FÚTBOL URUGUAYO

Pablo Da Silveira ante las críticas a la intervención de Villa Española: "una opereta vergonzosa"

El ministro de Educación y Cultura se expresó tras la decisión que tomó el MEC y afirmó: "El MEC no actúa si no hay denuncia".

Obdulio Varela. Foto: Francisco Flores.
Estadio Obdulio Varela. Foto: Francisco Flores.

En las últimas horas el Ministerio de Educación y Cultura tomó la decisión de desplazar a las autoridades de Villa Española y hacer una intervención en el club tras irregularidades que fueron denunciadas por un grupo de exdirigentes.

Exdirectivos del club sostienen que no se ha convocado a elecciones como marca el reglamento, que no se han realizado asambleas de Memoria y Balance —y si se han hecho no fueron acorde a los estatutos—, además de considerar que Villa Española se ha transformado de una institución social y deportiva a una con enunciados políticos.

Pablo Da Silveira, ministro de Educación y Cultura, salió al cruce de las críticas recibidas por la intervención y lo hizo a través de un extenso comunicado en su cuenta de Twitter donde las define como "una opereta vergonzosa".

A su vez se encargó de dar a conocer de forma detallada los hechos que se fueron sucediendo alrededor de la denuncia presentada y el accionar del Ministerio de Educación y Cultura.

"Villa Española, como muchos clubes deportivos, es una asociación civil. El MEC es el encargado de darles personería jurídica. Las asociaciones deben solicitarla y presentar el estatuto con el que van a funcionar. El MEC lo aprueba y es el encargado de velar por su cumplimiento", sostuvo Da Silveira.

"Cuando algunos miembros de una asociación civil entienden que sus autoridades no están cumpliendo los estatutos aprobados, pueden hacer una denuncia ante el MEC. Entonces el MEC indaga y da oportunidades de defensa. El MEC no actúa si no hay denuncia", agregó.

Da Silveira dejó en claro que "hace algún tiempo, un grupo de socios de Villa Española presentaron una denuncia. Ante eso, el MEC está obligado a actuar. No se evalúan conflictos internos, ni intenciones, ni orientaciones políticas. Solo se verifica si se está cumpliendo o no el estatuto".

Y afirmó que "en el caso de Villa Española se denunciaron numerosos apartamientos. Y el MEC encontró lo que efectivamente parecían irregularidades: elecciones que no se hacían, decisiones de asambleas que no se respetaban, ausencia de una Comisión Fiscal en funciones".

Pablo da Silveira, ministro de Educación, en entrevista con El País. Foto: Francisco Flores
Pablo da Silveira, ministro de Educación, en entrevista con El País. Foto: Francisco Flores

Y a su vez también se refirió al propio estatuto del club que establece lo siguientes: "el articulo 5 obliga a la institución a mantener una 'absoluta prescindencia en materia política o religiosa'. Los denunciantes aportaron evidencia de que esto no se cumplía. Si ese artículo no estuviera en el estatuto, la discusión no existía".

"El Mec hace lo que siempre hace en estos casos: recibió una denuncia, analizó sus fundamentos, dio vista, analizó la respuesta de la institución, entendió que no era satisfactoria. Entonces decidió la intervención", agregó.

"Las garantías del debido proceso hacen que la decisión todavía no sea firme. La institución puede recurrir y puede asumir compromisos que hagan que la intervención no se concrete. Todo eso es normal y frecuente", aclaró.

"Ante una denuncia presentada por algunos socios, el Mec inició un procedimiento habitual y concluyó que efectivamente había irregularidades. Nada de esto tiene que ver con política. El Mec hubiera actuado del mismo modo, cualquiera fuera la orientación de las autoridades", manifestó.

"Presentar esto como un caso de persecución política es indefendible. Solo la ignorancia o la mala fe pueden explicar algunas reacciones", sentenció el ministro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados