STREAMING

La película animada más premiada del año es una joya oculta de Netflix (y es excelente)

"La familia Mitchell vs. las máquinas" reúne a los productores de "Spider-Man: un nuevo universo", al director creativo de "Gravity Falls" y a Olivia Colman

"La familia Mitchell vs. las máquinas". Foto: Difusión
"La familia Mitchell vs. las máquinas". Foto: Difusión

Para celebrar que se convirtió en la película animada más premiada del año que terminó, La familia Mitchell vs. las máquinas publicó un afiche especial en el que su protagonista, Katie Mitchell, mira un paisaje sobre el que se reparte la extensa lista de reconocimientos. Allí están un total de 24 galardones, las nominaciones a los Critic’s Choice Awards y a los Annie, las estrellas que le dieron algunos críticos especializados y los nombres de los medios que se han desecho en elogios.

El gesto, el del afiche, es apropiado y a la altura de un film repleto de guiños al cine y la televisión y centrado en una adolescente con sueños de cineasta, que tuvo su lugar en varias listas de lo mejor del año.

¿El dato curioso? La familia Mitchell vs. las máquinas está en Netflix desde fines de abril de 2021. Es, quizás, una de las joyas mejores guardadas de un catálogo superpoblado de ficciones de dudosa calidad y excesiva popularidad, y es un título ideal para ver en familia en plena temporada estival con ola de calor.

Más de una docena de círculos, asociaciones y sociedades de críticos estadounidenses la reconocieron como la mejor película animada de 2021. También la premiaron los periodistas de Indiana, que además galardonaron a Olivia Colman por su performance vocal a la hora de interpretar a Pal. En tanto, la Asociación de Críticos de Utah le dio al film el premio a mejor guion original.

Los Globos de Oro, que se entregaron este domingo envueltos en polémicas, ni siquiera la nominaron; queda por verse aún qué ocurrirá con las candidaturas a los Oscar.

Pero aunque es probable que, como dicen todos esos galardones, La familia Mitchell vs. las máquinas sea la mejor película de animación de la última temporada, es también uno de los títulos más originales de los últimos meses, y eso trasciende el género en el que se la encasilla.

Es, como el título avisa, la historia de los Mitchell, una familia que todo el tiempo se reconoce como rara —y quizás lo sea— y de la que, por esas cosas que tiene la vida, dependerá el futuro de la humanidad, cuando la tecnología se rebele y pretenda extinguirlos (extinguirnos) a todos.

Al frente de esta aventura está Katie, una joven en pleno coming-of-age que está por partir a la universidad, tras su sueño de hacer cine, una pasión a la que le ha dedicado todos sus ratos libres. Esa búsqueda puso en jaque la relación con su padre, Rick, que no sólo no procesa bien el hecho de que su niña esté a punto de abandonar el hogar, sino que está aterrado por la posibilidad de que fracase. Sus miedos son trasladados a la chica y eso, se sabe, nunca sale bien.

El quinteto de los Mitchell lo completan una madre amorosa, Linda; un hermano pequeño que ama los dinosaurios y tiene problemas para vincularse, Aaron; y Monchi, el delicioso personaje de un perro pug. ¿O es un chancho? ¿O es un pan?

Los Mitchell salen de roadtrip para intentar reparar un vínculo fisurado, y en medio de ese viaje se encontrarán con que el promocionado lanzamiento de la compañía de tecnología de avanzada que revoluciona al mundo, unos teléfonos inteligentes que tienen piernas y brazos pueden ocuparse de las tareas del hogar, se rebeló y planea eliminar a los humanos.

A estos soldados los comanda Pal, un smartphone que fue incondicional para el cabecilla de la compañía, hasta que quedó obsoleto ante los últimos avances. El empresario tecnológico se llama, justo, Mark, un para nada sutil “palito” al dueño de Facebook y Meta. Y como si fueran caídos, dos robots averiados se unirán al bando de los humanos.

En el casting de voces originales están Maya Rudolph, Eric André y en papeles menores, John Legend y su esposa Chrissy Teigen. La que sobresale, claro, es Olivia Colman: un trabajo así parecía lo único que le faltaba a la británica para demostrar su excelencia actoral. Lo que transmite como Pal, esta reina de la revolución tecnológica, es algo fuera de serie.

"La familia Mitchell vs. las máquinas". Foto: Difusión
"La familia Mitchell vs. las máquinas". Foto: Difusión

Pero el de Colman no es el único nombre de peso en los créditos de Los Mitchell vs. las máquinas, una película nacida de los mismos productores de Spider-Man: un nuevo universo, la animación estrenada en 2018. El sello de Phil Lord y Christopher Miller es claro y es parte de lo que hace de esta, una aventura fabulosa. La combinación de tipos de animación y el cruce entre un estilo más realista, unos recursos en la línea noventera de Cartoon Network y una banda sonora entre el pop-punk y algún oldie o hit de temporada es irresistible.

Para completar, la dirección recae en manos de un debutante en las películas, Mike Rianda, cuyo principal trabajo hasta ahora fue la dirección creativa de Gravity Falls, una de las mejores series animadas de la década pasada (está en Disney+). Con ella, así como con Spider-Man, Los Mitchell vs. las máquinas comparte la agilidad, el manejo del humor, la eficacia de los chistes y el mensaje emocional y crítico que corre entre las líneas de las risas. Y sobre todo, la frescura y la originalidad que puede lograr que una tarde de enero, bajo un infernal calor montevideano, dos adultos de más de 30 años disfruten dos horas de un entretenimiento así de bueno. Puede comprobarlo usted mismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados