NOTA DE TAPA

Andy Vila íntima: "Mi exnovio fue el primero en escuchar mi nueva canción"

La conductora habla sobre Vínculos, su nuevo tema, y se somete a las preguntas picantes que suele hacer en Vamo Arriba. Revela, por ejemplo, el lugar más incómodo en el que tuvo intimidad.

Andy Vila. Foto: Daniel Ayala
Andy Vila. Foto: Daniel Ayala. Make up: Daniela Cardona Style: Pablo Vega para Amor Mío Looks: Siena

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Inquieta como pocas, Andy Vila incursionó este año en el rubro musical. Lanzó el tema Bla bla bla en marzo y la imponente repercusión la invitó a presentar una segunda canción. En el nuevo hit, titulado Vínculos, la blonda habla sobre la fragilidad de las relaciones personales, marcada por la reciente ruptura de su noviazgo. “Salía al aire todos los días con una sonrisa sintiendo una profunda tristeza en el pecho”, describe sobre el duelo.

En su rol televisivo, la comunicadora celebra un año al frente de Vamo Arriba, el programa de su carrera en el que se sintió más cómoda. Allí pone a los invitados entre las cuerdas con preguntas sobre su “intimidad”. En entrevista con Sábado Show, responde por primera vez estas picantes consignas que suele plantearle a sus víctimas televisivas.

-¿Qué te motivó a hacer otra canción después de tu incursión en la música a comienzos de año?

-Encontré un modo de expresión que me gustó mucho. Quiero seguir aprendiendo canto o música. No es que empecé una carrera como cantante porque mi profesión va por otro lado, pero me siento bien haciendo esto y no me gusta quedarme con las ganas.

-Tu primera canción fue una respuesta a las críticas en clave de humor, pero Vínculos tiene el enfoque de una carrera musical, ¿cómo fue dar ese paso?

-Bla bla bla, el primer tema, tuvo tanta repercusión que me cuestioné por qué no animarme a lanzar otros diciendo cosas que tenía ganas de decir. Tengo un montón de letras escritas, así que empecé a tomar clases de guitarra. Mi profesor Fernando Calleriza me preguntó si no me animaba a lanzar otro tema, y me incentivó a hacerlo desde otro lugar.

-¿Tomaste clases de canto?


-Sí, y me encanta. Estoy descubriendo que la voz se puede educar. Más allá de no ser una virtuosa en el canto, puedo trabajar la voz. Y me estoy animando a cantar más. Ayer hice mi primer acústico en televisión.

-¿Te animarías a hacer shows en vivo en algún boliche?


-Creo que sí. Depende de la propuesta, pero quiero y me animo.

-¿Tu voz está editada en el video?

-No. En el primer tema la voz estaba mucho más tocada porque todavía no me animaba a muchas cosas que en este tema sí. De a poco me voy soltando más.

-¿Cuál fue tu rol en la producción del videoclip, que exhibe un gran despliegue?

-Me volví loca las semanas previas: fui cantante, actriz y productora. Por suerte tuve un equipo maravilloso que me ayudó en cada decisión: la productora que me hizo el videoclip, Nico Osano en el vestuario, la dirección de arte, y hasta hubo una diseñadora de las joyas que se usaron. Yo quería reflejar en el videoclip la idea del diamante, y que haya vidrios y espejos rotos para representar la fragilidad de los vínculos. Al final no importa quién tiene la culpa: cuando el cristal se rompe, es muy difícil recomponerlo.

-¿La canción está dedicada a tu expareja?


-No, no está dedicada a mi ex. Es una canción que habla de lo que yo siento. Por supuesto que tiene que ver con mis vivencias y de lo que pasó en mi última relación. La escribí desde mi propia experiencia, del dolor que sentí cuando se rompió un vínculo importante. Me gusta lo que dice y lo quise compartir porque trasciende lo personal.

-¿Él te hizo algún comentario sobre la canción?


-Él fue el primero en escucharla y le gustó mucho. Yo necesitaba su aprobación para hacerla pública porque habla mucho de nuestra relación. Para mí era fundamental que no le hiciera mal escucharla. No quería que una expresión mía lo hiriera.

-¿Y qué te dijo sobre el contenido de la canción, en el que hacés referencias a la relación?

-Eso me lo guardo para mí. Fue una charla muy personal. Nosotros nos queremos mucho y tenemos una muy buena relación. De todos modos es una canción que habla más sobre mí que sobre él.

-Decís, por ejemplo, “otra vez en mi habitación buscando una explicación”...

-Sí, hubo muchas idas y vueltas en la relación, y a veces cuesta entender cómo el sentimiento no alcanza. Pero no hablo en todo momento explícitamente de mi última relación, aunque sea la raíz de lo que escribí.

-Da la sensación de que no es una relación superada...

-No, es muy reciente. Estos procesos llevan meses. Hoy lo tengo más procesado, pero en el momento en el que escribí la canción todavía estaba sintiendo la ruptura.

-¿Vos tenés ganas de volver con él?


-No lo sé.

-¿Seguís enamorada?


-No lo sé. Sé que es el hombre más importante que hubo en mi vida. Estuve casi siete años con él. Fue el amor de mi vida. Pero es muy reciente, no puedo contestar eso. Por supuesto que sigo sintiendo mucho amor. El tiempo cura, borra o pone las cosas en su lugar.

-¿Sabés si él sigue enamorado?


-No lo sé.

-¿Vos volviste a estar con alguien después de la ruptura?


-No, todavía estoy en un proceso de superar mi relación. No salí con nadie más. Es muy reciente todavía.

-¿Te costó salir al aire en un programa de entretenimientos mientras atravesabas el duelo?

-Sí, tenía que salir todos los días al aire con una sonrisa intentando dar lo mejor, pero por dentro estaba sintiendo un dolor fuerte en el pecho. Tenía una tristeza profunda. Es lo mismo que le pasa a todos los que transitan un duelo y tienen que seguir adelante, yendo a trabajar, a reuniones o presentaciones. Hay que mantenerse fuerte frente a un dolor tan grande como una ruptura.

La conductora sacó a la luz Vínculos, su segundo tema musical que reflexiona sobre las relaciones personales. “Siento mucho de la canción que escribí y es lo más sincero que puedo decir”, expresa sobre el flamante tema del que es autora. La música es de F
La música de Vínculos es de Fernando Calleriza y Martín López, y cuenta con la participación de Josefina Clipper. Foto: Alina Viera

-Se está por cumplir un año al aire de Vamo Arriba, ¿cuál es tu balance?

-Ojalá vengan muchos años más. En Canal 4 me recibieron como si toda la vida hubiese trabajado ahí, y Vamo Arriba es el lugar en el que me gustaría seguir. Tiene el estilo de programa que me gusta: es una propuesta en vivo, fresca, en contacto permanente con la gente, con premios, cocina e invitados. Yo me siento plena porque no hay nada más lindo que trabajar en un programa que elegiría ver si estuviera en casa. Armamos un equipo hermoso delante y detrás de cámara. Jugamos en equipo, cada uno con su estilo y su perfil, y eso es muy difícil de lograr en televisión, donde muchas veces priman los egos.

-¿En tus experiencias anteriores no habías trabajado bajo el mismo ambiente?

-Sí, pero nunca me había pasado tan de esta forma. Me pone muy contenta que los invitados siempre destaquen la linda energía que tiene el programa.

-¿Cuál es tu evaluación sobre el crecimiento propio?

-Me siento mucho más segura al aire. Estoy más contenta con la comunicadora que soy y me río más de mí misma. Acepto mis defectos y los uso a favor de mi trabajo.

-¿Te divierte el rol de ser la chica de las “preguntas sobre la intimidad”?

-No siento que tenga ese rol. Aunque pensándolo bien puede ser que lo tenga (risas). Me encanta salir de lo convencional, hacer preguntas distintas y jugar con esa línea de lo íntimo. Los invitados se divierten y se comprometen mucho con el juego. La mayoría no quiere perder y me pide ayuda para que no se les caiga el jenga. También me sorprende que me reconozcan en la calle por el juego. El otro día, cuando fui a votar, había unas niñas que decían “ella es la que juega al jenga en la tele”. Eso significa que está súper instalado.

-¿En reuniones de amigas sos de hablar sobre tu intimidad?


-Con mis amigas más íntimas no tengo problema en sacar el tema y soy de contar un montón.

-¿Te animás a responder algunas de las preguntas que hacés en el programa? Por ejemplo, ¿la situación más incómoda que sufriste al momento de intimar?

-Obligatoriamente las tengo que bancar y responder. La más incómoda fue cuando iba a tener mi primera vez con mi primer novio. Mis padres se iban de casa y yo quedé sola con él. Estábamos en ese momento en el que “estaba por pasar”. Después que mis padres se fueron, nosotros cerramos la puerta del dormitorio, ¡y a lo nuestro! Mi madre era muy cuida en esa época y volvió a casa sin que nos diéramos cuenta. Abrió la puerta del cuarto y nos encontró en la cama en un momento comprometido. No estábamos en una situación muy complicada, pero para que me viera mi madre era letal. Tiempo después me confesó que lo hizo a propósito. ¡Una bruja!

-¿Y el lugar más raro?


-Un hospital.

-¿Estabas internada?


-No contesto más (risas).

-Estamos a una semana del balotaje, ¿tenés una postura definida sobre si preferís la continuidad del Frente Amplio o el cambio encabezado por el Partido Nacional?

-Tengo una postura, pero no la hago pública. Tengo claro cuál es el candidato que voy a votar pero nunca lo voy a hacer público.

-¿Por qué elegís no contarlo?

-No es necesario exponerse a toda la agresión que conlleva compartir esa decisión. Es lo que les pasó a figuras como Lucas Sugo o Diego Delgrossi. Respeto mucho a quienes lo hacen, y es lo que debería pasar siempre. Pero yo prefiero no exponerme a lo que pasa cuando una figura pública dice su simpatía política. Es demencial lo que está pasando. Sería bueno que cada uno pudiera decir cuál es su decisión sin problemas. Por otro lado, también es cierto que quienes lo dicen es porque sienten una pasión importante por su partido, y yo no. Puedo votar a un partido en esta elección y a otro en la siguiente. Ahí hay otra diferencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)