Publicidad

Tuvo una carrera como cantante infantil, fue protegida de Beyoncé y cumplió su sueño de ser princesa

Halley Bailey habla de su papel en "La sirenita", la primera heroína negra de los live action de Disney; cuenta su trayectoria y cómo hizo para llegar a su papel más deseado

Compartir esta noticia
Halle Bailey.jpg
Halle Bailey

Olas de emoción inundan a Halle Bailey. En marzo, cuando una niña pequeña la abrazó en Disney World, Bailey, que tiene el papel protagonista de Ariel en la adaptación con actores reales deLa sirenita, se esforzó mucho para mantener la compostura. Pero cuando una caja de muñecas de “sirenitas” decoradas con lentejuelas, cabello castaño rojizo y piel canela llegó a su puerta, no pudo contener la emoción.

“Solo me senté en el piso y lloré durante unos 30 minutos seguidos”, relató Bailey.

Como parte del dueto de hermanas artistas de R&B, Chloe x Halle, Bailey ha cantado sus propias versiones de clásicos de Beyoncé ante espectadores en YouTube y cautivó al público del Supertazón con el himno nacional. Pero la chica de 23 años oriunda de Atlanta creció idolatrando a la princesa Ariel de Disney y jamás imaginó que la interpretaría.

Cuando Bailey y sus hermanas mayores, Ski y Chloe (también tienen un hermano), nadaban con sus aletas imaginarias en la piscina de niñas, ella fingía ser Ariel y se escondía de Ski, quien hacía del tiburón comesirenas. A Bailey le atraía la curiosidad de Ariel por lo desconocido y sus agallas. La princesa con cola de sirena fue parte del motivo por el que aprendió a nadar, agregó.

“Tenía mucho en común con ella. Es por eso que conecté con el personaje”, contó Bailey. “Pero claro, visualmente, se veía distinta a mí”.

Tal vez parezca que Bailey está viviendo un sueño y, en muchos aspectos, asegura que es así. Pero antes de que las niñas pequeñas respondieran con alegría al tráiler de la película, hubo una reacción negativa, racista y despiadada, al anuncio de que una estrella de raza negra había sido elegida para interpretar a un miembro de la realeza de Disney. Para Bailey, la experiencia sirvió como recordatorio de la ausencia de princesas negras en su infancia y su esperanza de que haya más protagonistas de color en Disney para las próximas generaciones.

La trama de la versión de imágenes reales de La sirenita se mantiene bastante fiel a la original: Ariel pierde su voz para vivir en el mundo de la superficie y debe recibir un beso de verdadero amor del príncipe Eric. Pero, en esta adaptación, Ariel y el príncipe Eric comparten un fervor por la aventura y un hambre de conocimiento que supera su deseo de romance. En todo el filme, la potente voz de Bailey, así como su risa jovial y su carisma contagioso, la hacen parecer una princesa real.

No dejen que su actitud dulce y sus ojos afables los engañen, Bailey, quien interpretará a la joven Nettie en la adaptación musical de El color púrpura en diciembre, afirmó que no le dio miedo sumergirse en algo monumental -en este caso, su primer protagónico- y que tuvo un espíritu ambicioso desde la adolescencia, pese a un padre sobreprotector.

Nació en el seno de una familia musical. OutKast, Jill Scott y Musiq Soulchild siempre sonaban en su hogar de Atlanta y ella gravitó hacia artistas de jazz como Nina Simone y Billie Holiday. Halle y Chloe Bailey, ahora de 24 años, se presentaban por toda la ciudad ante cualquiera que estuviera dispuesto a escucharlas. Fueron persistentes -“¿Nos permite cantar para usted?”, recuerda haberle preguntado a Jermaine Dupri, ejecutivo de la discográfica So So Def- y pronto, los productores locales conocían sus nombres. En línea, publicaron sus versiones de clásicos de R&B, y cuando su interpretación de “Best Thing I Never Had” de Beyoncé se hizo viral, la propia estrella las descubrió y las reclutó en su sello discográfico, Parkwood Entertainment.

Como artistas prodigio acogidas por Beyoncé, las hermanas lanzaron sus propios álbumes, acumulando cinco nominaciones al Grammy. Fueron teloneras de Beyoncé durante su gira europea de Formation en 2016 y, dos años después, se presentaron durante su gira On the Run II. Desde conciertos internacionales en su adolescencia hasta convertirse en las protagonistas de Grown-ish, una serie derivada de un programa llamado Black-ish, las hermanas rara vez estaban la una sin la otra. No fue sino hasta el rodaje de La sirenita en 2020 que Halle se separó de su hermana. Pese a ello, el apoyo de Chloe fue desbordante.

“Me ha motivado muchísimo en todos los aspectos, ha intentado decirme: ‘Tienes estas alas hermosas, anda y vuela’”, comentó Halle. “Es muy lindo que mi mejor amiga me diga esas cosas”.

Aunque tienen sus propios apartamentos, viven en el mismo complejo. Cuando Halle recibió la llamada con la noticia de que había conseguido el papel protagónico, Chloe estaba al lado de su hermana y ambas se echaron a llorar.

El director Rob Marshall y otro de los productores de La sirenita, John DeLuca, tuvieron a Bailey en la mira para el papel desde que vieron a Chloe x Halle rendir homenaje a Donny Hathaway y Roberta Flack con una interpretación de “Where Is the Love” en los Premios Grammy de 2019.

Así que la invitaron a hacer una audición en Nueva York. Cuando llegó la invitación a su correo electrónico, Bailey supuso que era para interpretar a una de las hermanas de Ariel, no a la protagonista. Ella fue la primera actriz que hizo la audición para el papel. Cuando cerró los ojos y cantó “Parte de tu mundo”, Marshall se conmovió hasta las lágrimas.

“Hizo suyo el papel. Dijo: ‘Yo soy Ariel’, y eso fue lo más hermoso de todo”, narró.

Bailey se deleita al recordar cuando leyó el libro The Little Mermaid: Make a Splash en la Casa Blanca, cuando abrazó a las niñas pequeñas emocionadas en las muchas funciones de estreno del musical y cuando admiró las muñecas de sirena que tienen su mismo tono de piel.

“Es casi curativo para mi niña interior tener esta muñeca que se ve como yo”, concluyó Bailey. “Es muy significativo para tu autoestima y confianza”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Disney

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad