen las nuevas noticias: el Sol de México volverá a Uruguay. Y ya no es solo un trascendido.

Ayer, mientras la prensa replicaba esta suerte de teoría conspirativa que intenta confirmar la presencia de dobles a partir de testimonios de vecinas, las redes oficiales de Luis Miguel confirmaron las fechas de su extensa gira 2024 y, finalmente, Montevideo está.

Se había adelantado en abril pasado, cuando El País informó que el Estadio Centenario estaba reservado para un recital del artista previsto originalmente para la primera semana de marzo de 2024, a cargo de la productora local AM que tiene —hasta el año que viene— exclusividad en el arrendamiento del recinto deportivo.

La fecha definitiva del show será el 16 de marzo de 2024 y, de momento, habrá una única función. El escenario aún no se oficializó, pero según supo El País ahora, el Centenario no es la única locación apalabrada. También hubo conversaciones con el Gran Parque Central.

Esta será la primera visita de Luis Miguel a Uruguay en 12 años, y la primera a Montevideo en casi 25.

Su última presentación en suelo nacional había sido en 2012 en Punta del Este, en el entonces Conrad; actuó el 20 de febrero en exclusiva para clientes del hotel. Pasó pocos días en el balneario y entre sus pedidos incluyó un tequila en particular, muchas velas de vainilla y la temperatura de su habitación fija a 23 grados.

Ese mismo año, la relación con Montevideo fue de sabor amargo: el Sol de México iba a presentarse el 10 de octubre en el Velódromo Municipal con la gira The Hits Tour, pero el recital fue cancelado semanas antes por la baja venta de entradas. Según declararon entonces los organizadores a la agencia Efe, el show “generó poca expectativa y se vendieron pocas entradas”. “Les ofrecimos a los productores cambiar el lugar del recital a otro más pequeño, pero nos dijeron que para solo 4.000 personas el artista no vendría a Montevideo”, dijeron.

Así, su última presentación en la capital uruguaya ocurrió hace casi 27 años, en diciembre de 1999 en el Estadio Centenario. Había estado allí mismo en 1996 y entonces era un buen momento: había lanzado el disco Nada es igual, que con éxitos como “Dame”, “¿Cómo es posible que a mi lado?” y “Sueña”, hecha para la película El jorobado de Notre Dame de Disney, revitalizaba un repertorio lleno de hits pop y de baladas grandilocuentes.

 20120925 Luis Miguel 316x167
Luis Miguel durante un recital en 2012. Foto: Archivo

Para 2012, sin embargo, su carrera cruzaba arenas movedizas. Los lanzamientos eran espaciados y las polémicas, crecientes. Ese verano se había convertido en el artista más caro en la historia del chileno Festival de Viña del Mar hasta el momento (cobró un millón de dólares por 90 minutos de show) y recibió un premio inédito —la Gaviota de Platino—, pero su pasaje por el evento estuvo rodeado de escándalos y acusaciones de censura, que se generaron luego de que se le prohibiera el acceso a decenas de periodistas acreditados. El cantante tampoco autorizó la transmisión de su concierto online y procuró que se cortaran las señales de celulares y de internet, para que no trascendieran sus imágenes.

Ahora, a sus 53 años, el panorama se proyecta distinto. El interés por la obra de Luis Miguel y la valoración compasiva de una historia personal dura crecieron desde que Netflix estrenó, en 2018, la serie biográfica protagonizada por Diego Boneta, que reveló por primera vez muchos de los fantasmas más íntimos del reconocido Sol de México.

Desde entonces, las reproducciones de su música en plataformas de streaming se dispararon. Tanto que, en julio pasado, Luismi se convirtió en el artista latino con más cantidad de canciones por encima de los 100 millones de escuchas en Spotify: un total de 23 temas.

El éxito de su gira 2023 es la muestra definitiva de su renovada popularidad. Tras cuatro años de inactividad que lo encontraron recluido y cosechando su perfil más bajo —luego de temporadas llenas de controversias, romances, actuaciones fallidas y problemas de salud—, el Sol de México volvió a los escenarios con impacto rotundo. De las 66 fechas que realiza este año en las Américas, solo dos figuran con entradas disponibles en su sitio oficial; para 2024, además de la de Montevideo, tiene previstas otras 50 presentaciones.

De su recital actual, que incluye canción nueva y una batería de éxitos inapelables, el diario argentino La Nación asegura que Luis Miguel brilla más que nunca. Uruguay se prepara para su propia dosis de brillo, de canciones, de reencuentro.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad