Publicidad

Seba González: 15 años haciendo humor, su viaje por Europa y el complicado primer aniversario de casado

El comediante uruguayo habla de este 2024 que inició con presentaciones en España e Italia; tendrá dos fechas en el Undermovie, cuenta cómo fueron sus inicios en el humor y sus proyectos.

Compartir esta noticia
Sebastián González.
Sebastián González.
Foto: Difusión.

Es uno de los primeros standaperos del Uruguay; comenzó hace 15 años cuando hizo un curso y desde entonces no paró. Sebastián González vive un gran presente profesional; el año lo inició en Europa donde fue a hacer presentaciones y también le abrió el show al conocido mexicano Franco Escamilla. También hizo presentaciones en México y Chile, con bastante éxito. En esta entrevista con Sábado Show, Seba González habla de sus inicios en la comedia, de la casualidad que conoció a su pareja y al stand up en la misma fecha, de sus próximos proyectos y los eventos privados.

—Festejás 15 años de carrera y este 2024 empezó en Barcelona con un show a teatro lleno con el standapero mexicano Franco Escamilla.
—No aclaremos que oscurece. Sí, fue en verano, como una especie de regalito por los 15 años que me hizo el universo. Obviamente no estaba en ningún tipo de plan que suceda eso, pero después saqué el uruguayo que tenemos dentro, me dio la mano y ya le agarré el codo y el hombro; porque me invito para Barcelona y al otro día tenía Milán y al otro día Roma y le digo: ¿Quién te va a abrir ahí? Me mandé y terminé abriendo esos shows también.

—Pero ya tenías fechas marcadas en Europa.
—Sí, había agendado una fecha en Madrid y otra en Barcelona. Así que arrancó bien el año. Dejó la vara alta para el resto del 2024.

—Y ya llevás 15 años de carrera.
—Sí, tengo CD’s de vídeos míos actuando en boliches, en el 2010, y ya no tengo dónde ver esos videos porque no tengo lectora de CD. Aparte está bueno porque son en el mismo lugar que donde está el Comedy que antes se llamaba Mess. Está el escenario en el mismo lugar donde yo me subí las primeras veces. Y mi idea es volver ahí, a las raíces. Además, estamos en tiempos donde Arjona, Ricardo Montaner, todos sacan discos con grandes éxitos, y si bien yo no canto, quise hacer lo mismo. Y en este show también hay grandes éxitos. Van a poder ver mis polvos de estrellas, por decirlo de alguna forma, los chistes que no pueden faltar y que me dieron de comer durante tantos años.

—Sos parte de una generación de standaperos que surgieron en Uruguay cuando no se conocía el género.
—Sí, yo arranqué con 21 años a estudiarlo, y a hacerlo a los 22. Cuando le dije a mi madre que me pagara el curso que valía como 450 dólares, primero me preguntó qué es stand up, y yo tampoco le supe explicar; le dije “es lo que hace Delgrossi”. Y la verdad que no me tenía fe porque yo en mi casa era muy tranquilo; salgo de casa y me transformo pero en casa soy muy tranquilo y tímido. Entonces no me tuvo fe y me pagué el curso con mis ahorros. Fue la mejor decisión que pude haber tomado, igual para que no quede como que mi madre es una mala persona, cuando me fue a ver a la muestra de ese primer curso, que me fue muy bien, me dijo “yo no puedo creer que seas vos el que está arriba del escenario”. Y después se ofreció a pagarme otro curso, me pagó una especialización en Buenos Aires. No confío en el principio pero después se subieron todos al barco.

Sebastián González.
Sebastián González.
Foto: Difusión.

—¿Y hay planes para más adelante?
—Estos festejos tienen dos fechas por ahora, y el año que viene me tendré que poner a trabajar de verdad, porque esto es como una despedida de esos chistes que hice mucho, e esa rutina, de ese monólogo que escribí. La idea es ver qué se puede hacer el año que viene. Alguna cosita nueva que voy a hacer.

—Te tomaste en serio esto de los 15, hasta aparecés vestido de blanco como haciendo exteriores.
—Claro, es la temática, son los 15 años, y voy a parodiar un poco, como ya lo hice en los exteriores con típica foto saliendo atrás del árbol, voy a parodiar un poco eso. Aparte, le voy a seguir mangueando a mi madre, porque tengo una hermana y le festejaron los 15. Así que ahora sí, vos pagame el sonidista, quiero este foco, esta luz, esto para la cinematografía, así que le voy a manguear.

—Los comediantes siempre tienen como temporada el fin de año, los llaman de empresas para hacer un monólogo; ¿eso se mantiene?
—Sí, trabajo mucho en fin de año en eventos empresariales, con un popurrí de todo lo que tengo, pero tengo ganas de ponerme a escribir algo sobre la oficina en sí, que ya tengo incluso alguna cosa porque hicimos “Trabajos como estos” en un momento, pero que sea todo sobre temática de oficina y los compañeros, el aire acondicionado, el jefe, el que paga, el cadete, el que lleva pescado para comer; y si bien no tengo mucha experiencia porque hace muchos años que no trabajo en una oficina, calculo que alguna cosa habrá cambiado.

Sebastián González.
Sebastián González.
Foto: Difusión.

—Y además de shows, tenés presencia en redes sociales.
—Sí, también tengo esta pata de influencer que por suerte también me viene bárbaro. Laburo bastante con marcas porque estuve al otro lado del mostrador, trabajé un tiempo en una agencia.

—Estuviste en México y en Chile en estos últimos meses, ¿el público reacciona de la misma manera que los uruguayos?
—Sí, porque a la hora de escribir siempre trato de que sea lo más universal posible, que lo pueda entender la mayor cantidad de gente. No me pongo a hablar muy específico ni de Uruguay o de un tema particular como los Pokémon, porque hay mucha gente que no le gusta, entonces hablo sobre la familia, la pareja, los amigos, y no importa de qué nacionalidad seas, porque tenés pareja, tenés amigos, tenés familia, y las familias son todas iguales.

—Tenés un buen presente profesional, ¿cómo está el personal?
—Cuando conocí al stand-up, ese mismo año conocí a mi esposa. Me acuerdo que en la primera cita le dije que me anoté en un curso de stand-up, voy a arrancar y no sé qué onda. Y 15 años más tarde estamos casados con un hijo y nunca más dejé de hacer stand up. El primer aniversario se cayó un viernes y yo tenía un evento que me pagaba bien. Le dije, Paula, yo sé que cae nuestro aniversario, pero me pasó esto y me dice: andá tranqui. Así que fui, hice el evento y salimos a cenar más tarde.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad