Publicidad

Pacha Espino: su nueva vida en Madrid, el jugador más difícil de marcar y la chance que dejó ir por una vacuna

El uruguayo está teniendo una muy buena temporada en Rayo Vallecano. Mientras se adapta a la vida en Madrid tras varios años viviendo en Cádiz.

Compartir esta noticia

A los 32 años, Alfonso “Pacha” Espino se destaca por ser un jugador experiente en LaLiga de España. A diferencia de muchos de sus colegas, su incursión en Europa ocurrió en 2019, a los 27 años, en una etapa más avanzada de su carrera. No obstante, su madurez le permitió consolidarse en una de las mejores ligas del mundo. Las primeras cuatro temporadas las vivió con el Cádiz, y a mediados de 2023 se unió al Rayo Vallecano. Recientemente, enfrentó al líder del campeonato, Real Madrid, logrando una destacada actuación y consiguiendo un punto crucial para el equipo en la lucha por la seguir en la Primera División de LaLiga.

En entrevista con Ovación, Espino compartió sus impresiones sobre el momento actual del equipo, la vida en Madrid y sus sueños.

-¿Cómo vivieron ese valioso empate contra el líder?
-Anímicamente nos benefició, ya que atravesábamos una racha negativa sin victorias. Habíamos ganado solo uno de los últimos 14 partidos, y estábamos en un periodo de cambio de técnico. Además de realizar un buen partido, este empate marca un punto de inflexión.

- Fuiste uno de los destacados en el partido, ¿cómo lo experimentaste?
-Bien. Jugamos como un gran equipo. Me sentí cómodo en la cancha y realizamos un buen trabajo colectivo. Para obtener puntos contra rivales fuertes, es necesario un esfuerzo extraordinario.

-¿Hablaste con Fede Valverde antes, durante o después del partido?
- Durante el partido poco, aunque jugamos en posiciones cercanas, nos cruzamos poco en el campo. Después del gol de ellos, le pregunté sobre un posible offside. Después del partido, no tuvimos mucho tiempo para hablar, ya que se retiraron rápidamente. Fui a saludarlo y desearle lo mejor, nada más.

- ¿Considerás que resultados como el empate contra el Real Madrid son clave para evitar el descenso?
-Cada punto y partido son fundamentales en la lucha por evitar el descenso. Debemos esforzarnos en cada encuentro. Estamos a ocho puntos del descenso, una ventaja considerable; debemos seguir sumando para evitar complicaciones.

Alfonso "Pacha" Espino disputa la pelota con Luka Modric de Real Madrid por la fecha 25 de LaLiga de España.
Alfonso "Pacha" Espino disputa la pelota con Luka Modric de Real Madrid por la fecha 25 de LaLiga de España.
Foto: AFP

-Estuviste en una situación similar con el Cádiz, ¿cómo transmitís esa experiencia a tus compañeros?
- Sí, estuve dos años consecutivos peleando el descenso. Es una experiencia complicada y emocionalmente desafiante. La presión constante afecta mentalmente y se refleja en el rendimiento en el campo. A mis compañeros les transmito que, a pesar de los resultados adversos, deben disfrutar del proceso y confiar en que, con esfuerzo y mejora continua, las victorias llegarán.

-Respecto al equipo andaluz, ¿cómo fue tu salida?
-Guardo un gran cariño por el Cádiz, ya que fue el club que me abrió las puertas en Europa. Salí porque sentí que era el momento de cambiar; los ciclos se cumplen. Cádiz ya no podía ofrecerme más, y yo no podía contribuir más de lo que ya lo había hecho en términos de crecimiento deportivo. Siempre recordaré esos años con cariño, siendo capitán, manteniendo al equipo en la Primera División.

Federico Valverde y Alfonso Espino. Foto: EFE.

-¿Cómo viviste enfrentar al Cádiz tras tu salida?
-Fue difícil, ya que se dio tres o cuatro meses después de mi salida. Había compartido vestuario con todos ellos hasta hacía poco. Fue un momento emotivo, aunque entendí que es parte del fútbol y de la vida. A veces pienso que es mejor no enfrentar a tu exequipo, pero en realidad fue una experiencia especial.

- Hay diferencias entre la vida en Madrid y Andalucía?
-Sí, es muy diferente. Madrid es una capital con todo lo que eso implica, cosas para hacer durante todo el día. El ritmo de vida es completamente distinto. Aunque vivo un poco alejado del centro, se percibe esa diferencia. En Cádiz y Andalucía, todo es más relajado y tranquilo, mientras que aquí es un poco más loquero.

-Hay varios uruguayos en Madrid, ¿se juntan?
-Sí, eso es lo bueno. Desde que llegué me han invitado a todo; Josema (Giménez) me ha escrito, (Federico) Valverde el otro día me dijo que cualquier cosa que precise, que está a las órdenes; siempre están a disposición. Los que nos juntamos más es con quienes vivimos cerca: Damián Suárez (ahora se fue), Mauro Arambarri, Gastón Álvarez. Vivimos acá a la vuelta y son los que me han sumado un poco en todo. Gracias a ellos creo que nos ha facilitado la adaptación.

-Respecto a tu incorporación al Rayo, mencionaste que Radamel Falcao fue clave, ¿cómo se dio?
-Me escribió mucho, él fue importante. También Oscar Trejo, que era capitán del Rayo, me escribió casi todo el verano también. Igual que el director deportivo, presidente, el técnico en su momento, me llamaron todos, me hicieron sentir muy importante, la verdad. Radamel me escribió un mensaje, me dijo que iba a estar muy bien, que iba a pasar bien en Madrid, que iba a vivir bien. En el sentido de compartir, es una persona más, la verdad que con todo lo que ha jugado, al final no deja de ser un compañero más, pero muy cercano, muy atento y la verdad que tiene una humildad de admirar.

-Hablando de Josema y de Falcao, ¿le preguntaste de aquel cruce que tuvieron?
-Le pregunté una vez, a ver si era verdad o no, me dijo que sí, que se acordaba, que algo le había preguntado, pero que habían pasado mucho años y ya no sabía ni de lo que era.

-Con casi 200 partidos en LaLiga, ¿te sentís asentado?
-Afortunadamente, he jugado en todos los años que estuve aquí, especialmente en el primero, que fue de adaptación. Ahora me siento asentado, con una experiencia más consolidada, y busco mejorar constantemente. En LaLiga, es difícil jugar si no estás en tu mejor nivel, tanto física como emocionalmente.

—Estás jugando también y marcando especialmente a los mejores del mundo, ¿Cuál es el jugador que te parece que ha sido más difícil de controlar?
—Todos son buenos y difíciles. El más complicado, que me pegó un paseo bárbaro, creo que fue (Ousmane) Dembélé, lo sufrí un montón. Después Nico Williams, del Bilbao, también, porque tiene facilidad para el uno contra uno.

- En algún momento se rumoreó que estabas cerca del Barcelona, ¿te hubiera gustado?
- Obviamente, sí. En estos años, me vincularon con todos los equipos por acá. Pero eso también es bueno porque dice del trabajo y el esfuerzo que he hecho para conseguir lo que estoy consiguiendo hoy, pero en su momento no sabía nada.

- ¿Seguís esperando el llamado de Marcelo Bielsa?
- Mientras siga jugando al fútbol, ese sueño estará presente. Trabajo con ese objetivo, ya que representar a la Celeste es una ilusión para cualquier uruguayo. Aunque aún tuve la oportunidad, jugar en LaLiga me da más posibilidades. Si no se da, seguiré alentando a distancia.

- ¿Qué de real hubo en aquella situación que se vivió contigo durante el proceso de Diego Alonso?
- Un poco de todo, en su momento tenía miedo a vacunarme por la poca información que tenía, que había leído. Como no me lo habían pedido en el club, yo no me vacuné por ese miedo, nadie me lo pedía, ni me obligaba. Cuando tocó la parte de estar en la situación resultó que la precisaba para viajar, para estar y por circunstancias, no me tocó; no sé si fue por eso en sí que no estuve o no iba a estar, pero al final fue uno de los factores.

- ¿Seguís la actualidad de Nacional desde España?
- Siempre trato de seguirlo, ya que es el club donde jugué y del cual soy hincha. Siempre estoy pendiente.

Alfonso Espino en Nacional. Foto: Gerardo Pérez

- ¿Cómo ves a Álvaro “Chino” Recoba como entrenador?
- Es un verdadero crack. Ahora está comenzando su carrera como técnico, mostrando muchas cualidades positivas. Sin embargo, estar en Nacional implica la presión de ganar constantemente. Creo que le irá bien por su experiencia, la facilidad que tiene para expresarse y ser comprendido.

- Compartiste equipo con Recoba, ¿ya se notaba que tenía perfil de entrenador?
- Sí, definitivamente. Con su experiencia ofrecía ayuda de manera simple y directa. Sus opiniones eran muy concretas, y con todo lo que sabe podría desempeñarse en diferentes roles.

- ¿Te planteás volver a Nacional en algún momento?
- Sí, me encantaría. Siempre digo que me gustaría retirarme en Nacional, aunque sea por seis meses. Actualmente, me siento en buen estado físico para jugar acá, pero también quiero estar en buenas condiciones y contribuir.

- Mirando hacia el futuro, ¿cuáles son tus metas a cumplir?
- En el corto plazo, busco hacer lo mejor posible y asegurar la permanencia con el Rayo lo antes posible. Sueño con participar en una copa europea; el equipo tiene un gran plantel, y con un buen rendimiento podríamos tener esa oportunidad el próximo año. También espero la posibilidad de ser convocado a la selección.

- ¿Ya pensás en el después?
- De a poquito pasás los 30 y vas pensando porque sabés que te queda menos. A mí me encantaría ser director deportivo, trato de formarme, hacer cosas para aprender y en esa búsqueda estoy.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Alfonso EspinoRayo Vallecano

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad