ARGENTINA

Sindy Ramírez, la uruguaya "todoterreno" campeona con San Lorenzo

Triunfó en el equipo de Boedo, le crearon una categoría para ella en Sauce y fue arquera por una semana previo a una final donde la rompió.

Sindy Ramírez celebra el gol anotado en el San Lorenzo-Boca. Foto: @CASLAFFemenino.
Sindy Ramírez celebra el gol anotado en el San Lorenzo-Boca. Foto: @CASLAFFemenino.

El Torneo Apertura 2021 del fútbol femenino de Argentina tuvo su final hace pocos días y contó una alegría celeste. Es que San Lorenzo se consagró en la competencia y la uruguaya Sindy Ramírez estuvo en el plantel y, además, marcó un gol clave.

Boca, el otro finalista, ganaba 1-0 desde los 19’, pero fue precisamente Ramírez quien puso el gol de la igualdad a los 90’. El juego se fue a los penales y allí las “Santitas” lograron el título.

Si algo le faltaba a Ramírez, muy querida dentro del club, era ese hecho y lo volvió a conseguir teniendo en cuenta que no es su primer título con la institución azulgrana.

“Estoy feliz porque siempre es lindo poder lograr el objetivo por el que venís peleando hace un montón de tiempo. Me costó caer, pero ya pasaron unos días de la consagración y estoy muy contenta”, contó Ramírez en diálogo con Ovación.

“El gol fue una locura pero son esas cosas que recordás por siempre”, sostuvo la futbolista. Destacada en Argentina y reconocida en Uruguay, la futbolista menciona que a veces es difícil definir su posición y que es normal en la vecina orilla la llamen como una “todoterreno”: “Soy una persona que me gusta aprender y jugar en el lugar en el que me toque o en el que me necesiten. Poder jugar en casi todos los puestos es también aprender en el día a día porque no es sencillo y tampoco lo es transmitirlo en la cancha. Si tengo jugar en todos los puestos trato de rendir al 100% porque soy una persona a la que le gusta aprender”, admitió quien de todas maneras asegura que es mediocampista ofensiva.

El plantel de San Lorenzo celebra el título del Torneo Apertura. Foto: @CASLAFFemenino.
El plantel de San Lorenzo celebra el título del Torneo Apertura. Foto: @CASLAFFemenino.

Y cómo no definirla “todoterreno” teniendo en cuenta que hasta fue arquera en la semana más difícil que puede tener un equipo: previo a una final de campeonato.

Fue en 2015 y también luciendo la camiseta del equipo de Boedo. “Fue una locura linda. La arquera (Brenda Molina) se fracturó tibia y peroné y ahí el cuerpo técnico resolvió preguntarme si me animaba y no lo dudé. En ese sentido soy bastante audaz. Me tuvieron que poner una semana antes un entrenador de arqueros para conocer las cosas básicas porque además no es un puesto fácil viven todas golpeadas y así terminé esa semana”, recuerda Ramírez.

De todas maneras, la jugadora nacida en el Sauce admitió: “Era como jugar de central, pero en el arco. Traté de hacerlo lo mejor posible, pero fue algo anecdótico que estuviera en el arco. Era un riesgo, pero la confianza que me dieron el cuerpo técnico y las compañeras fue muy importante y por suerte salió todo bien y fue increíble”. Y salió tan bien que San Lorenzo terminó siendo campeón frente a UAI Urquiza en un partido en el que a pesar de ir al arco dio una asistencia aprovechando un tiro libre.

Ramírez al lado de la arquera de San Lorenzo celebrando el título. Foto: @SanLorenzo.
Ramírez al lado de la arquera de San Lorenzo celebrando el título. Foto: @SanLorenzo.

Como la gran mayoría de las jugadoras que hoy se desempeñan en el entorno del Río de la Plata, comenzó jugando con varones. En su caso lo hacía en la escuelita del Sportivo Artigas de Sauce, donde igual había algunas nenas.

Definitivamente se cruzó con varones cuando comenzó a jugar al baby fútbol también en Sauce, pero a los 12 se le presentó una situación complicada. El baby fútbol había terminado y ella no tenía club para seguir jugando y el salvador fue su padre que se encargó de armar un equipo de fútbol femenino en el propio Sportivo Artigas.

“Tuve la oportunidad de disputar un torneo en el Complejo Celeste en el que estaba el técnico de la selección mayor y tuve la oportunidad de que me vieran y que a los 14 años fuera convocada a la mayor directo”, confiesa Ramírez.

Pero una vez más se presentó un problema. Para jugar en la selección tenía que estar fichada por un equipo de la AUF y ahí fue que comenzó a defender la camiseta del INAU. Como la edad se lo permitía, también defendió a la selección sub 17 y fue su buen andar que la llevó a destacarse y que llamara la atención en Argentina. Ese fue su primer contacto, y también pasaje, por San Lorenzo.

En Uruguay pasó por varios equipos ya que defendió a River Plate, Nacional y Wanderers antes de regresar al “Cuervo”, club al que retornó en 2014 y en el que se encuentra hasta hoy.

“Todoterreno”. Así la definen en Argentina y lo cierto es que las pruebas están. Si algo le faltaba era volver a levantar un título y lo consiguió siendo muy importante gracias al gol que le dio una vida más a San Lorenzo. Vida que fue bien aprovechada para ganar por penales y poder gritar una vez más: ¡Dale campeón!.

A DOS PUNTAS

Consiguió el título en futsal y definió dónde seguirá su carrera

Así como ocurre en Urguay, es normal también que varias jugadoras de fútbol femenino jueguen tanto en 11 como en fútbol sala y Sindy Ramírez lo hace luciendo la camiseta de San Lorenzo.

O al menos lo hacía hasta este año porque ya tomó la decisión de que se dedicará de forma exclusiva al fútbol de cancha a partir de la próxima temporada.

“En enero sali campeón con el futsal de la Supercopa Argentina y tomé la decisión de dejar y dedicarme solo al 11”, sostuvo Ramírez. La explicación que dio la futbolista, al tomar esta decisión se debe a que “llega un momento en el que pensás que te da el cuerpo para las dos cosas y jugar sábado y domingo, pero hay una cierta edad que el cuerpo te pide que pares un poco y por suerte me puedo dedicar solo al 11 y le estoy metiendo a eso”, agregó la jugadora de 30 años.

Su experiencia en San Lorenzo y sobre todo en el fútbol argentino la llevó a ser figura del fútbol de la vecina orilla y por lo tanto no sería extraño que su nombre pueda sonar en otros clubes. En relación a este detalle manejó que “siempre se nombra, pero traté de dejar todo eso a un costado”.

Es que la futbolista tiene decidido que continuará en San Lorenzo siempre y cuando en el club le mantengan las puertas abiertas: “Por ahora me quedo en San Lorenzo y es lo que tengo en la cabeza. Es como mi familia, estoy cómoda y espero seguir acá”, sentenció.

Campeona en fútbol 11. Campeona en futsal. Sindy Ramírez es un nombre que suena con mucha fuerza en el fútbol femenino de San Lorenzo y de la disciplina en general de la vecina orilla. Sus números la avalan y defendiendo la camiseta de las “Santitas” encontró su lugar en el mundo y en el fútbol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados