Publicidad

Las razones de la derrota de Los Teros ante Italia en el Mundial de rugby y el mensaje de Esteban Meneses

Uruguay salió a buscar el triunfo ante los europeos y no lo consiguió por detalles, pero el entrenador hizo un pedido especial para que la Celeste siga mejorando en el plano internacional.

Compartir esta noticia
Los Teros ante Italia.
Los Teros ante Italia.
Foto: AFP.

ENVIADO / NIZA, FRANCIA
Cuando Los Teros salen a la cancha se da por descontado que la entrega, el sacrificio, la humildad, el esfuerzo, el pelear por el trabajo del compañero y empujar todos juntos es algo que siempre estará presente en esta selección que desde hace varios años se viene planteando objetivos cada vez más ambiciosos, producto de los pasos firmes y seguros que está dando el rugby de Uruguay a todo nivel.

Y el Mundial de Rugby 2023 marcó otro hito para ese crecimiento porque luego de clasificarse a la tercera Copa del Mundo de manera consecutiva -la quinta en su historia- la Celeste apostó fuerte y ayer tenía su primera prueba de fuego para ver si el equipo estaba realmente capacitado para hacer historia, tal como se lo había planteado en la previa a este certamen.

Y hacer historia significaba ganarle a Italia y a Namibia. Lo primero no sucedió, pero más allá del cimbronazo que provocó esa derrota por 38 a 17 en el Estadio Allianz Riviera de Niza y de la desazón de todos los jugadores, staff y dirigentes que integran la delegación en Francia, así como también los familiares y amigos que viajaron para alentar en la tribuna, hay que dejar en claro que Los Teros le salieron a jugar de igual a igual a países que tienen una competencia internacional de alto nivel durante todo el año, algo de lo que Uruguay carece.

Así y todo, la Celeste puso contra las cuerdas a Francia el 14 de setiembre en Lille y ayer en Niza, el equipo de Meneses le ganó con absoluta claridad un tiempo entero a una selección de Italia que está en el puesto 12 del ranking de World Rugby y que cuya competencia regular es nada menos que el mítico Seis Naciones, torneo en el que enfrenta a Inglaterra, Irlanda, Francia, Gales y Escocia.

En ese contexto, el objetivo de la Celeste no dejaba de ser tan difícil como ambicioso. Uruguay estuvo a 40 minutos de dar otro batacazo en una Copa del Mundo y cuando el árbitro australiano Angus Gardner pitó el final de la primera parte, los fantasmas de Kamaishi 2019 comenzaron a sobrevolar el Allianz Riviera que ayer tuvo a más de mil hinchas uruguayos.

Pero luego de una primera parte en la que con una buena defensa, posesión de pelota y jugadas concretas en las que Los Teros llegaron al try en dos oportunidades le permitieron a la Celeste irse al descanso, todo se desmoronó.

Manuel Ardao de Los Teros.
Manuel Ardao de Los Teros.
Foto: AFP.

Y no se vino abajo el plan por exceso de confianza o falta de actitud. Eso siempre estuvo en la cancha por el lado de Uruguay. Eso, a esta altura ya no se negocia y cada uno de los 33 jugadores que integran el plantel mundialista más los otros 13 que quedaron por el camino en la preparación, lo tienen más que claro.

Pero hubo una serie de errores que cometieron Los Teros y que a este nivel se pagan caro, porque Italia los aprovechó y fue una aplanadora: puso un parcial de 31-0 en el segundo tiempo con cuatro tries en 15 minutos para terminar llevándose un gran triunfo en Niza y comandar en solitario el Grupo A con 10 puntos, ya que logró la bonificación ofensiva (apoyar cuatro o más tries) en sus dos presentaciones hasta el momento.

Fallas a la hora de defender, indisciplina y no encontrar la pelota en el complemento fueron aspectos determinantes para que el plan de Los Teros se fuera derrumbando. Y sumado a eso, el golpe anímico que significaron los tries consecutivos de los europeos formaron un combo muy difícil de digerir.

“Estoy orgulloso de los jugadores y staff por la entrega y la pasión con la que jugaron. Vinimos a hacer historia, pero Italia jugó muy bien el segundo tiempo y los felicito. Nuestros objetivos son ambiciosos y este primer paso sabíamos que iba a ser realmente duro”, dijo Esteban Meneses en conferencia tras el encuentro.

El entrenador también marcó algunas falencias en el juego y confesó: “Fallamos en sectores de la cancha en los que no podíamos fallar. No pudimos hacer pie en la segunda mitad y ellos no perdonaron. Tuvimos enfrente a un Italia que tiene tremenda competencia y al que no se le puede dar ventajas. En el segundo tiempo nos faltó el protagonismo que tuvimos en el primero”.

La diferencia, esta vez, no fue física ni técnica, sino que más bien, radicó en los detalles. Y esos detalles se mejoran con la competencia de primer nivel, algo que Italia tiene todos los años y Uruguay no.

A propósito, Meneses dejó en claro su pensamiento: “Nos preparamos para estos dos primeros partidos sin haber jugado contra rivales de Tier 1 en la previa y estuvimos a la altura. Es cuestión de tener competencia para seguir mejorando. La competencia es lo que te hace crecer. La Unión de Rugby del Uruguay, el equipo y este staff están preparados para seguir creciendo, pero necesitamos competencia con los equipos que vamos a venir a enfrentar en el Mundial”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Mundial de Rugby 2023

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad