ENTREVISTA

Nelson Fernández adelanta el regreso del periodístico "Séptimo día", mañana en La Tele

El conductor habla de la salida del programa por el coronavirus, sobre el penal de 

Nelson Fernández
Nelson Fernández sobre el regreso de Séptimo Día. Foto: Archivo

Es un nuevo clásico de la televisión uruguaya que tuvo una breve pausa cuando comenzó a golpear la pandemia del coronavirus.

Mañana, después de Telemundo edición domingo regresa Séptimo día, programa que conduce Nelson Fernández junto a un gran equipo de periodistas para abordar los temas de la semana con su estilo. Si bien habrá algunos cambios en el elenco de periodistas del programa, Fernández todavía no puede anunciar quién llegará para ocupar el lugar de Valeria Superchi que se encuentra de licencia maternal y Raúl Ponce de León quien, por su edad, se encuentra en su casa. Sobre la duración de los informativos, la necesidad de estar informados, la competencia de periodísticos que habrá los domingos y cómo será ver a su hijo en diferido, habló Nelson Fernández con Sábado Show.

—¿Cómo se prepara el regreso de Séptimo día?

—Bien, ya estamos grabando las promos para el programa que regresa este domingo.

—El domingo se vuelve un día de periodísticos en televisión con Séptimo día que fue el primero en aparecer en ese día, ahora está Polémica en el bar y el mes próximo regresa Santo y seña que también va a estar en ese día.

—Sí, igual creo que es una lástima porque varios días hay solo programas de entretenimiento y hay un público al que le gustaría ver todos los programas.

—Sí, porque no solo van a estar todos el mismo día, también en el mismo horario.

—Cuando empezó Polémica en el bar, como nosotros íbamos más tarde, cuando arrancábamos, el programa ya estaba terminando. Y si bien Polémica en el bar es distinto, es un programa de actualidad y con invitados.

Nelson Fernández y Pablo Fernández
Nelson Fernández y su hijo, Pablo Fernández. Foto: Archivo

—En ese juego de la sana competencia van a estar los programas. ¿Cómo es tener a su hijo (Pablo Fernández) en un programa de la competencia como lo será Santo y seña? Ahora no lo va a poder ver en directo.

—Sí, a mí como periodista me gusta la competencia, porque así se beneficia el público. Uno tiene que hacer las cosas bien y cuando hay competencia es un estímulo. Me gusta ver los programas periodísticos, lo que me preocupa, más como periodista que como televidente es que si están a la misma hora, voy a tener que verlos grabado. Ver a mi hijo es una satisfacción y un orgullo. Lo voy a ver grabado.

—Por un lado faltan periodísticos en la televisión y por otro lado los informativos cada vez tienen más duración.

—Bueno, cuando uno dice los informativos, en realidad se está refiriendo a las revistas periodísticas. Entonces cuando uno dice los informativos son largos, ¿cuál sería la duración? Si la duración estuviera vinculada a noticias puntuales, en realidad los informativos es lo que llamamos flashes informativos. Me parece bien que estos espacios periodísticos sean más largos, para mí como público y como periodista me gusta que haya más espacio para la información y que se informen las cosas de acá a que haya una telenovela importada. Ahora aumentaron el tiempo en pantalla por el coronavirus, y está bueno que haya producción local, programas en vivo e información con cuestiones de la vida cotidiana. En realidad no entiendo a los que se quejan de que son largos.

Daniel Martínez, Ernesto Talvi y Luis Lacalle Pou junto al periodista Nelson Fernández.. Foto: Leonardo Mainé.
Daniel Martínez, Ernesto Talvi y Luis Lacalle Pou junto al periodista Nelson Fernández en el primer programa de "Séptimo día".. Foto: Leonardo Mainé.

—¿Por qué?

—Primero porque pueden estar viendo cualquier otra cosa o apagar la televisión pero me parece que para la gente es mejor. Además, la televisión informa a un público masivo. El resultado es que hay un público que está informado, pero la masividad se da con un montón de gente que lo único que hace es informarse a través de la televisión. Para ese público, cuanto más largos sean los espacios informativos, mejor, porque va a tener más acceso a la información y va a ser mucho mejor para todos, para la sociedad y la democracia.

—¿A qué se debió la pausa de Séptimo día?

—Tuvimos una pausa a fin de año, por el verano y después retomamos con un esquema que estaba relacionado con el inicio de un gobierno y el comienzo de una campaña electoral. El impacto del coronavirus trastocó todo eso. Entre medio las empresas de comunicación tomaron medidas, en algunos casos trabajo a distancia y el replanteo de cómo poder seguir trabajando pero manteniendo las medidas sanitarias con el riesgo de los programas en vivo. También hay una cuestión que golpea a todas las empresas detrás de la crisis sanitaria: una crisis económica. Entonces los medios analizaron y en ese marco, entre las primeras medidas fue suspender las emisiones de Séptimo día, pero desde el canal lo vieron como una pausa, que se volvía, y la pausa fue más corta de lo que podíamos pensar, porque hay una demanda.

—El público quiere programas como Séptimo día.

—Sí, quiere programas en vivo. La familia volvió a juntarse frente al televisor para ver lo que pasa en el país juntos. Antes, cada uno veía lo que quería por separado y ahora hay una gran concentración de público en horario central para ver lo que anuncia el gobierno y lo que se está haciendo. Estos espacios, como el de los noticieros tienen hoy una gran demanda. Entonces el canal, creo que contempló bien ese aspecto porque implica un esfuerzo enorme hacer producción local. Más con un programa como Séptimo día que tiene un equipo muy importante, no solo al aire, sino detrás de cámaras también.

—¿Qué medidas se toman por el aislamiento social?, ¿se mantienen los integrantes del equipo?

—Hay algún cambio en el equipo. Por ejemplo, Valeria Superchi no puede volver porque sigue con la licencia maternal y se está definiendo la incorporación de otra persona porque Raúl Ponce de León tampoco puede seguir porque debe trabajar desde su casa. La base es el mismo equipo pero se están haciendo ajustes, y se le suma algún nuevo integrante que se definen estos días.

—¿Cuál va a ser el diferencial de Séptimo Día habiendo tanta información del coronavirus?

Séptimo día es un periodístico de los temas que pasan en el país, hoy el coronavirus abarca todo. Nosotros también vamos a abordar otros temas, pero sí vamos a profundizar en los asuntos que se hablan en la semana. También los datos de la economía, no solo por el coronavirus, sino los demás números. La idea es abordar los temas de política, economía, sociedad pero fundamentalmente para el público televisivo y lo que necesita saber la gente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados